Sociedad

Siempre habrá una furgoneta o camión en alquiler para cada necesidad

21/08/2019

Siempre habrá una furgoneta o camión en alquiler para cada necesidad

Furgoneta o camión son tipos de vehículos que en algún momento necesitaremos. Para ahorrar en costes, mayormente derivados del mantenimiento y la legalización, muchos particulares y empresas optan por alquilar uno de estos vehículos, bien sea en la modalidad de alquiler flexible o mediante renting.

En varias ocasiones se nos presenta la necesidad de usar un vehículo más amplio del que tenemos, para una mudanza, ir en grupo a un evento o realizar un viaje. Obviamente no son actividades que realicemos muy a menudo, por lo que la mejor opción es alquilar el vehículo más apropiado, que puede ser una furgoneta o camión, dependiendo de la necesidad.

En el caso de una mudanza, por ejemplo, lo que más necesitamos es espacio. No contar con un camión implica hacer decenas de viajes con todos los artilugios, muebles y la gran cantidad de objetos que puede haber en una vivienda, lo cual, aparte de quitar mucho tiempo, es engorroso y agotador.

Si se trata de un viaje, alquilar una furgoneta es la alternativa ideal que implica a la larga un ahorro de dinero en relación a todos los beneficios que ofrece. Si son varios los asistentes al viaje, no habrá que costear billetes de ida y vuelta para cada uno, ni los traslados en el destino a visitar.

La libertad y la independencia son dos aspectos muy valorados en el momento de estar de vacaciones, así que contar con un vehículo espacioso en el que todos los miembros de la familia viajan cómodos y con todo el equipaje que necesitan, es realmente maravilloso.

 

Servicio de calidad en Zaragoza

En Zaragoza se cuenta con empresas que se dedican al alquiler de furgonetas y camiones con alta eficiencia y calidad de servicio, para satisfacer las necesidades, tanto de negocios como para particulares y autónomos.

El proceso para concretar el alquiler de furgonetas en Zaragoza es sencillo. Bien se puede contactar a la agencia por teléfono, por WhatsApp o rellenar el formulario que aparece en los sitios web. 

El personal contacta al cliente y lo asesora para así ayudar al cliente a solventar su necesidad, por ejemplo, explicándole los tipos de furgonetas disponibles, ya que existen varios: de caja, de plataforma, con tripulación y frigorífica.

En lo que respecta a camiones, también desde el sitio web se puede iniciar toda la gestión para alquilarlos. Se trata de un procedimiento fácil y rápido de realizar, ideal en casos en los que el camión se está necesitando con urgencia. No se suelen solicitar una gran cantidad de documentos, ni tampoco requisitos imposibles.

También se cuenta generalmente con amplias y modernas flotas de camiones para alquiler, por lo que siempre habrá uno acorde a cada requerimiento. Entre los modelos disponibles están los camiones de 3.500 kilos, con capacidad de hacer traslados y envíos; también las furgonetas, las cuales son muy demandadas en empresas y los camiones de 12 m3, ideales para mudanzas grandes.

 

Alquiler flexible y renting

En la Comunidad de Aragón, y en general en toda España, son dos las modalidades de alquiler de vehículos que han ido ganando terreno por sus múltiples ventajas, que también aplican en lo referente a furgonetas y camiones.

Uno es el alquiler flexible, el cual se realiza a corto, medio, largo plazo, incluso de manera diaria, semanal, mensual y una vez al año. Por otro lado está el renting, el cual es únicamente a largo plazo. Se trata de coches nuevos con los gastos de mantenimiento y de seguro cubiertos, además de modernas prestaciones.

 

Es una opción también para empresas

Aunque el uso de furgonetas y camiones es más común en empresas, también alquilar este tipo de vehículos es una opción a considerar, ya que ofrece muchas ventajas.

Un factor a favor es que no hay que preocuparse por el mantenimiento del vehículo, ya que incluye mantenimiento, reparaciones cuando se producen averías y el desgaste normal por el uso constante, lo cual genera un gasto considerable que empresas nuevas con presupuesto limitados no tienen la capacidad de costear.

Tampoco se tendrá que realizar todo lo relacionado con la logística legal referida a impuesto de circulación y las obligaciones de seguros.