Sociedad

La fisioterapia respiratoria como remedio ante enfermedades cardio-respiratorias

23/07/2020
Foto del avatar

author:

La fisioterapia respiratoria como remedio ante enfermedades cardio-respiratorias

Uno de los efectos secundarios que deja tras de sí el coronavirus en las personas que logran sobrevivir a la enfermedad son las consecuencias a nivel respiratorio. Francisco .Paz, director de Fisioterapia zona Centro-Norte de Ballesol, señala que 7 de cada 10 personas mayores podrían padecer enfermedades cardio-respiratorias y aún no lo saben.

La fisioterapia respiratoria se posiciona como una técnica de gran utilidad ante este escenario. Con ella es posible recuperar la capacidad pulmonar y evitar posibles secuelas y rebrotes relacionados con el Covid-19. Según el doctor, las secuelas respiratorias podrían durar hasta cinco años si no se tratan con tratamientos adecuados de fisiorespiración.

¿Qué efectos positivos se asocian a la fisioterapia respiratoria?

Los programas de readaptación y fisioterapia respiratoria permiten controlar, aliviar y revertir las funciones pulmonares, potenciando la musculatura del diafragma  y el pectoral. Todo esto incide en una mejora pulmonar y del rendimiento físico y en un aumento de la independencia en las actividades del día a día.

Con la fisioterapia respiratoria los pacientes consiguen un mejor drenaje de sus secreciones, mayor ventilación pulmonar y respiratoria y un acceso y deposición más cómoda de los medicamentos inhalados. En personas con problemas respiratorios graves, esta técnica ayuda a reducir el tiempo en UCI.

¿En qué consiste la fisioterapia respiratoria?

Esta disciplina adopta técnicas manuales y ejercicios respiratorios encaminados a facilitar el drenaje y la eliminación de secreciones bronquiales. Un buen tratamiento con técnicas de este tipo ayuda a reducir las complicaciones y las infecciones derivadas de las mucosidades a nivel pulmonar.

La fisioterapia respiratoria o fisiorespiración es fundamental en cualquier persona que padezca fibrosis quística, sea cual sea su edad, y debe realizarse de manera periódica, preferentemente a diario.

A su vez, es un buen tratamiento para recudir las molestias en enfermos de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), una dolencia que ha escalado hasta el tercer puesto a nivel global entre las causas de mortalidad, tras la contaminación ambiental y el tabaquismo. Entre los efectos secundarios asociados al coronavirus aparece también la EPOC, de modo que es aconsejable introducirse en estos métodos que combinan la fisioterapia con los buenos hábitos respiratorios.

¿Cómo introducirse en la fisioterapia respiratoria?

Responder a la pregunta de como se hace la fisioterapia respiratoria no es difícil, pues hay multitud de manuales y portales en internet que ofrecen información detallada sobre esta técnica. Sin embargo, la clave no está en el cómo sino quizás en el quién.

No debemos olvidar que este tratamiento tiene por objetivo devolver calidad de vida y bienestar de vida a los pacientes, pero lo que está en juego es su salud. Las sesiones de fisioterapia han de llevarse a cabo por clínicas o profesionales debidamente certificados, pues son quienes están en posesión de los conocimientos suficientes para tratar ciertas dolencias.

Por norma general, las sesiones de fisiorespiración incluyen diferentes tratamientos: masajes, movilizaciones, tecnología para drenar secreciones, incorporación de dispositivos electromagnéticos en personas con limitaciones de movilidad e incluso técnicas manuales y sesiones de kinesoterapia respiratoria.

Las recomendaciones más habituales de fisioterapia respiratoria

Los pacientes que habitualmente hacen fisorespiración para mejorar el drenaje de sus secreciones están muy acostumbrados a realizar ejercicios diarios encaminados a este objetivo. Esta práctica debe realizarse siempre teniendo en cuenta el tratamiento inhalado de cada paciente: broncodilatadores, sueros hipertónicos nebulizados, ejercicios de fisioterapia respiratorio y antibióticos nebulizados.

Más allá de esto, es importante realizar a diario ejercicios de fisioterapia respiratoria del mismo modo que los que se hacen con el fisioterapeuta. El número de sesiones diarias va a depender de cada paciente y sus necesidades, si bien la cantidad mínima es una vez al día.

Asimismo, es importante evitar el riesgo de contagio, no solo de coronavirus, sino de otras patologías respiratorias. Cuando realizamos ejercicios de este tipo sacamos aire de los pulmones para renovarlo con más oxígeno y es posible que aparezca la tos.

Si se expectora, debemos usar servilletas de un solo uso y tirarlas directamente a la basura cerradas. Tras los ejercicios hay que higienizar bien las manos con agua y jabón o una solución hidroalcohólica. Esta labor de desinfección incluye también las superficies cercanas al lugar donde se han realizado los ejercicios, para evitar la contaminación de fómites.

Un consejo final es airear bien la vivienda tras los ejercicios de fisioterapia respiratoria y también durante el resto del día, para así respirar un aire más limpio.