Sociedad

El aceite de CBD, un compuesto natural con muchos beneficios para la salud

13/03/2020
Israel Guerra

author:

El aceite de CBD, un compuesto natural con muchos beneficios para la salud

El aceite de CBD o cannabidiol es un producto 100 % natural que se localiza en la flor resinosa de la planta del cannabis. Un aceite con una buena cantidad de propiedades con efectos positivos para la salud

El cannabis ha sido utilizado por sus propiedades saludables desde tiempo inmemorial. Es ahora cuando las sociedades modernas comienzan a admitir estos beneficios. La comunidad científica y médica global prueba y confirma estas propiedades terapéuticas del CBD. En estos momentos, buy CBD oil comienza a despertar el interés de muchos pacientes aquejados de enfermedades que encuentran en este producto un gran alivio a sus males.

El CBD una sustancia saludable, segura y no adictiva

Efectivamente, el aceite de CBD está considerado por los expertos de la salud como un producto saludable, seguro y no adictivo que tiene una buena cantidad de propiedades para ser usado en diferentes tratamientos terapéuticos. Los análisis y las investigaciones científicas realizadas en diferentes partes del mundo, así lo confirman.

Una sustancia segura

Existe cierta resistencia a consumir productos derivados de los cannabinoides por los supuestos efectos psicoactivos que produce.

Una confusión que convendría aclarar, ya que realmente es el THC o Tetrahidrocannabinol el que causa ese efecto en la psicoactividad.

Ambos tienen efectos terapéuticos positivos, pero, en contraposición al THC, el CBD no produce este efecto de intoxicación sobre las personas que lo consumen.

El CBD tiende a disminuir e incluso a neutralizar los efectos psicoactivos que produce el THC. El principal temor para consumir esta sustancia, por tanto, queda anulado. Las personas enfermas, con síntomas o afecciones de distinto grado quieren recurrir a esta medicina natural, pero sin los peligros de la intoxicación psicoactiva que produce el THC. Pues bien, con el CBD no solo es posible, sino que es una realidad incuestionable.

Beneficios directos a la salud al consumir aceite de CBD

Hace ya algunos años que se ha convertido en tendencia en los países industrializados. El consumo de productos naturales se extiende rápidamente. Esta expansión se debe principalmente al deseo de evitar los habituales efectos secundarios que produce la medicina farmacológica.

El cambio de paradigma global en el que se encuentra la humanidad en estos momentos también contribuye a esta tendencia, ya que se entiende una vuelta a una medicina más en sintonía con los procesos naturales del organismo.

El CBD aprovecha el funcionamiento interno, a nivel biológico, para solucionar o procurar alivio directo en males como la ansiedad, el dolor crónico, la depresión, la inflamación, etc.…

Pero, no se detiene en estos beneficios, el CBD amplia sus efectos sanadores con cada investigación que se realiza sobre él. Recientemente, una muy amplia investigación científica subvencionada en buena parte por el gobierno de los Estados Unidos, amplía el catálogo de enfermedades sobre las que el CBD tiene un efecto positivo.

La lista incluye las enfermedades autoinmunes, como la inflamación y la artritis reumatoide, las afecciones neurológicas, tales como el temido Alzheimer, la demencia, el Parkinson, la epilepsia, el corea de Huntington (enfermedad degenerativa que afecta a las zonas del cerebro implicadas en el movimiento voluntario), la esclerosis múltiple, el derrame cerebral o para las lesiones cerebrales traumáticas.

Pero eso no es todo, los estudios concluyen que también es útil para casos con síndrome metabólico, como la diabetes o la obesidad, para enfermedades neuropsiquiátricas, como puede ser el autismo, el TDAH, el alcoholismo, la adicción a las drogas o al trastorno de estrés postraumático.

La lista termina con los efectos positivos que ofrece sobre los trastornos de tripa, como por ejemplo en los casos de colitis y en la enfermedad de Crohn, en la disfunción cardiovascular para la aterosclerosis y la arritmia y para enfermedades de la piel, como el acné, la psoriasis o la dermatitis.

Contra el cáncer

Los últimos estudios están encaminados a demostrar su efecto en enfermedades tan graves como el cáncer. Y es que el CBD viene demostrando su enorme potencial, gracias a los efectos que causan sus propiedades naturales sobre los neuroprotectores.

En 2010, se llevó a cabo un estudio sobre el cáncer cerebral realizado por científicos de California. En esta investigación, se confirmó que el CBD «aumenta los efectos inhibitorios del THC en la proliferación y supervivencia de las células del glioblastoma humano». Esto quiere decir que el THC aumenta su poder como sustancia anticancerígena gracias a la estimulación que le ofrece el CBD.

Por otro lado, esta vez desde Alemania, un grupo de investigadores de este país demostró que el CBD estimula notablemente la actividad de la neurogénesis, es decir, el nacimiento y crecimiento de células cerebrales completamente nuevas y perfectamente funcionales, en mamíferos adultos.

El CBD en las farmacias

La expectación por el potencial de sanación que tiene el CBD crece en todo el mundo. Los gobiernos de la mayoría de los países comienzan a mirar con buenos ojos la aplicación en medicina farmacéutica de este compuesto natural.

El pasado 25 de junio de 2018, se dio un primer e importante paso en este sentido. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, la FDA, reconoció al fin el compuesto cannabidiol como un medicamento de pleno derecho al aprobar la fórmula farmacéutica de CBD casi pura en el producto farmacéutico Epidiolex. Esta medicina se ha creado para tratar, fundamentalmente, dos trastornos convulsivos pediátricos bastante graves, como son el Lennox – Síndrome de Gastaut y el síndrome de Dravet