Sociedad

Rutas diferentes para la España motera.

julio 24, 2019
Israel Guerra

author:

Rutas diferentes para la España motera.

La magnífica red de carreteras española nos permite movernos con facilidad de una localidad a otra. No obstante, para aquellos a los que les gusta viajar esta es una magnífica excusa para recorrerse la geografía española y conocer lugares que, de una u otra forma, sería muy difícil conocer.

 Andalucía, de este a oeste.

Andalucía es una tierra de contrastes. En pocos kilómetros podemos encontrarnos playa y montañas, como en la provincia de Málaga según avanzamos desde Antequera, un desierto como el de Tabernas o uno de los lugares más lluviosos de España, como la sierra de Grazalema.

Si somos más de playa que de montaña, tal vez deberíamos hacer alguna ruta por la provincia de Cádiz. De esta forma, por ejemplo, la ruta que va desde Tarifa a Caños de Meca es una ruta eminentemente marítima, que nos llevará paralelos al mar durante gran parte de nuestro recorrido, parando en pequeños pueblos tan icónicos como Zahara de los Atunes.

Si vivimos en el Levante y queremos hacer una ruta andaluza, no podemos perdernos la ruta por el Cabo de Gata. Esta ruta te permitirá descubrir paisajes desérticos y estar siempre cerca del Mediterráneo, mientras recorres la provincia en tu moto.

Sin embargo, si eres más de montaña, Sierra Morena, en la provincia de Córdoba, tiene un circuito sorprendente que ofrecerte. Las faldas de las montañas que separan Andalucía con Castilla ofrecen carreteras estrechas y serpenteantes que te permiten estar en contacto con la naturaleza a lomos de tu motocicleta.

Mar, salitre, lluvia, viento… el motero viajero, a diferencia de aquel que la necesita para, por ejemplo, ir al trabajo, necesita ir bien equipado cuando vaya a descubrir nuevos lugares por carretera. Es siempre necesario llevar ropa de moto de buena calidad, que te proteja y te permita salir indemne en caso de accidente o caída por el asfalto.

Redescubre Madrid con tu moto.

Madrid es mucho más que la capital de España. Más allá de la Gran Vía, sus torres, atascos o aglomeraciones, la capital del país siempre tiene cosas nuevas por descubrir y mucho que ofrecer, sobre todo a aquellos que tengan la movilidad necesaria para la moto. Porque, además de todo eso, Madrid es una provincia, con pueblos y parajes que merecen la pena visitar.

Siguiendo la A1 en dirección Burgos, podemos visitar lugares míticos como el circuito del Jarama, con más de cincuenta años de historia a sus espaldas. Em breve llegaremos a Torrelaguna, un pequeño municipio declarado Conjunto Histórico Artístico desde 1974.

Sin irnos muy lejos, Patones de Arriba es un pueblo encantador. A medio camino entre Torrelaguna y Uceda, este pueblo es famoso por sus cubiertas de pizarra. Situado en una pequeña montaña, es un pueblo que no nos dejará indiferentes.

El Berrueco es otro pueblo de Madrid, no demasiado conocido, que merece una parada mientras recorremos la provincia. Coronado con una atalaya árabe, El Berrueco nos ofrece numerosos sitios para comer y descansar durante nuestra ruta motera.

Si queremos un viaje más tradicional, pero que es perfecto para hacerlo en moto, es subir hasta el monasterio de El Escorial con nuestra moto. Desde la capital se tarda menos de una hora y ofrece una interesante subida hacia el impresionante monumento.

La dehesa extremeña.

Algo tiene Extremadura. A pesar de ser una de las comunidades autónomas peor conectadas con el resto del país, esto le permite tener unas rutas maravillosas a través de varias carreteras serpenteantes, aunque bien asfaltadas.

Una ruta altamente recomendable es la de la Sierra de Guadalupe, que nos permitirá conocer la provincia de Cáceres y las extensas dehesas extremeñas que la rodean, además de la comarca de Las Villuercas, que posee unos paisajes espectaculares.

Esta ruta nos permitirá contemplar las dehesas desde lo alto. La mayoría de árboles que vamos a observar son robles y encinas, abundantes en esta zona de Extremadura. La ruta se extiende por varios kilómetros, pudiendo dividirse en dos: una terminará en Guadalupe y otra en Aldeacentera.

Otra ruta, mucho más agreste, es la ruta Heidi, para la que deberemos llevar alguna moto de trail. En esta ruta superaremos los mil doscientos metros de altitud y descubriremos paisajes asombrosos. Se inicia desde el Puerto de Hervás y es una ruta de las llamadas circulares, que empiezan y terminan en el mismo punto.

Por nuestra seguridad, es muy importante siempre llevar uno o varios, si llevamos paquete,  cascos de moto cuando conducimos nuestra motocicleta, especialmente en estas carreteras secundarias que, aunque estén bien pavimentadas, son solitarias y pueden presentar complicaciones como árboles caídos o cruces de animales.

España nos ofrece paisajes espectaculares a nuestro alcance, unos pueblos pintorescos y acogedores, siempre a través de unas carreteras en buen estado. Bien equipados y con las rutas bien planificadas, estas rutas pueden ser una experiencia única para aprender más sobre nuestro propio país.

Comentarios