Economía

Contrata al mejor equipo de abogados y desaloja a los ocupantes ilegales de tu propiedad

21/07/2020

Contrata al mejor equipo de abogados y desaloja a los ocupantes ilegales de tu propiedad

¿Tienes un problema de ocupación ilegal que deseas resolver de inmediato? La mejor manera de abordar este tipo de situaciones es a través de un servicio de desahucio express. Un procedimiento legal que tiene el objetivo de devolverte tu propiedad y conseguir el desalojo de los okupas indeseados.

Las ocupaciones no deseadas son situaciones desagradables en las que puedes verte afectado por dos principales tipos de ocupantes: por una parte los legales, que serían los inquilinos que no desean abandonar tu propiedad. Y, por otra parte, se encuentran los ocupantes ilegales, conocidos también como okupas.

En cualquiera de los dos casos, es un grave problema que deberás solucionar inmediatamente. Para ello, debes contratar a un equipo de profesionales como JR Abogados, un despacho de abogados especialistas en tratar problemas de desahucios de inquilinos y okupas. De esta manera, tendrás a tu disposición un gran equipo con experiencia y trayectoria profesional, que te permitirá llevar a cabo un adecuado proceso judicial.

JR Abogados, especialistas en desalojos y desahucios

JR Abogados es un equipo de profesionales, encabezado por el abogado José Ramón Felipe Condés, que se dedican a ofrecer los mejores servicios de asesoría legal en materia de desalojos y desahucios. Asimismo, son especialistas en ofrecer servicios de Derecho familiar, herencias, Derecho civil, penal y casos de violencia de género.

Se trata de un despacho de abogados que, sin duda alguna, puede ofrecerte la mejor representación legal para este tipo de situaciones. 

En su página https://desahucio.abogado/desahucio-express/, puedes encontrar de forma detallada todos los servicios de desahucio express que ofrece este equipo de profesionales. 

Principales tipos de desahucios más comunes

Antes de ponerte en contacto con el mejor equipo de abogados, debes conocer un poco más de cerca las variables que rodean a los problemas respecto a los inquilinos y los desahucios. Solo así podrás contratar un servicio legal adecuado a tus necesidades.

En primer lugar, debes saber que existen dos tipos principales de desahucios.  Cada uno de ellos cuenta con un procedimiento legal en particular que debes emprender junto a tu abogado de desahucios.

Los desahucios por no pagar la renta

Como su nombre indica, el proceso judicial es motivado por el incumplimiento del pago por parte de los inquilinos al arrendatario, en los plazos de tiempo previamente establecidos.

Éste es uno de los motivos por los que podrás iniciar el proceso de desahucio de tus inquilinos. Unido a ello, el impago de servicios como la luz, el gas o el agua, que se encuentran contemplados dentro del contrato, es otro motivo para dar inicio al procedimiento.

Ante este panorama, vas a tener a tu disposición únicamente dos opciones:

  1. Vas a poder solicitarle al juez que tu vivienda sea devuelta, dejando a un lado las deudas pendientes de los inquilinos.
  2. Podrás solicitar al juez la devolución de tu propiedad, así como el pago íntegro de todas las deudas y rentas que se encuentren en estado de morosidad por parte de los inquilinos.

Al llevarse a cabo el juicio, se discutirá únicamente si el inquilino ha realizado el pago o no de la renta, de esta manera, podrás realizar la denuncia por desahucio. El juez procederá a notificarle a los denunciados para que ofrezcan una respuesta dentro del periodo de 10 días.

Cabe destacar que en la mayoría de los casos, los inquilinos denunciados nunca suelen responder a las notificaciones del juzgado. Si es el caso, no se celebrará el juicio, y se pasará automáticamente a la siguiente fase del proceso.

El desalojo de la propiedad por parte de los inquilinos será la siguiente acción a tomar por parte de la justicia.

Desahucio por finalización del contrato

En este caso, no tendrás que realizar una demanda por el impago de la renta, ya que la situación es un poco distinta.

Tu denuncia será en relación al vencimiento del contrato, la necesidad de disponer de tu propiedad, y la negativa de los inquilinos a marcharse. Al no deberse ningún tipo de renta, la cuantía de la demanda deberá ser de una anualidad.