Sociedad

Higiene, desinfección y protección contra el virus: principales consejos para el hogar

19/05/2020
Israel Guerra

author:

Higiene, desinfección y protección contra el virus: principales consejos para el hogar

La prevención resulta fundamental para romper la cadena de contagio de la actual pandemia de COVID19 que afecta a la mayor parte de países del mundo. El coronavirus es un virus altamente contagioso y se transmite por vía aérea en las micropartículas que emitimos al hablar, al toser o al estornudar.

Por ello es muy importante que todos tomemos partida contra la proliferación de contagios evitando el contacto cercano con personas y usando mascarillas en la vía pública, en el trabajo o al hacer la compra. Pero, además, según Lucha contra el virus, existen algunos productos que no pueden faltar en los hogares en la actualidad, como son el Gel hidroalcohólico para desinfectar las manos o los termómetros para medir nuestra temperatura antes de salir de casa y al regresar.

Pero, ¿qué consejos de desinfección e higiene podemos aplicar en casa?

El uso de mascarillas, el gel hidroalcohólico y la toma de temperatura corporal con el termómetro deben formar parte de nuestro día a día, pero además podemos tomar algunas medidas para aumentar la protección contra el virus en nuestros hogares, como son las siguientes:

Desinfectar en lugar de limpiar

Es importante sustituir las tareas de limpieza habituales por una limpieza que incluya la desinfección. Para ello hay que hacer uso de dos desinfectantes habituales que podemos encontrar en cualquier supermercado, como son el alcohol y la lejía sin detergente. Lo ideal es limpiar de forma habitual y después desinfectar, por ejemplo, haciendo uso de una bayeta con lejía las superficies, pomos y muebles del hogar.

Superficies de fácil propagación

Además de una limpieza y desinfección del hogar también es importante limpiar otras superficies en las que pueda estar presente el coronavirus. Hablamos de lugares como las barandillas de la escalera, los botones del ascensor o del telefonillo de casa; pero también de los teléfonos móviles, mandos de la tele, tablets o interruptores de la luz. Y es que el virus puede permanecer donde menos te lo esperas y por ello hay que extremar las precauciones en todas las superficies posibles.

Limpiar y desinfectar textiles

Para limpiar los textiles del hogar es aconsejable usar desinfectante textil en la lavadora. Se puede aplicar a textiles como fundas de sofá, toallas, sábanas o cortinas, que además lavaremos a alta temperatura para garantizar una desinfección plena. Pero ten cuidado, mira siempre las recomendaciones de lavado de cada prenda para evitar que destiñan o se deterioren durante el lavado.

En la cocina

En la cocina hay que tener en cuenta algunos consejos para evitar que el coronavirus se propague a toda la familia. En primer lugar, hay que evitar tocarse la cara mientras estamos cocinando. Es algo que debe hacerse de manera habitual, pero es especialmente importante en la cocina. En segundo lugar es recomendable utilizar el lavavajillas frente a la limpieza manual y usando temperaturas lo más elevadas que el equipo admita. En último lugar hay que lavar los paños de cocina en la lavadora a más de 60 grados. A la hora de comer, mejor usar servilletas desechables individuales.

Ventilar la vivienda

En los espacios cerrados aumenta notablemente la probabilidad de contagio del coronavirus. Las partículas que emitimos con coronavirus pueden permanecer en el ambiente y contagiar a otras personas. Lo ideal para ventilar la vivienda es airear todas las estancias durante 10 minutos abriendo puertas y ventanas. Así reduciremos la suspensión de gérmenes en el aire y con ello reducimos la posibilidad de contagiarnos cuando alguien pasa por casa.

En el baño

En el baño hay que extremar las precauciones, pues puede convertirse en uno de los principales focos de contagio. Las toallas de lavabo deben usarse por una sola persona y meterlas en la lavadora tras su uso. En ellas nos secamos las manos después de lavárnoslas y pueden convertirse en un punto de contagio. Espacios como el lavabo, el inodoro o la ducha deben desinfectarse con frecuencia usando lejía para acabar con cualquier traza de coronavirus que pueda estar presente en las superficies.

Estos son algunos de los consejos más útiles para evitar el contagio del coronavirus en nuestros propios hogares. Todos salimos y entramos del trabajo o de la compra y por ello debemos extremar las precauciones contra este enemigo invisible que nos puede asaltar en cualquier momento sino seguimos este tipo de recomendaciones.