Sociedad

Comprar un coche en Alemania, lo que debes saber

12/08/2019

Comprar un coche en Alemania, lo que debes saber

Si eres un amante del automovilismo, seguro que en más de una ocasión te lo has planteado. Comprar coches directamente en Alemania es una opción por la que cada vez se decanta más gente en el momento de adquirir un coche nuevo.  Sin embargo, la realidad es que este trámite no está exento de complicaciones. Especialmente si no estás muy familiarizado con el sector.

 

A continuación hemos seleccionado una serie de claves que debes conocer antes de comprar el coche de tus sueños.

 

¿Coche nuevo o de ocasión?

Es una de las primeras preguntas que debes hacerte. Pese a que inicialmente el mercado alemán cobraba especial relevancia por la bajada de los tipos de interés de acuerdo a la normativa española, la realidad es que actualmente estas diferencias se han reducido considerablemente. Aunque todavía hoy en día a nivel de condiciones económicas sigue siendo mucho más favorable el mercado alemán frente al español. 

 

Sin embargo, en los últimos años ha existido un cierto repunte en el mercado de los vehículos seminuevos. Especialmente como consecuencia de la rapidez con la que el pueblo alemán acostumbra a cambiar sus vehículos, mucho más dinámica que lo que se acostumbra a realizar en España. Una simple visita a las diferentes páginas especializadas en este tipo de vehículos es suficiente para entender el por qué de que, actualmente, también merece la pena acudir al país germano en busca de un coche de segunda mano. 

 

Es importante que conozcas que existen empresas que tienen comerciales distribuidos a lo largo de las principales ciudades alemanas y que ofrecen el servicio de ir a visitar y peritar un vehículo en el que estés interesado. De esta manera, podrás evitar cualquier contratiempo en el momento de viajar. Una de las más conocidas es https://www.importarcoches.com/.

 

¿Cómo realizo el viaje?

Una vez escogido el vehículo que quieres comprar, una de las dudas más comunes es la que hace referencia a las opciones que existen en el momento de traer el coche a España. En este caso, son dos las opciones más populares por las que se decantan la mayoría de los usuarios. 

 

En primer lugar, empresas como la que hemos mencionado anteriormente cuenta con personal cualificado que se encarga de comprar el coche e importarlo a España. Es una de las opciones más seguras que existen, puesto que no tendrás que preocuparte por todos los trámites administrativos y por la incerteza que existe en el momento de enfrentarse a según qué tipo de multas. Ellos se encargan de realizar todo lo necesario para que el coche pueda ser traído a España de manera completamente legal. 

Sin embargo, sí que es cierto que esta seguridad tiene un precio añadido. Que, pese a no ser muy alto, no todo el mundo está dispuesto a pagar. Cuando esto ocurre, mucha gente opta por ser ellos mismos los que conduzcan por carretera hasta España. Ante esta decisión, es conveniente que planifiques al máximo el trayecto de vuelta. Puesto que entre España y Alemania existen más de 2.000 kilómetros y, en el caso de que no sepas alemán, las indicaciones no siempre están traducidas al inglés, por lo que puedes verte sorprendido con algún contratiempo que no hayas sabido planificar a tiempo. 

 

¿A qué aspectos debo prestar especial atención?

La documentación es uno de los aspectos más importantes a los que hay que atender, puesto que actuará como seguro de que estás realizando una compra completamente legal al mismo tiempo que podrás constatar que el coche está en perfectas condiciones. 

 

Revisa todos los papeles

Es importante que te cerciores de que el número de bastidor coincide con el de la documentación. Además, en Alemania existe una ley que obliga a que en la documentación aparezca si el coche ha sufrido o no accidentes, por lo que es una buena manera de asegurarte que la parte mecánica del vehículo se encuentra en buen estado. 

 

Del mismo modo, el coche debe contar con la última ITV pasada, el Certificado de Conformidad en regla, el Permiso de Circulación y el libro de mantenimiento, en el que se detallará cualquier aspecto técnico del vehículo.

 

Revisa el vehículo

Tanto a nivel externo como interno, es vital que prestes especial atención a cualquier golpe o detalle que no te encaje con la descripción inicial del vehículo. Cualquier cosa que veas que no termine de gustarte, no tengas problemas en hablarlo con el particular o con el concesionario al que está comprando el coche. 

 

De esta manera, tendrás la máxima información posible sobre el vehículo que estás adquiriendo.

 

Exige un contrato

El contrato es vital para demostrar que el coche, desde ese momento, es tuyo. De esta manera, en caso de que las autoridades te exijan demostrar que eres el verdadero propietario del vehículo, podrás hacerlo sin ningún problema.