Sociedad

Qué tener en cuenta en la construcción de una casa

21/04/2020
Israel Guerra

author:

Qué tener en cuenta en la construcción de una casa

Construir una vivienda para convertirla en el hogar no es una tarea sencilla. Son muchos los factores y elementos que hay que considerar, aunque la satisfacción estará asegurada. Conseguir una casa a medida es un sueño que cada vez está más al alcance de las personas

La construcción de casas comienza con la ubicación del terreno, su análisis y viabilidad y la contratación del arquitecto. La elección de este profesional es de vital importancia para lograr construir el ideal de vivienda en el que desarrollar una vida. Y es que, el que quiere edificar su propio inmueble, lo hace, como norma general, para toda la vida.

Para evitar problemas en la ejecución de la obra es imprescindible contratar a un arquitecto, el cual analizará las necesidades del proyecto y dirigirá y controlará la calidad de la ejecución de toda la obra.

La importancia del arquitecto

La construcción de una vivienda y la arquitectura, aunque distintas, son dos disciplinas que conviven en constante colaboración y armonía. No son pocas las labores que un arquitecto lleva a cabo en un proyecto de nueva construcción.

En este sentido, elegir un equipo profesional de arquitectos como el que proporciona Santa Fe Arquitectos con más de 15 años de experiencia en el sector de la construcción, debe garantizar el control absoluto de la obra apoyándose en los expertos en distintas disciplinas que lo componen, acometiendo de esta forma el proyecto de forma integral al encargarse de los diferentes pasos de la construcción.

1.      Estudio y análisis

Cada proyecto de construcción es nuevo, el arquitecto estudia y analiza cada uno en profundidad para desentrañar las necesidades específicas que encierra. En este sentido, es este profesional el que dirige y controla todo el trabajo de la obra.

2.      Cumplimiento de la normativa

Se asegura de que se cumple la normativa vigente durante todo el proyecto. Certifica los materiales que se escogen para la obra, asegurando de este modo que son los más adecuados.

3.      Conocimiento y tramitación

El arquitecto también informará y realizará todos los trámites legales que son necesarios para llevar a buen término la obra (permisos de obra, municipales, licencias medioambientales, de ocupación…)

4.      Seguridad

Con un arquitecto al mando dirigiendo la obra, el propietario de la vivienda podrá estar completamente seguro de que se está realizando según lo acordado previamente en los planos y sobre el papel. Se encarga de supervisar la obra de principio a fin, asegurándose de que el resultado es exactamente lo que se pactó.

Por otra parte, el arquitecto le quitará peso y trabajo al propietario, ya que también buscará soluciones y alternativas a los problemas que se vayan planteando durante la ejecución de la obra. Así mismo, diseñará soluciones adaptadas al espacio y al tiempo, buscando que las condiciones estén armonizadas con la sustentabilidad, la estética, la salubridad y la habitabilidad que se requieren en el inmueble.

Por último, no se debe de olvidar que será el encargado de asegurar que todos los trabajadores están contratados, y trabajando según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Otros elementos para llevar a cabo un proyecto de vivienda nueva

Además de la ubicación, el terreno donde se va a construir y un arquitecto que controle todo el proceso, hay otros elementos de importancia para la construcción de una vivienda; la mano de obra, los materiales y la elección de los interiores (y exteriores si los tuviera).

La mano de obra

El equipo humano de profesionales que llevará a cabo el trabajo de levantar sobre el espacio físico lo que proponen los planos debe elegirse en base a varios criterios. El primero de ellos está relacionado con el equipo que lo conforme, que debe ser multidisciplinar, es decir, que provea desde albañiles hasta fontaneros y electricistas, pintores, escayolistas, e incluso decoradores si hiciera falta. Es mejor tratar con un solo responsable que andar trabajando y coordinando varios equipos independientes.

El segundo de esos criterios responde al aval de los clientes satisfechos que posean, es decir, si otros que ya recibieron este servicio no tuvieron quejas y volverían a contratar sus trabajos. Los amigos, familiares, foros especializados en internet son fuentes de confianza donde acudir en primer lugar a buscar ese tipo de información.

La elección de los materiales

Este apartado también requiere atención y cuidados para tener una vivienda con los máximos estándares de calidad de vida. La construcción de las viviendas actuales se clasifica según sus materiales de construcción, que pueden ser pétreos, de hormigón, de adobe, arcilla y cal hidráulica, metales, materiales orgánicos, como la madera, y materiales sintéticos, como el PVC, el metacrilato, la silicona y el asfalto.

El estilo decorativo

Este último paso suele ser el que menos importancia tiene en el conjunto de la obra, pero será el que definitivamente le otorgue la etiqueta de hogar a un inmueble. En la mayoría de los casos, son los propios inquilinos los que definen y van sometiendo palmo a palmo el espacio a su propio gusto y criterio.

Pero, dejar en manos de profesionales esta parte, conseguirá, por una parte, vivir en una casa con absolutamente todos los detalles definidos, terminada en su conjunto y, por otra, recibir un estilo profesional de acuerdo siempre a la estética que los propietarios quieran imprimir, por supuesto.

En este sentido, si se posee algún terreno exterior, contar con el consejo de un jardinero o un especialista en decoración de exteriores es igualmente positivo para conseguir un conjunto final elegante y de tendencia.

En cualquier caso, cabe recordar que tanto el equipo de obra como los arquitectos o el dedicado a la decoración deben saber que el propietario es el que tiene la última palabra en cuanto a decisiones y que se le debe consultar con cada cambio que se produzca.