Sociedad

El cuidado que debe tener el hombre en la piel

octubre 29, 2019

El cuidado que debe tener el hombre en la piel

El hombre desde su juventud debe adquirir buenos hábitos de limpieza de su piel. Incluso, aunque esté por rondando los 30, tiene que ser más cuidadoso con el aseo del rostro. Esto lo puede hacer adquiriendo un producto para el contorno de los ojos, manteniendo la piel hidratada y, por qué no, aplicarse mascarillas. De la misma manera, los cuidados también deben hacerse en su barba ya que es otra carta de presentación de él.

Rasuradoras al seco

La piel de la cara es muy sensible, por esta razón se deben escoger excelentes máquinas para afeitar, aquí tenéis varios modelos recomendados que se pueden tomar como referencia.

Philips PT860/16 Power Touch

Esta máquina de afeitar está pensada para rasurados rápidos y eficaces pues sus hojillas son muy resistentes para las barbas duras. A pesar de que corta vellos gruesos lo hace de forma silenciosa. No debe emplearse con agua.

Braun Series 9 9296CC

Es una afeitadora eléctrica de lámina que tiene un motor inteligente que, al transcurrir el tiempo, su cantidad de movimientos por segundo aumenta debido a que los vellos se hacen cada vez más gruesos. Se mueve a 40 mil vibraciones por minuto. Aunque es una afeitadora que también puede utilizarse en seco, no tiene problemas al contacto con el agua.

Braun Series 7 7840S

Otra categoría de la marca que también es eléctrica de lámina, es cómoda de usar pues es adaptable a la mano del usuario. Es de batería recargable y está hecha principalmente para los hombres con piel delicada.

Cabe destacar que estas rasuradoras fueron diseñadas con el propósito de tratar a la piel con el máximo cuidado y mantener su limpieza.

Qué hábitos y productos son ideales para la limpieza de la piel del hombre

Para empezar, es necesario adquirir una rutina diaria que garantice un resultado notorio en cuanto a la pureza de la piel se refiere. Para esto también hay productos especiales para cuidar ciertas áreas de la cara.

Limpiar la piel

Cada mañana, cuando el hombre se levanta tiene que lavar su cara con agua y jabón, preferiblemente hacerlo con un limpiador facial especial. De la misma forma antes de acostarse aplicar esta técnica. Al hacer esto, eliminará los restos de suciedad y la grasa del rostro.

Sin embargo, de nada sirve que el hombre tenga esta costumbre si después de lavar su rostro se seca con la misma toalla que usa para el cuerpo tras la ducha. En todo caso, tiene que apartar una toalla de uso exclusivo para el rostro. Adicionalmente, hay que cambiar cada cierto tiempo las fundas de las almohadas para que la suciedad que se haya acumulado allí con el  tiempo no se pegue en la cara.

Tener un producto para el contorno de ojos

La piel en el contorno de ojos es más delicada porque tiene poco colágeno y elastina. Por esta razón, cuando se llega hasta cierta edad, donde primero aparecen las arrugas es en esta zona de la cara. Así pues, comprar un contorno de ojos y empezar a aplicarlo es una excelente manera para cuidar la piel.

Mantener la piel hidratada

La manera más antigua y básica de hidratar la piel es beber mucha agua durante el día, y más aún cuando se practica deporte o cualquier actividad física. Al mantener la piel hidratada se retrasan las líneas de expresión del rostro y mantendrá un aspecto más luminoso y joven. De lo contrario, los poros se abren, las arrugas empiezan a aparecer y se pierde la tersura.

Otro consejo para mantener la hidratación del cutis es no exponerse tantas horas al sol para evitar la aparición de arrugas y manchas.

Usar mascarillas

El uso de mascarillas sirve para tratar problemas específicos de la piel. Por ejemplo, si se quiere controlar la grasa y erradicar impurezas, las mascarillas de carbón o de arcilla son las que cumplen con este trabajo. Claro, esta solución debe aplicarse con la cara previamente lavada y afeitada.

Después de aplicar una capa fina sobre el rostro evitando la parte de los ojos y la boca, se debe esperar 15 minutos. Durante este tiempo hay que relajarse y no hacer muchos gestos faciales; una vez que pase este tiempo, remover la mascarilla con una toalla húmeda, con agua tibia.

Comentarios