Tecnología

Vibrador: el mejor amigo de quien lo compre

julio 4, 2019

Vibrador: el mejor amigo de quien lo compre

Antes de empezar a hablar de vibradores es importante aclarar que no hay nada de malo en explorar la sexualidad propia. Es ilógico pensar que en pleno siglo XXI aún haya personas que defiendan ideas retrógradas como que el juego sexual debe reprimirse. 

Los vibradores llegaron no solo para quitar tabúes sino para hacer que cada mujer se conozca,

se defina lo que más le gusta, cómo y en dónde le gusta. También para crear seguridad y autoconfianza, sin mencionar que les dará las habilidades para exteriorizar con su pareja. Aunque hay parejas que también lo utilizan como un juguete sexual. 

Los hay para todos los gustos

No todas las mujeres son iguales ni responden igual a los mismos estímulos, sin mencionar que algunas sufren de trastornos que frenan su sexualidad. Así que usar el vibrador adecuado garantizará orgasmos perfectos:

Los clásicos

Son los más antiguos en el mercado pero aun de todo el tiempo que ha pasado, siguen cumpliendo su función. Son aquellos que tienen una bolita en el extremo que sirven para estimular el clítoris e incluso la parte interna de la vagina, pero no simultáneamente. Aunque su vibración es súper efectiva.

Rabbit o de conejo 

Es la innovación en juguetes sexuales, constan de dos partes: la primera es un brazo con forma fálica que se introduce dentro de la vagina. La segunda es un suave estimulador del clítoris unido al brazo, que tiene dos orejitas de conejo para estimular doblemente la zona más sensible.

Para los dedos

Solo basta con introducir los dedos propios o los de la pareja en los orificios que estos traen y disfrutar de una masturbación de otro nivel.

Para el punto G

A pesar de lo que muchos hombres piensan ¡el punto G sí existe! Y hay juguetes que ayudan a encontrarlo y estimularlo. Tienen una forma angular que produce vibraciones o pulsaciones suaves para que la sensación no sea tan fuerte sino sutil y placentera.

Exclusivamente para el clítoris

Hay mujeres que solo alcanza un orgasmo cuando su clítoris está siendo estimulado, este tipo de vibradores está hecho para ellas. Algunos suelen simular las sensaciones del sexo oral, otros producen vibraciones o pulsaciones.

Entonces ¿cómo saber cuál es el vibrador que mejor se ajustará a los gustos de cada quien? Pues es una respuesta sencilla: probando y usando todos aquellos que te llamen la atención para así descubrir el que mejor se adapte a las necesidades de la mujer.

Tips para usar correctamente el vibrador

Una de las cosas más fáciles en la vida es usar los vibradores, pero de igual manera es necesario que se conozcan estos consejos para que la experiencia sea 100 % placentera:

Mientras más lubricante, mejor

En necesario recordar que el juguete sexual no se auto lubrica en la punta como lo haría un pene cualquiera, es por esto que usar lubricantes, que vayan bien con el material del juguete y con el tipo de piel, hará que la penetración sea mucho más sencilla, sin mencionar que el roce jamás será desagradable si se usa la cantidad correcta.

Ser paciente

¿Si se con un hombre porque no serlo con un vibrador? La mayoría de las mujeres no experimentan un orgasmo con el primer uso del dispositivo por sentirse nerviosas o por no saber qué hacer. Es por esto que hay que ser paciente para aprender a conocer el cuerpo. Es una fase fundamental.

Incluir a la pareja

Muchos se sienten intimidados cuando descubren que su pareja puede llegar a sentir placer sin ellos, entonces para evitar problemas de confianza o autoestima en la relación, incluirlos no solo hará que la experiencia sea más divertida sino que lo ayudará a conocer mejor a la otra persona. 

Usarlo en diferentes partes del cuerpo

A pesar de que los vibradores están diseñados para la zona íntima, explorar el cuerpo con el dará rienda suelta a la imaginación. Las zonas más erógenas para tocar son el cuello, los senos y la parte interna de los muslos. Aunque si excita sentirlo en partes como la cara, los pies o lengua, pues que que nada frene el sentir placer. 

Mantener al mejor amigo cargado 

Si el vibrador es de baterías, es recomendable que después de su uso se deje cargando hasta que esté completa. En cambio, si es de pilas, conviene comprar las que se necesiten y algunas más, para que la búsqueda de placer no quede a medio camino.

Evitar el agua 

Aunque es necesario cambiar la rutina con el juguete sexual para no aburrirse, el agua no será un buen aliado, a menos que se tenga uno que sea a prueba de ella. Si ese no es el caso, lo recomendable es alejar todo lo húmedo que no provenga del cuerpo.

Ventajas de usar un vibrador

Aunque ya se mencionó con anterioridad, es necesario quitarse de la mente las críticas autoimpuestas por sentir curiosidad cuando se quiere usar un vibrador, es necesario que se alejen de la mente las preguntas tales como ¿qué pensarán de mí si se enteran de esto? O ¿tendré algún problema por querer usar un juguete sexual?

Y es que usar un vibrador traerá incluso beneficios para la salud, tanto física como mental:

  1. Nivelará el estrés: usar el juguete preferido después de una larga y tediosa jornada diaria, hará que el ánimo mejore, la persona se sentirá feliz y relajada para continuar con otras actividades o simplemente para ayudarte a dormir.
  2. No se tendrá quejas de nadie: algunas mujeres opinan que tener un vibrador es mejor que tener a un hombre, ya que este no reclamará si cualquier día no se usa o si decide variar y jugar con otro modelo diferente.
  3. La vagina lo agradecerá: si se mantiene una buena higiene del vibrador, antes y después de su uso, jamás se sufrirá de infecciones o enfermedades.
  4. Orgasmos siempre garantizados: hay algunas mujeres que dicen: no todo es un orgasmo en el sexo, pero ¡claro que lo es! La sensación de culminar placenteramente el acto sexual siempre es inigualable. Si se usa un vibrador es porque se desea hacerlo y se desea un orgasmo. Es por eso que si aprende a usarlo correctamente los orgasmos no faltarán.

Comentarios