Sociedad

Tipos de grapadoras: Existe una grapadora para cada necesidad

05/03/2020
Israel Guerra

author:

Tipos de grapadoras: Existe una grapadora para cada necesidad

Puede parecer un instrumento sencillo, pero la realidad es que es sumamente útil y existe una amplia variedad de modelos con los que conseguir los mejores resultados. He aquí un listado de algunas de las más destacadas

Cuando se va a comprar una grapadora, la primera imagen que se viene a la cabeza es la de las escolares de toda la vida, esas pequeñas y portátiles que están muy bien cuando hay que transportarlas de un lugar a otro. Sin embargo, la realidad es que hay una grapadora para cada necesidad, tanto para el entorno doméstico como para las oficinas, e incluso, para las labores de bricolaje.

Grapadoras de oficina

Las grapadoras de papel para la oficina se dividen en grapadoras de escritorio, de tenazas, de brazo largo, eléctricas… Una de las ventajas de comprar grapadoras de oficina en Grapadoras.net, la ecommerce a la que redirige el enlace propuesto, es que se tiene acceso a una amplia información sobre cada tipo; consejos, comparativas, recomendaciones de compra… incluso curiosidades sobre su origen, muy interesante para todos aquellos que piensan que el saber no ocupa lugar.

Por otra parte, se pueden encontrar en el mercado marcas que se destacan de las demás en cuanto a garantía y calidad. Es el caso de las Grapadoras de la marca Rapesco, que ofrecen una buena relación calidad precio, más baratas que otras marcas. Entre los diferentes tipos y modelos de grapadoras que comercializan se pueden encontrar grapadoras de bolsillo, escritorio, tenaza, gruesos, cuadernos y revistas, etc.

De sobremesa

Las más usadas en las oficinas son las de sobremesa o escritorio, formadas por una base fija y una parte basculante que es la que se acciona para grapar. Pueden ser alargadas o compactas, generalmente, cuanto más larga sea la grapadora, mayor distancia de grapado permitirá.

Tenazas

Los modelos de tenazas se usan generalmente para grapar superficies más duras, como el cartón, ya que permiten hacer una mayor presión. El principal inconveniente con respecto a las de escritorio es que la profundidad de grapado suele ser menor.

De bolsillo

En cuanto a las de bolsillo, se destinan principalmente a las labores de oficina o escolares de carácter doméstico, son versiones más pequeñas, de dimensiones similares a los modelos de tenazas.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir una grapadora de oficina

Cuando finalmente hay que decantarse por la compra de un modelo u otro, habrá que fijarse en los detalles y tener en cuenta las necesidades que hay que cubrir. En la descripción del fabricante vendrá información muy relevante, como la cantidad de hojas que se pueden grapar, el tipo de grapa que utiliza y la capacidad de carga de ese modelo o la profundidad a la que llega el grapado. La única forma de conseguir acabados impecables es fijarse en estos detalles para elegir la que se necesita en cada momento.

En caso de tener dudas, siempre se pueden leer guías o preguntar a los expertos de las tiendas especializadas, entrando en cualquiera de los enlaces anteriormente citados.

Grapadoras de bricolaje para tapizar

Las grapadoras para bricolaje son herramientas de fijación que se utilizan cuando se quieren unir diferentes tipos de materiales, como tela, cartón, madera… Pueden funcionar tanto con grapas como con clavos y pueden ser manuales, de aire comprimido o eléctricas. Las manuales se caracterizan por ser las menos pesadas, las de aire comprimido se utilizan principalmente para trabajar con materiales duros y las eléctricas son las más rápidas.

Es una de las herramientas básicas para conseguir un buen tapizado, pudiendo utilizarse cualquiera de los diferentes tipos que se han mencionado; manuales, de aire comprimido o eléctrica.

Tipos de grapas

La grapa que se utilizará en cada trabajo va a depender del espesor, la dureza y la resistencia del material con el que se vaya a utilizar. Para trabajos en exteriores se deben emplear grapas o clavos de acero inoxidable para que resistan bien las lluvias y otras inclemencias meteorológicas sin alterarse.

Como recomendación, se debe utilizar un tamaño de grapa tres veces más larga que el grosor del material que quiere unir. Teniendo en cuenta este dato, se ahorrará tiempo y dinero en pruebas infructuosas y se obtendrán mejores resultados.

Para conseguir un tapizado de calidad y que sea duradero, lo ideal es colocar las grapas separadas entre 1 y 2 centímetros, como norma general. En las líneas rectas pueden estar más separadas, y en las líneas curvas deben estar más juntas. Antes de grapar, se debe tensar bien la tela para obtener un tapizado liso y uniforme, sin embargo, si se tensa en exceso, se corre el riesgo de que el tejido se rasgue en poco tiempo.

Tipos de grapadoras

Como ya se ha comentado brevemente, las grapadoras de bricolaje pueden ser manuales, de aire comprimido o eléctricas.

La manual está indicada para todo tipo de materiales, funciona con grapas y clavos y, como ya se ha indicado, destacan por su ligereza.

La grapadora neumática o de aire comprimido se usa con materiales especialmente duros, como la madera, el metal… Al igual que las anteriores, también puede funcionar con grapas o clavos que, en esta ocasión, se liberan con fuerza empujados por aire comprimido. Es muy práctica para los aficionados al bricolaje.

En cuanto a las eléctricas, pueden llevar con cable o funcionar con batería. Están indicadas para todo tipo de materiales y también funcionan con grapas o clavos. Su velocidad de fijación es mas rápida que las manuales y resulta muy cómoda, pues el usuario no tiene que ejercer presión. La ventaja más destacable de las que funcionan con batería frente a las que utilizan cable es que permite acceder a lugares de difícil acceso o donde no hay una toma de corriente cerca.