Sociedad

Propuestas para empezar a realizar cursos de peluquería

julio 11, 2019

Propuestas para empezar a realizar cursos de peluquería

 

 

Madrid es un lugar donde puede accederse a infinidad de cursos de formación, entre ellos, cómo no, los de peluquería, que pueden ser una oportunidad magnífica para, una vez superado, entrar a trabajar en una academia de peluquería Madrid.

 

La oferta de cursos es muy variada, por lo que a continuación vamos a dar unas ideas,  para elegir cursos de peluquería en Madrid, en los que se enseñan algunas de las técnicas más novedosas del momento:

 

Curso con la técnica Balayage

Este curso nos adentra en el mundo de las mechas y los reflejos, pero no como hasta ahora lo habíamos conocido. Normalmente, cuando hablamos de mechas nos viene a la cabeza cuando la peluquera nos selecciona mechones del pelo y con la ayuda de un pincel los pintan desde la raíz hasta la punta y los envuelven en un aluminio. Pues bien, la novedosa técnica Balayage va a revolucionar este campo.

 

Esta técnica proviene de Francia, pues desde hace ya bastantes años, los peluqueros franceses han hecho muy popular este tipo de reflejos y han conseguido que infinidad de famosas de todo el mundo lo lleven.

 

Esta técnica consiste en aplicar uno o varios tonos algo más claros, con respecto al tono general del pelo, en los largos del cabello, principalmente en las puntas. Se trata de una forma muy sutil y natural de aclarado, como el que puede hacer el sol. Habitualmente, se utilizan sólo pinceles para aplicarlo. Con éstos, se pintan aleatoriamente mechones del pelo, creando así una amalgama de tonalidades algo más claras que aportan una gran luminosidad al cabello. De entre sus ventajas, cabe destacar que, a pesar de que el cabello crezca, no es necesario acudir pronto a la peluquería, ya que sólo se aplica en las puntas. Además, aporta profundidad y volumen a la melena.

 

Curso de corte estilo Bob

 En este otro curso, aprenderemos a cortar el cabello al estilo Bob, que tanto se ha puesto de moda últimamente. A modo de ilustración, este corte surgió durante los años de la I Guerra Mundial, cuando las enfermeras que prestaban servicio en los hospitales de guerra lo llevaban por motivos de comodidad e higiene. Posteriormente, con el paso de los años, las mujeres seguían llevando este tipo de corte, pero ya no por los mismos motivos por los que se creó, sino porque era una forma reivindicativa de protestar su disconformidad con las normas de comportamiento social de la época.

El estilista impulsor del corte fue Antoine de Paris (el primer peluquero de la historia con fama mundial) y, en la década de los 60, Vidal de Sassoon, lo hizo muy popular entre las famosas, adaptándolo a distintos tipos de pelo.

 

En este curso. podrás aprender los distintos tipos de corte Bob. El Bob clásico es un corte a la altura de la mandíbula, sin capas, y en el que las puntas entran un poco por debajo del mentón para enmarcar ligeramente la cara. Después, tenemos el Bob en capas, que es exactamente igual que el clásico, pero con el añadido de capas, para dar más cuerpo y movimiento a la melena.

El Bob en ángulo, es el corte en el que el largo de la parte posterior es más corto que el de la parte delantera (pero tampoco se hacen capas). En contraposición, tenemos el corte Bob invertido, que es como el mencionado justo antes, pero con muchas capas apiladas en la zona posterior, adoptando una forma curvada, e incluso, según la cantidad de capas que cortemos, la nuca puede quedarse al descubierto. También, para las mujeres que prefieren tener el pelo largo, está el corte Long Bob, que tendría una forma de corte parecido a los anteriores, solo que se respetaría el largo más allá del mentón.

 

Y para los gustos más modernos y rompedores, está el Bob asimétrico (en el que, en la parte delantera, un lado es más largo que otro) o el Bob rapado (que es afeitar alguna zona de la cabeza).

 

Curso de color 

Puede introducirnos en el mundo de los tintes sin amoníaco, toda una revolución en el sector, gracias a la cual toda mujer puede teñirse sin preocuparse por las molestias y picores que los tintes tradicionales causaban.

 

También nos puede enseñar las últimas tendencias que existen en coloración: el rojo ardiente (con la gama de rojos profundos de Inoa RubilaneReds), el rubio helado (un rubio frío y reluciente, pero sin dañar el cabello y manteniéndolo sedoso, gracias al espléndido aporte de la tecnología Ionéne G e Incell) y el bronde (es un look, original de L’Oréal, en el que se consigue un resultado entre rubio y moreno; mezclando tonos de Inoa Moka y productos Blond Studio, para conseguir el bronde que más se adapta a las características del cliente).

 

Comentarios