Sociedad

Una pequeña historia de dos mujeres viajeras

02/12/2019

Una pequeña historia de dos mujeres viajeras

A la gente a la que nos gusta viajar, también nos gusta soñar. O ¿no has pensado alguna vez en que sería maravilloso dedicarse profesionalmente a los viajes? 

En este artículo vamos a hacer una especie de “parada y fonda” en personas que han hecho de esta afición su profesión.

 

Hoy hablamos de viajeras profesionales y nos referimos a aquellas mujeres que han hecho de viajar su profesión, en el sentido que llevan a cabo viajes, para luego explicarnos su aventura. Desde luego, hay muchísima gente que viaja por trabajo: ejecutivos, azafatas, comerciales, etc., pero no es que viajar sea su profesión, sino que el viajar va en su profesión.

 

Pero esta pequeña historia gira alrededor de mujeres que viajan…

 

Alicia Sornosa: el mundo sobre dos ruedas

Estamos acostumbrados a mirar el mundo del viaje con el concepto “cojo un avión y luego…”, pero el mundo “motard” (motero) es especialmente peculiar, llenos de retos y viajes muy especiales. El viajero-motero es muy especial, tanto, que vale la pena explicar uno de los muchos ejemplos de viajeros moteros, el de Alicia Sornosa.

 

Alicia Sornosa es una periodista madrileña especializada en el mundo del motor, además de ser la primera mujer de habla hispana en dar la vuelta al mundo en moto. El 8 de septiembre de 2011, a lomos de una BNW F650 GS, bautizada como “Descubierta” inició su viaje. En sus propias palabras “salí en plena crisis a dar “una vuelta en moto”; en octubre de 2013 regresé a España tras haber recorrido con mi moto los cinco continentes y coronándome como la única europea y mujer de habla hispana de este siglo en haber dado una vuelta al mundo con su moto”.

 

Además de contarnos su aventura a través de su web, los viajes de Alicia tienen siempre una connotación solidaria. En su viaje a Perú, trabajó apoyando a las mujeres maltratadas de Lima, en asociación con la ONG PADMA. En 2013 editó su libro “Mujeres Viajeras” (Casiopea 2013) y en 2014, “El mundo de equipaje” (viajes al Pasado, 2014). En 2018 recibe el premio al Mejor Viaje del Año 2018 por parte de la Sociedad Geográfica Española.

 

Alicia recorrió 15.000 kilómetros en el que recaudó fondos por la Igualdad y los Derechos Humanos. Este galardón premia el papel que desempeñan los viajeros, investigadores e instituciones en la ampliación y divulgación de los conocimientos geográficos y su apoyo a proyectos viajeros que sirven a la investigación, ciencia, periodismo, arte y cultura.

 

Con su moto por todo el mundo

La página web de Alicia Sornosa es imperdible para cualquier persona. Todos sus viajes y proyectos están en ella. Es una web de referencia para cualquier amante de los viajes y del mundo de la moto. La mayoría de sus viajes tiene siempre un enorme contenido solidario. “Intento dar visibilidad a los olvidados”, dice en su web, en donde se ofrece a colaborar en causas humanitarias que sus seguidores propongan. Porque, sabedora de que sus viajes tienen una enorme repercusión en medios de comunicación, seguidores y patrocinadores, siempre tienen un contenido solidario importante.

 

Así que, si un día ves aparcada en algún lugar de este mundo una preciosa Ducati Scramler de color verde militar con detalles de cuadros escoceses (su actual moto) , sabrás que Alicia está en uno de sus viajes y que, con ellos está ayudando a alguna causa.

 

Viajo Sola, ¿y qué?

Debiéramos presentar a Alicia Sornosa a la siguiente protagonista de este pequeño homenaje a las viajeras profesionales,Maider Izeta, porque seguramente tendría un lugar protagonista en su web de viajes o ser mencionada en su libro “Viajo Sola, ¿y qué?”, una guía pensada exclusivamente para la mujer viajera. Este libro es la respuesta a todas las preguntas que pueden surgir a la hora de preparar un viaje.

 

¿Por qué debo hacer ese viaje de mis sueños? ¿Cómo preparo mi viaje? ¿Cómo financiar un viaje? ¿Qué llevo de equipaje? Y ahora que he partido, ¿qué? Preguntas que muchas nos hacemos y que Maider nos ayuda a responder.

 

Porque los sueños no debieran aparcarse y muchas veces lo hacemos porque queremos compartir el viaje de los sueños con los que nos rodean: amigos, pareja… pero en este libro descubrimos la respuesta a una pregunta: si lo sueño, ¿a qué estoy esperando?

 

Dos historias para un mismo destino

Alicia y Maider nos están planteando esta misma tesitura: si lo sueñas y está en tu mano, cógelo. Puede que una y otra tengan dos maneras diferentes de viajar, pero en ello han encontrado su modo de vida. ¿No es esto muy hermoso? Pensar que tu pasión puede convertirse en tu trabajo no deja de ser el mejor plan de vida.

 

Pero, ojo, no es fácil. Se puede soñar, pero es necesario un plan para hacer ese sueño realidad. Y estas dos historias demuestran que todo es posible.