Sociedad

Elegir un coche, elegir un SUV

septiembre 25, 2019
Israel Guerra

author:

Elegir un coche, elegir un SUV

El coche es uno de los grandes gastos que las personas en edad adulta van a tener que afrontar en algún momento. En la elección entrarán variables como el tipo y consumo de carburante, las cualidades y características del vehículo, el uso que se la va dar en el presente y en el futuro (ya que la edad media de vida es de unos 11 a 13 años), etc.

Los tipos de coches que en este momento se encuentran disponibles en el mercado y entre los cuales se debe elegir son; el monovolumen, la berlina o sedán, el cupé, el hatchback, el descapotable, el roadster, familiar o ranchera, el todo terreno, crossover, deportivo, pick up y el SUV.

Este último, el SUV (Sport Utility Vehicle) es el más novedoso, el último tipo de coche que viene a cubrir una demanda cada vez mayor de un vehículo con unas características muy específicas. En la actualidad, se puede decir que son el producto estrella de la mayoría de las grandes empresas del motor. El Vehículo Utilitario Deportivo es en esencia un vehículo mixto, que es igual de útil y práctico tanto para funcionar dentro como fuera de la ciudad de manera óptima.

La opción de comprar un coche SUV está cada día más presente entre la población. Un interés que se demuestra en las estadísticas de este mercado que señalan que casi uno de dos vehículos vendidos en nuestro país es un SUV o un Crossover, parecidos, pero no iguales. En la sección especializada en todo lo relacionado con los coche suv que se comercializan actualmente en España y que se localiza en la página de todosobrecoches.com, se pueden apreciar claramente las diferencias.

Cómo saber que estamos ante un auténtico SUV

Teniendo en cuenta que los antecedentes de los SUV son los vehículos comerciales y militares que se fabricaron tras la Segunda Guerra Mundial, se puede tener una idea de sus características más notables. En sus principios podían parecerse a algún tipo de camioneta ligera, después adoptaría la forma de una minivan, sobre todo en lo que se refiere a su diseño interior, que es muy amplio.

El SUV apareció para cubrir la necesidad de un coche sólido, robusto y seguro como un todo terreno. Pero eso no tendría que dar de lado a la versatilidad necesaria para circular por la ciudad, ni tampoco a la adaptación necesaria para ser un coche familiar resistente.

Diferencias con el todoterreno y con el crossover

Un SUV es más económico que un todoterreno, generalmente consume menos combustible, ya que su peso es menor por el chasis reforzado que estos portan. Los neumáticos que usan los SUV son mixtos, es decir, trabajarán mejor que los todoterrenos sobre asfalto, pero también tiene buenas aptitudes por terrenos distintos. Son coches más fáciles de conducir, la mayoría de ellos no necesitan del bloqueo de diferencial para su adaptación a terrenos difíciles.

Sobre todo, las diferencias se pueden apreciar en el interior. Su habitáculo es más amplio y cómodo, pensado para viajar confortablemente toda la familia y tener espacio suficiente para una buena cantidad de equipaje. La suspensión alta, capos altos y bajos reforzados también son notas distintivas. A medio camino entre el crossover y el todoterreno, se ubica el tipo SUV.

Las furgonetas camperizadas

Los SUV y los todoterrenos están hechos para disfrutar de la naturaleza, pero si se quiere sentir el verdadero contacto con ella, el vehículo tiene que estar completamente adaptado. Estas adaptaciones, como mejor se llevan a cabo, es en furgonetas que se someten al proceso de camperización.

Para transformar una furgoneta camper en madrid, es decir, convertir una furgoneta en un vehículo vivienda, la empresa kangaroo campers está considerada la referente en estos trabajos de forma profesional en la capital de España.

Por parte del interesado, se espera que tome una serie de decisiones para facilitar la labor en la camperización de la furgoneta. El primer paso de todos es elegir la furgoneta. Según las necesidades, deberá decidir si se quiere una minicamper, una camper mediana o una camper grande. Dentro de esta decisión, tendrá que tener en cuenta si se prefiere techo alto o techo bajo.

Deberá tener cierto mantenimiento, para lo cual se necesitará comprar material, tener en cuenta el aislamiento, la instalación de una ducha y pasar por el proceso de homologación, desde furgoneta camper a furgón vivienda.

Las reformas que suelen hacerse son muchas y variadas, desde la instalación del mobiliario, hasta la cocina, el fregadero, el asiento cama, revestimientos del suelo y techo, instalación de claraboyas, placas solares, cargadores de batería, calefacción, nevera, calentador, depósitos y bomba de agua, electricidad…

Homologar la camper

Este es uno de los trámites que más ha crecido en los últimos tiempos, para ello es imprescindible instalar y legalizar al menos una cama y un mueble. El principal beneficio que se recoge de esta homologación es que la ITV se pasará de forma anual y no cada 6 meses a partir de los 10 años.

Para la legalización de la camper se necesita la descripción de todo lo instalado y croquis de la furgoneta ya finalizada, el nuevo peso de la furgoneta, foto de las placas de los aparatos que utilicen alguna fuente de electricidad, nueva altura si ha variado por la instalación de claraboyas o placas solares, material usado para el mobiliario y en los revestimientos, fotos interiores y exteriores de la furgoneta, ficha técnica y permiso de circulación escaneado del vehículo por las 2 partes.

También es necesario el proyecto técnico, informe de conformidad de laboratorio acreditado, la dirección de obra, el certificado de montaje, boletines firmados por el instalador si se instala electricidad (a 220v) y gas.

 

Comentarios