Sociedad

Seguros de salud, esto es en lo que debes fijarte

07/05/2020

Seguros de salud, esto es en lo que debes fijarte

La sanidad privada se ha convertido, con el paso de los años, en uno de los servicios más demandados por una gran cantidad de familias. Entre los aspectos que destacan se encuentran la ausencia de listas de espera, la posibilidad de recibir una atención inmediata y la innegable calidad de la mayoría de sus instalaciones.

 

Esta creciente demanda ha provocado que, cada vez más, nos encontremos ante una oferta especialmente competitiva. El usuario, cuando se decide por la búsqueda de su próxima compañía, se encuentra ante una gran cantidad de opciones con apenas diferencias entre sí. Al menos, aparentemente. Pero que conviene estudiar a fondo con el objetivo de obtener las condiciones más satisfactorias para cada caso en particular. 

 

Con el objetivo de lidiar contra toda esta situación, existen páginas como el comparador de seguros de salud calculatuseguro.com, que trabaja para reunir los mejores precios para cada perfil. Añadiendo de manera detallada y simplificada, además, todas las características más importantes en las que conviene fijarse antes de escoger entre las diferentes opciones. 

 

Periodos de carencia, uno de los aspectos más importantes

Los periodos de carencia son el plazo de tiempo que fijan las aseguradoras durante el cual no son efectivas algunas de las coberturas del seguro. Este tipo de periodo se computa por meses y la cantidad de los mismos puede variar dependiendo del tipo de seguro, del perfil del paciente y del historial médico del mismo. 

 

En la mayoría de los casos oscilan entre los 6 y los 8 meses en el caso algunas de las situaciones que pueden provocar un mayor coste a la aseguradora, como es el caso de los ingresos hospitalarios. Los periodos de carencia actúan como garantía para las compañías, que tratan de cerciorarse de que el cliente no realiza la póliza del seguro para cubrir únicamente una necesidad en concreto en un momento puntual. 

 

En la mayoría de los seguros privados, en el caso de que ya se cuente con un seguro médico y lo que se desee es cambiar la compañía del mismo, la mayoría de las aseguradores ofrecen la opción de eliminar los periodos existentes. 

 

¿Con o sin copagos?

Los copagos son una fórmula que existe en el ámbito sanitario que permite aprovecharse de una rebaja en la cuota mensual del asegurado a cambio de que éste asuma un porcentaje de cada servicio médico que necesite. 

 

Dependiendo de la compañía, y del tipo de seguro, este porcentaje puede ser mayor o menor. En el caso de contar con una cuota más reducida, lo más habitual es que los pagos sean más elevados. 

Conviene informarse especialmente bien de lo relacionado con este asunto, puesto que cada compañía busca sus propias fórmulas a la hora de poder ofrecer sus productos a un precio mucho más atractivo. 

 

Los límites por sesión

En determinadas especialidades, como es el caso de los fisioterapeutas o los psicólogos, la mayoría de los seguros establecen una serie de sesiones límite. En el caso de que se alcance este número, el resto de sesiones corren a cargo del paciente. 

 

Depende del perfil del cliente, algunas limitaciones pueden suponer un importante inconveniente. Como es el caso de los deportistas y los límites por sesiones de fisioterapia. Por ello, en comparadores de seguros de salud como el mencionado anteriormente será posible acceder a esta información de una forma mucho más clara. 

 

El reembolso de las consultas

El funcionamiento que rige las aseguradoras privadas funciona en torno a la contratación de un cuadro médico que comprende a diferentes doctores de todas las especialidades que se ofrecen. En este cuadro médico es posible que no estén incluidos determinados especialistas a los que acostumbra a ir al paciente.

 

En estos casos, existen pólizas de seguros que ofrecen la posibilidad de poder acudir a cualquier doctor, con independencia de que esté presente en su cuadro médico o no. Este tipo de servicio tiene el nombre de reembolso y, para poder llevarlo a cabo, el paciente debe hacer frente al pago de cada servicio y, a posteriori, justificar el gasto a la aseguradora para que ésta realice el reembolso.

Dependiendo de cada caso en particular, el reembolso suele oscilar entre el 70 y el 100% del coste total. 

 

El servicio de hospitalización

Por último, conviene mencionar lo relacionado con el servicio de hospitalización. Especialmente en el caso de los seguros más asequibles, es habitual que cubran los servicios de atención primaria, pero no los costes por hospitalización. En este caso, es responsabilidad del paciente tener que sufragarlos. 

 

Por norma general, una estancia en un hospital conlleva unos costes bastante elevados. Por lo que antes de contratar una póliza, es importante fijarse en la presencia de este tipo de cláusulas.

Como se puede comprobar, son muchos los factores a los que conviene prestar una especial atención antes de decantarse por las diferentes aseguradores médicas que existen en el mercado. Confiar nuestras necesidades en materia sanitaria en páginas como la mencionada anteriormente se traducirá en una importante dosis de tranquilidad y seguridad para el interesado.