Economía

¿Por qué es importante la protección de datos para los negocios digitales?

09/01/2020

¿Por qué es importante la protección de datos para los negocios digitales?

Las exigencias más pronunciadas para la protección de datos en los últimos tiempos, han hecho que muchas empresas comiencen a tomarse con un compromiso mayor la seguridad de las personas.

La entrada en vigencia del Reglamento General de Protección de Datos o RGPD en Europa, supone una nueva perspectiva para las empresas y autónomos, los cuales deben adaptar sus plataformas de control y almacenamiento, para cumplir con las normativas de seguridad que garantizan que los datos de los usuarios son empleados correctamente.

La legislación tiene ciertas obligaciones que de ser incumplidas pueden conllevar inspecciones, procedimientos y sanciones hacia los propietarios de los sitios web, es por ello que se hace necesario contratar a expertos en el área que asesoren correctamente sobre los pasos a seguir. Por ejemplo, protecciondedatosempresas.net es una empresas protección de datos que realiza auditorías y ayuda a implantar las normativas precisas para la amparo de los clientes.

La empresa de expertos de protección de datos también brinda servicios de consultoría de LOPD y LSSI. Con los asesoramientos que realizan y las aplicaciones de los cambios legislativos ayudan a sus clientes a garantizar que cumplan con las nuevas leyes, conociendo los límites sobre el uso de los datos de personas físicas que navegan por la red.

 

La seguridad de los datos de las personas en internet

Con la Ley de Protección de Datos se regula a las empresas y autónomos en la obligación que contraen al ser parte de diferentes etapas del tratamiento de datos personales. Cuando se les da el uso adecuado a los datos se impide que se abran investigaciones que pueden ocasionar que las empresas o autónomos tengan sanciones considerables.

Las leyes recaen sobre todos aquellos que manejen datos personales de los usuarios como emails, nombres, teléfonos, direcciones y otro tipo de información que empleada de forma incorrecta puede generar vulnerabilidad en los clientes. Las normativas evitan que se genere la libre circulación de la información personal entregada durante el inicio de una relación comercial.

Aunque el RGPD está vigente desde el año 2016, la aplicación de forma obligatoria no se dio hasta mayo de 2018, lo que ayudó a que muchos se pusieran al día con las normativas. Pese a esto aún empresas y autónomos tienen dudas sobre su implementación y sobre los pasos a seguir de manera segura para impedir que se generen multas, que en ciertos casos pueden ser millonarias.

El desconocimiento de los reglamentos no representa una absolución, así que es conveniente para el total cumplimiento encontrar el apoyo de profesionales expertos en el área, que permiten restar una preocupación a las tareas realizadas en las plataformas que manejan la información personal de los usuarios.

 

Las obligaciones de las empresas y autónomos

El cumplimiento de las normas puede resultar sencillo en muchos casos, pero se deben tener claros ciertos parámetros para evitar problemas. Los autónomos y empresas deben tener presentes los sistemas de almacenamientos y consentimiento del manejo de los datos para asegurar la privacidad a los usuarios.

Anteriormente dentro de las regulaciones se contemplaba la aprobación de los clientes, pero actualmente se exige un consentimiento expreso rgpd, además de dejar todas las preguntas de autorización claras y sin margen de duda, para que las personas comprendan la forma en que serán usados sus datos personales.

Los encargados de almacenar los datos solo pueden emplearlos cuando sea necesario y se tenga un interés legítimo, en donde se pongan por encima de todo los derechos de los usuarios. Las empresas y autónomos también están obligados a realizar una autorregulación en donde tengan que eliminar frecuentemente los datos que no sean indispensables

De igual forma, los responsables deben notificar incidencias a la Agencia Española de Protección de Datos en períodos máximos de 72 horas, como parte de la regulación propia que deben realizar de forma constante.

La extensión de derechos también es una parte importante, con esto se tiene un derecho al olvido para que sean borrados los datos de cada persona cuando se genere un conflicto. Así mismo, el usuario tiene derecho a la portabilidad o al acceso sencillo a la visualización de sus datos.