Sociedad

Energía fotovoltaica, una respuesta al cambio climático

septiembre 25, 2019
Israel Guerra

author:

Energía fotovoltaica, una respuesta al cambio climático

El cambio climático es, sin duda, uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad en estos tiempos.

Es una amenaza global de grandes implicaciones para la economía, la producción de alimentos y la vida en las principales ciudades del mundo ubicadas cerca de las costas, debido a las nuevas pautas climáticas capaces de provocar inundaciones catastróficas, aumento del nivel del mar, sequías e incendios forestales en distintos continentes.

Una solución oportuna

Afortunadamente todavía se pueden detener, y paulatinamente revertir, los daños que la actividad humana ha hecho a la naturaleza.

Una respuesta ingeniosa y que puede tener un gran impacto a corto y medio plazo, son los avances que los científicos y empresas preocupadas por este problema han realizado el área de la energía fotovoltaica.

¿Qué es la energía fotovoltaica?

Sin duda, esta es la primera pregunta que hay que responder, la fotovoltaica es la energía renovable que se obtiene al transformar la radiación del sol en electricidad por medio de unos paneles semiconductores, contentivos de celdas solares que hacen el trabajo.

Esta es una práctica cada vez más popular, por eso están surgiendo empresas que promueven este tipo de energía, como Geesol, que es una empresa dedicada a la instalación de placas e instalaciones fotovoltaicas en hogares y empresas de Andalucía occidental.

Principales ventajas

Gracias a la concienciación medioambiental de los últimos años, el uso de las energías renovables está cada día más presente en la vida cotidiana de muchas familias, empresas y comunidades.

Por eso es muy importante conocer las ventajas de este tipo de alternativas, en especial la que ofrecen una solución por medio de la transformación de luz solar.

Ahorro económico. Este es la principal y más evidente ventaja que tiene este tipo de sistemas. Las instalaciones fotovoltaicas, otorgan el beneficio de poder desconectarse de la red tradicional de electricidad y del pago mensual, para producir su propia energía.

Hay que hacer una inversión inicial, sin embargo cada vez es más corto el tiempo de amortización del dinero por este cambio de sistema. Otro factor importante a tener en cuenta, es que en la medida que la tecnología fotovoltaica ha ido evolucionando su coste es cada vez menor, por eso a nivel mundial ya está consolidada como una alternativa muy competitiva a otras fuentes de energía.

Electricidad sin contaminación. Aparte del ahorro económico que representa, el optar por el autoconsumo, la ventaja que más destaca entre muchas otras, es la posibilidad real, de contribuir con la reducción de los gases contaminantes, principales causantes del cambio climático y el efecto invernadero que tanto daño hacen al medio ambiente y a la vida en el planeta.

La luz solar es una fuente inagotable de energía renovable y limpia, contrario a las opciones que ofrecen las grandes empresas tradicionales, que usan combustibles fósiles, no renovables, sucios y contaminantes para producir electricidad.

Disponibilidad eficiente de energía. Las instalaciones fotovoltaicas cuentan con la gran ventaja de que se pueden adecuar muy bien a las necesidades energéticas de cualquier hogar, comercio o industria, esto permite hacer solo la inversión requerida para tal fin, disminuyendo los costes y haciéndola más eficiente, ya que la fuente generadora de electricidad está mayormente cerca al el sitio de consumo.

Las propiedades se revalorizan. El mercado inmobiliario tiene predilección por las propiedades que cuentan con instalaciones fotovoltaicas en funcionamiento, ya que estas aumentan el valor de la vivienda y atrae a personas preocupadas por el medio ambiente que prefieren un lugar acondicionado con estas tecnologías que tener que invertir en una propiedad que no la tenga.

Una inversión con beneficios a largo plazo. Una vez efectuada la instalación del sistema de generación fotovoltaica, y con un tiempo cada vez más corto de amortización de la inversión, gracias a los avances de la tecnología, se podrá disfrutar de energía limpia durante un periodo de entre 25 y 30 años y con un mantenimiento adecuado prolongar su buen funcionamiento por una década más.

Autoconsumo fotovoltaico

Consiste en la generación de manera individual a una pequeña escala de electricidad por medio de paneles fotovoltaicos para el propio consumo.

En el caso de las empresas esto representa una reducción significativa de sus costes con una mejora de su imagen, ya que esta práctica refuerza su compromiso con el medio ambiente y para las familias un ahorro sustancial en su cuenta de electricidad.

Tipos de autoconsumo:

  • Directo. Es aquel en el que la energía es consumida en el momento de su generación, es decir durante el día, para compañías y negocios donde su actividad comercial y productiva es principalmente diurna, es la ideal.
  • Con baterías. En este caso las instalaciones cuentan con un sistema baterías, con la finalidad de almacenar la energía producida durante el día para ser consumida a lo largo de la noche, este tipo de autoconsumo es de gran beneficio en hogares donde las personas realizan el mayor consumo de electricidad después de regresar del trabajo.

Para finalizar, es importante resaltar que los sistemas de generación de electricidad por medio de la energía del sol, son una de las mejores alternativa para las viviendas e instalaciones ubicadas en sitios rurales o remotos donde no llegan las redes eléctricas convencionales.

Comentarios