Sociedad

Ventajas de las casas prefabricadas frente a las viviendas tradicionales

25/06/2020

Ventajas de las casas prefabricadas frente a las viviendas tradicionales

Se trata de una de las opciones de vivienda que están ganando mayor popularidad, asentadas en otros territorios como Estados Unidos. En España, las casas prefabricadas están ganando su sitio, como una evolución dentro de lo que se conoce como arquitectura residencial.

Hasta hace poco tiempo, este tipo de casas eran habituales fuera de España, principalmente, se podían ver en los clásicos barrios residenciales estadounidenses. Sin embargo, con el paso de los años y teniendo en cuenta la funcionalidad que presentan, las casas prefabricadas se están asentando cada vez más en el país y, poco a poco, parece que están tomando el mando con el objetivo de mejorar las viviendas tradicionales.  

Aunque la finalidad de ambas casas es ofrecer un espacio habitable para las familias, lo cierto es que las prefabricadas y las tradicionales presentan una serie de diferencias que es importante tener en cuenta antes de decantarse por comprar una. Principalmente, la mayor diferencia es la manera en la que se construyen, ya que las viviendas prefabricadas se suelen instalar en un lugar determinado, puesto que necesitan construirse en un espacio con características específicas; por su parte, las casas tradicionales no tienen un lugar fijo de construcción.

Aparte de esto, en general, ambas viviendas son muy similares, puesto que para su construcción deben seguir iguales códigos técnicos, así como también suelen utilizar prácticamente los mismos materiales. En cualquier caso, lo que sí es importante saber, es que las prefabricadas son viviendas que cuentan con algunas ventajas adicionales con respecto a las casas tradicionales. 

El valor económico

Una de las principales ventajas que presentan las casas prefabricadas en comparación con las viviendas de toda la vida es su precio. En este sentido, hay que decir que las primeras suelen ser mucho más económicas, tanto es así, que los últimos estudios llevados a cabo aseguran que una casa prefabricada puede tener un coste de entre un 20 y un 30% menos que las tradicionales. Esto se traduce en una mayor optimización de la mano de obra, y por supuesto, con ellas se ahorra en tiempo. 

El tiempo de construcción

Precisamente el tiempo es otra de las ventajas que hay que destacar sobre este tipo de viviendas, puesto que a diferencia de las tradicionales, las casas prefabricadas se suelen construir, en gran medida, en la fábrica. De esta forma, lo que hacen es utilizar técnicas industriales, lo que conlleva a un mayor ahorro, sabiendo que estas viviendas se suelen construir en prácticamente la mitad de tiempo que las convencionales. 

Personalización

Otra de las ventajas que hay que mencionar con respecto a las viviendas prefabricadas es que se pueden personalizar. Aunque la casa viene con un diseño estándar de fabricación, los constructores dejan cierta libertad a los usuarios para que puedan escoger cómo serán los acabados o los otros materiales para finalizar la vivienda a su gusto, entre otras cosas. 

Mayor eficiencia

Hay que decir que las casas prefabricadas presentan una mayor eficiencia energética que las otras, ya que consumen mucha menos cantidad de energía, habitualmente. Esto es así porque las viviendas de este tipo cuentan con procesos más elevados de control de calidad, de esta manera, las casas prefabricadas tienen la capacidad de generar calor y pueden mantener estable la temperatura.

Respeto al medio ambiente

Una de las últimas ventajas que se deben mencionar de las casas prefabricadas, es que tienen un gran respeto por el medio ambiente. Gracias a los sistemas con los que cuentan, hacen que se generen menos residuos a la hora de llevar a cabo la obra, al igual que ofrecen soluciones medioambientales mucho más modernas e innovadoras. 

En definitiva, se pueden destacar muchas cosas de las casas prefabricadas, desde el mayor control de procesos o la calidad de construcción, hasta la reducción de plazos, la creación de espacios más diáfanos o la resistencia de la infraestructura. A lo que se suman mayores garantías y un sistema de aislamiento mucho más superior que el de las casas convencionales.