Sociedad

Desbrozadora de gasolina vs desbrozadoras eléctricas

31/03/2020
Israel Guerra

author:

Desbrozadora de gasolina vs desbrozadoras eléctricas

Todos aquellos que tienen la suerte de contar con un pequeño jardín o espacio exterior con plantas, césped o que permite el crecimiento de maleza, necesitan de algunas herramientas para mantenerlos en buen estado. Las desbrozadoras son una de las herramientas mas habituales. ¿De gasolina o eléctrica? Esa es la cuestión

Las desbrozadoras están consideradas unas herramientas imprescindibles para mantener el césped bien cuidado. Su principal función es la de cortar hierba y pequeños matorrales. Son muy populares tanto en el sector profesional de mantenimiento de jardinería (parques, jardines, campos de fútbol…), como en el ámbito doméstico, para todos aquellos que quieren tener un jardín bien cuidado.

La desbrozadora es una alternativa interesante a los cortacéspedes tradicionales, sobre todo en terrenos escabrosos. En el mercado se pueden encontrar dos tipos de desbrozadoras, las de gasolina y las eléctricas.

Beneficios de las desbrozadoras de gasolina frente a las eléctricas

Una vez que se tiene claro que las desbrozadora es una máquina de trabajo que aporta ahorro  tiempo y un menor desgaste físico, hay que considerar que la desbrozadora de gasolina presenta claras ventajas frente a las eléctricas, las cuales se van a ver a continuación.

Uso profesional

En primer lugar, se ha de resaltar que las desbrozadoras de gasolina son las de uso profesional. Este hecho ya es suficiente motivo para decantarse por una de ellas frente a las eléctricas, pues si se quieren conseguir buenos acabados, que sean resistentes y eficientes, habrá que decantarse por el tipo que usan los expertos. Se trata de máquinas potentes, fiables, seguras, tan versátiles que se adaptan a las diferentes condiciones de trabajo a la que haya que enfrentarse en el día a día.

Hay tener en cuenta que, cuando se eligen las profesionales, sus motores tienen mucha mayor potencia, pueden ser de 2 y 4 tiempos, lo que hace que ofrezcan una mayor resistencia en el trabajo y, además, permitan un aumento considerable en la variedad de usos.

Efectividad

En cuanto a la efectividad en el trabajo, no hay competencia posible ya que las desbrozadoras a gasolina ofrecen mejores parámetros que las eléctricas. Las desbrozadoras eléctricas quedan restringidas a superficies pequeñas que no requieren una gran capacidad de trabajo. Las desbrozadoras a gasolina, en cambio, puede cortar grandes superficies de hierba, así como matorrales y arbustos de mayor envergadura, ya que ofrecen una mayor resistencia. Para este último trabajo utilizan cuchillas rotativas de acero.

Autonomía

Otra de las ventajas por la que muchos usuarios se deciden a comprar una desbrozadora a gasolina es por su gran autonomía en espacios abiertos. Al no tener ir conectadas a una fuente de alimentación para operar, permiten moverse con facilidad de un lugar a otro, e incluso trabajar en áreas donde no llega el fluido eléctrico. Con respecto a las que usan baterías, también salen ganando, pues la duración de estas suele ser bastante más limitada y una vez agotada necesita horas de recarga para seguir trabajando.

Así que, aunque en un principio puedan resultar un poco más pesada al llevar el depósito incorporado, ofrecen una mayor libertad de movimiento que bien merecen el extra de peso.

Fácil mantenimiento

Este aspecto es muy relevante. Cuando se adquiere una herramienta o maquinaria nueva, una de las principales cuestiones será que su mantenimiento sea sencillo para que se pueda llevar a cabo correctamente, y en poco tiempo. En caso contrario, acabará sufriendo costosas averías por descuido o dejadez.

Las comprobaciones habituales que se debe hacer antes de usar la desbrozadora de gasolina es que el nivel de mezcla de combustible sea el adecuado, la cantidad de hilo de nailon y el estado del cabezal.

Por otra parte, después de cada uso, se debe limpiar la máquina y el conjunto de corte para garantizar una mayor durabilidad y que no se deteriore por los restos adheridos. Así mismo, se debe inspeccionar y limpiar el filtro de aire y el circuito de refrigeración, así como inspeccionar su estado, y el de la bujía, por si hubiera que reemplazarlos. También se deberá afilar la hoja periódicamente y lubricar la rueda cónica para mantener la desbrozadora siempre en perfecto estado que permita prolongar su vida útil.

Consejos de seguridad

Por último, para finalizar este artículo, se verán unos consejos de seguridad muy básicos para evitar accidentes mientras se esté utilizando esta herramienta.

Antes de comenzar a utilizarla, es imprescindible haber leído y comprendido el manual de usuario de la máquina, prestando especial atención a la información de seguridad. Se debe comprobar, así mismo, que todos los componentes se encuentren en buen estado y estén bien sujetos y apretados. En relación a los componentes y en caso de tener que sustituir el depósito de combustible, es fundamental que esté homologado.

Durante su uso, nunca se debe trabajar sin protector de pantalla para evitar que las proyecciones de las pequeñas ramas o hierbas puedan entrar en los ojos y siempre se ha de mantener una distancia de seguridad de al menos 15 metros con otras personas para evitar que las proyecciones puedan golpear a un tercero.