Sociedad

Calefacción en tiempos de coronavirus

16/04/2020

Calefacción en tiempos de coronavirus

Tras un mes de confinamiento en nuestras casas en virtud del estado de alarma que el Gobierno ha decretado como consecuencia de la pandemia de COVID-19 que está afectando al mundo, es importante saber que no todos los sectores económicos están parados en nuestro país. Entre los que siguen desarrollando su actividad está el sector de la climatización, calefacción, calderas de condensación y aires acondicionados.

De hecho, el gasto energético en los hogares está aumentando debido a la pandemia del coronavirus, algo lógico teniendo en cuenta que la vida familiar se está realizando íntegramente dentro de nuestras casas y que son millones las personas que están ejerciendo sus labores profesionales mediante el teletrabajo.

Es importante, tanto en beneficio de nuestra economía como para contribuir a la sostenibilidad ambiental, que el gasto energético se reduzca en la medida de los posible.

Cómo ahorrar energía en tiempos del coronavirus

A continuación te mostramos unos consejos que te serán de utilidad para aliviar la factura de la luz durante el confinamiento, así como con posterioridad.

Calefacción

Utiliza la calefacción únicamente cuando haga frío, no la enciendas por costumbre o por defecto.

La temperatura ideal en el interior de una casa es de unos 20ºC, y por cada grado que subas sube el gasto entre un 5% y un 10%.

Lo dicho anteriormente es igualmente válido para el aire acondicionado cuando llegue el calor.

Lavar la ropa

En este caso el coronavirus incide poderosamente en la forma en que debemos lavar la ropa. Si bien lo mejor para reducir el gasto energético es lavar la ropa con agua fría o templada en ciclos cortos de lavado, la recomendación de los expertos sanitarios es que lo hagamos a una temperatura superior a los 60ºC. Esta es la forma más eficaz de eliminar el rastro del virus, y algo que hay que cumplir a rajatabla mientras dure la pandemia.

En el baño

El consumo de agua caliente en el baño supone más del 25% del consumo en los hogares. Es recomendable instalar reductores de caudal en los grifos, de forma que el consumo de agua y energía sea menor.

Por supuesto, siempre es más recomendable utilizar la ducha que la bañera.

Teletrabajo

En el momento de terminar tus labores profesionales mediante el teletrabajo, procura apagar eñ ordenador y todos los dispositivos adicionales. De igual forma, no utilices la fotocopiadora más que lo estrictamente necesario.

Electrodomésticos

Los electrodomésticos representan un importante porcentaje del gasto energético del hogar.

Procura utilizar el microondas siempre que puedas, en vez del horno, ya que representa un menor gasto de aproximadamente el 60-70%. Si aún así debes utilizar el horno, no lo abras mientras esté funcionando, ya que eso representa una pérdida de calor que ronda los 20 grados de temperatura, por lo que necesita consumir más energía para volver a calentarse.

Cocinar se ha convertido en una de las actividades más comunes durante el confinamiento, por necesidad y también como forma de entretenimiento. Siempre es bueno mantener la mente ocupada, pero incluso para esto hay trucos para ahorrar en energía. Intenta aprovechar el calor residual que mantiene la vitrocerámica, apagándola unos cuantos minutos antes de que la comida esté lista.

Aunque parezca mentira, es más económico usar el lavavajillas que lavar los platos a mano, con lo que puedes ahorrar hasta un 40% de energía.