Sociedad

¿Para qué quiero unos prismáticos?

octubre 15, 2019
Israel Guerra

author:

¿Para qué quiero unos prismáticos?

Para el turismo, la caza, el senderismo, para observar animales en la naturaleza, para contemplar los astros, para esos viajes y momentos que nos dan la oportunidad de acercarnos a lugares sin molestar o que son complicados de alcanzar, pero que merecen ser observados, el uso de un prismático es la solución ideal

Cuando elegimos un destino turístico siempre hay cosas que ver, no solemos ni queremos quedarnos metidos todo el tiempo en el hotel, salimos a descubrir las maravillas que nos ofrece el entorno y, en el caso de que lo que queramos observar se encuentre lejos, vamos a necesitar el uso de unos prismáticos que nos acerquen a ese rincón especial, un nido de águilas, un rebaño de corzos, los detalles de una fachada en una catedral… para poder espiar de cerca toda su belleza.

Los prismáticos deben formar parte de esos utensilios que llevamos en el coche, pues en cualquier momento aparece la oportunidad de observar un evento extraordinario, natural o social que no alcanzamos a discernir con claridad a simple vista.

En más de una ocasión hemos divisado un objeto volante que no logramos identificar, y hubiéramos deseado tener unos prismáticos para ver si, efectivamente, eso que vemos es lo que pensamos.

¿A cuántos conciertos hemos asistido y nos ha tocado ver a los músicos en la pantalla, como si no estuviéramos en directo? ¡Cómo nos hubiera gustado tener unos prismáticos para estar cerca de ese cantante que tanto admiramos!

Cuantas veces hemos paseado por la sierra y hemos querido comprar prismáticos para ver un choque entre cabras montesas en la distancia… Por todo esto y mucho más se hace imprescindible saber elegir y comprar prismáticos que se adapten a nuestras necesidades, ya sean turísticas, cinegéticas, astronómicas, o para observar estructuras, como el Cañón del Colorado, monumentos naturales, como las cataratas del Niágara o el glaciar Perito Moreno, para no molestar a los animales en su entorno si hacemos un safari o nos internamos en bosque y selvas…

Para el aventurero, para el caminante tranquilo, para el observador ocasional… es esencial este complemento que le haga disfrutar más de sus actividades. Pero, ¿qué prismáticos elegir? ¿Qué diferencias puedo encontrar entre ellos? Sigue leyendo, te ayudamos en tu decisión.

¿Cómo acertar en la compra de un prismático?

Como suele ocurrir, en casi todo lo que compramos, la elección vendrá determinada por el uso al que vaya destinado, no es lo mismo el que podemos usar para ver la becerrada en la sierra que el que llevamos a la ópera para ver de cerca a los artistas.

Hay una enorme variedad en tipos y precios, pero en el siguiente enlace puedes acceder a los mejores prismaticos calidad precio, pues te llevará a una selección de una de las marcas de prismáticos más valorada y con la mejor relación calidad precio; la marca española SLOKEY. Con alguno de los modelos de esta gama estamos seguros de que acertarás en tu elección, pero, en cualquier caso, tendrás que fijarte en los siguientes elementos.

Forma

Según su construcción podremos elegir entre dos tipos diferentes, los Porro, que son más voluminosos, pesados y más baratos, y los de Techo, que son significativamente más pequeños, y tienen forma de tubo, son más ligeros, compactos y más comunes, son los más usados a día de hoy.

Los aumentos

El aumento se refiere al grado de ampliación con el que se van a poder observar los objetos cuando uses los prismáticos. En este sentido, cabe señalar que cuanto más aumento menor campo de visión, por lo que no siempre es positivo añadir este factor. Tendremos que considerar qué queremos ver, si son paisajes mejor que no tenga tantos aumentos, además, eliminaremos vibraciones y serán más ligeros. Si quieres observar objetos específicos a mucha distancia, entonces sí será recomendable sumar aumentos.

La abertura

Esto es un parámetro que va a determinar la cantidad de luz que es capaz de captar, cuanto mayor sea la capacidad de aumentar el diámetro mayor luz captará, los objetos se verán más luminosos. A tener en cuenta que cuanta más apertura pueda desarrollar, más pesado se volverá el prismático.

La calidad óptica

Dos son los tipos de tratamientos más comunes; Multy – Coated, que tienen menos calidad que las Fully Coated. Cuanta más calidad más nítida y luminosa será la imagen que queremos ver, y menos saturación y aberraciones de color recibiremos. Cuanta más calidad, más caro será el prismático, lógicamente, pero conseguiremos tener una representación fiel de los colores.

El peso

Por último, el factor peso es muy importante tenerlo en cuenta en la elección del prismático, y es que, si queremos ver algo con precisión, un prismático pesado no es la mejor opción, ya que después de un tiempo, las fuerzas de tus brazos comenzarán a debilitarse y la imagen temblará o tendrás que dejar de mirar para descansar. Además, en las caminatas no es lo más indicado llevar excesos de peso.

 

 

Comentarios