Sociedad

¿Sigue siendo Tidal la plataforma más exclusiva?

21/02/2020

¿Sigue siendo Tidal la plataforma más exclusiva?

En 2014, Tidal empezó a competir en el mundo de las diversas plataformas en línea que ofrecen servicios de streaming. Aun así, supieron diferenciarse dedicándose al streaming de alta calidad, algo muy positivo para el negocio. A día de hoy, la suscripción permite acceder a más de 60 millones de pistas y 240.000 videos. El usuario tiene la posibilidad de escoger entre Tidal Premium, con una leve pérdida, y Tidal HiFi en calidad de CD, es decir, 16 bits cada 44,1 kHz, basada en FLAC, sin pérdidas. Además, la empresa afirma pagar el porcentaje más alto del mercado, tanto a compositores como a músicos. Actualmente, es propiedad de Jay-Z y Beyoncé, entre otros músicos como Chris Martin, del grupo Coldplay, y Alicia Keys.

Sin embargo, si bien la exclusividad de Tidal era famosa en la industria creativa de la música, esta compañía no logra competir con Spotify o Apple Music. Según el branding de la marca, la gran calidad de la música que ofrece la plataforma destaca frente a otras opciones vía streaming. Pero ¿es realmente así? Otras plataformas han alcanzado un gran nivel de calidad, tanto que el oído humano no es capaz de distinguir entre una u otra. El punto positivo es que, aunque tiene una suscripción más cara que el resto de las plataformas – por lo que, por otro lado, limita su mercado a usuarios que quieran y puedan pagarlo-, los artistas logran mejores regalías.

Asimismo, algunos años atrás, la empresa afirmaba tener la venta exclusiva de la música de sus artistas, como por ejemplo el disco Lemonade de Beyoncé. Pero la realidad es que la reina del pop permitió que, tres años después de su realización, el álbum también estubiera disponible en Spotify, Deezer y Apple Music. Lo mismo sucede en el caso de varios álbumes que ya se encuentran en todas las grandes plataformas. Esto, de algún modo, le quita la afamada exclusividad que tanto les representaba como empresa. Sin embargo, la compañía continúa buscando maneras de diferenciarse.

El año pasado, por ejemplo, publicó Originals, del legendario cantante Prince. El álbum contiene numerosos demos inéditos que estuvieron en esta plataforma de manera exclusiva, aunque sólo durante dos semanas. Además, la empresa creó varias sesiones de escucha en vivo para suscriptores y un concierto de Jay-Z, en L.A, un día antes de su lanzamiento.

Parece que Tidal continúa accionando, con insistencia y testarudez, por la exclusividad con la que tanto se identificaba en el pasado. Aun así, algo que la compañía deberá contemplar es que las cosas cambian y evolucionan, y es importante adaptarse cuanto antes.