Sociedad

¿Son realmente útiles los purificadores de aire?

04/08/2020
Foto del avatar

author:

¿Son realmente útiles los purificadores de aire?

Los purificadores de aire son unos pequeños dispositivos eléctricos que, nada más y nada menos, limpian y purifican nuestro ambiente. Contribuyen beneficiosamente a nuestra salud y nuestra capacidad mental, su razón de ser es utilísima. Pero, ¿son sus beneficios una realidad?

Una cuestión de pureza

Los purificadores de aire son unos pequeños dispositivos eléctricos que, nada más y nada menos, limpian y purifican nuestro ambiente. Contribuyen beneficiosamente a nuestra salud y nuestra capacidad mental, su razón de ser es utilísima. Pero, ¿son sus beneficios una realidad?

Los populares purificadores de aire tienen como función, redundantemente, purificar el aire del espacio donde se encuentran, especialmente nuestro hogar. Aunque la creencia común atribuya una mejor calidad de aire a nuestro entorno doméstico, quizás a raíz de la comodidad inherente a él, la mala calidad del aire puede establecerse también en nuestra casa. Existen numerosos agentes tóxicos, existentes en elementos cotidianos y corrientes o incluso que hemos traído del exterior, que cohabitan con nosotros. Y por ello, la mejor web sobre el tema, purificadoresdeaire.net, compara y analiza los purificadores más eficientes del mercado.

Los compuestos tóxicos en nuestro hogar son muy variados y pueden afectar a nuestra salud y calidad de vida de forma negativa. Nuestra vivienda es foco de compuestos orgánicos volátiles, perfluorados, contaminantes orgánicos persistentes, así como ácaros, polvo u otros agentes que una mala ventilación puede incluso empeorar. Las consecuencias de su impacto en nuestra salud van desde el asma y otras afecciones respiratorias, hasta las migrañas y alguna alergia. Ante todo ello, los purificadores de aire aparecen como unos pequeños artefactos para combatir la impureza en nuestro hogar. Pero, ¿son realmente útiles?

¿Cómo funciona?

Los purificadores son un pequeño y desapercibido dispositivo eléctrico que se sitúa en una zona del hogar para limpiar el aire. Sirviéndose de un ventilador que, al accionarse, genera un circuito de aire por donde se “reciclará” y purificará el olor, dispone también de distintos filtros en láminas con distintas funciones cada uno. En primer lugar, el aire atraído por el ventilador atraviesa un filtro electroestático que atrapa gran parte de las partículas tóxicas de mayor tamaño. Tras éste, tienen lugar otros filtros, dependiendo del modelo, que sucesivamente detienen el paso de otras partículas cada vez más pequeñas hasta sustraerlas del ambiente y eliminar el mal olor.

Por lo que se refiere al estadio olfativo, que puede ser un buen indicador de aire impuro, en este reporte se discurre sobre la adherencia del tabaco en el hogar, que plaga impregnándose en todo tipo de superficies. En este caso, un purificador de aire resulta una opción ideal, dado que cuentan también con filtros desodorantes para completar su acción purificadora reduciendo el enrarecimiento de nuestro aire. Del mismo modo, la cantidad y tipología de los filtros varía según modelo y marca, y por ello es preciso indagar bien antes de adquirir un purificador de aire. Desde el más simple, con ventilador y filtro estándar, hasta opciones de filtro HEPA, de carbón activo e incluso de ionización negativa y oxigenación activada.

Beneficios de los purificadores de aire

El beneficio directo de colocar un purificador de aire en nuestro hogar está claro: una mejora de nuestra calidad de vida. Concretamente, y cuanto al plano físico, el uso de un purificador de aire es muy beneficioso para personas con alergias, dado que elimina dichas partículas del ambiente. Asimismo, permite reducir la sequedad de la piel o el escozor de ojos y evita posibles problemas en nuestro sistema respiratorio. Añadiendo a ello una mayor facilidad para evitar contagios de gripe o resfriados, dado que un aire de calidad, producido por un artefacto que detenga las partículas contaminantes, haría disminuir dichas posibilidades.

Por lo que se refiere a la salud mental y al descanso, el aire limpio y puro permite una mayor sensación de bienestar. Con ello, nuestras capacidades de concentración aumentan y, por ende, también la productividad, siendo capaces de rendir mejor y durante más tiempo, a la par que conseguir un buen descanso y tiempo de sueño. Unas ventajas verdaderamente prácticas para cualquier tipo de espacio, desde el mismo hogar hasta una oficina. La influencia que nuestro alrededor ejerce sobre nuestras capacidades mentales es enorme. Por ello, un ambiente reconfortante y limpio dará vigor a cualquier actividad, tanto de recreo como de trabajo.

De hecho, la mismísima Organización Mundial de la Salud (OMS) especifica que el aire limpio es un requisito básico de la salud y el bienestar humanos, a pesar de la elevada contaminación que constantemente las agrede. Asimismo, la evaluación de la OMS de la carga de enfermedad causada por dicha contaminación constituye al menos dos millones de muertes prematuras anuales, tanto en espacios urbanos como en interior. Unos datos muy a tener en cuenta para decantarse, al fin, por un purificador de aire que contribuya a una mejoría de nuestra salud y la de nuestros seres queridos en el hogar.

¿Cuál es mejor?

La elección del mejor purificador de aire depende ya de las necesidades de cada individuo y, del mismo modo, aunque sean asequibles, de su presupuesto. La página web antes mencionada, purificadoresdeaire.net, clasifica este producto según distintos parámetros diferenciados por las capacidades de cada modelo. En ese sentido, un purificador Tenswall ultrasónico se sitúa como uno de los más vendidos, tanto a causa de su bonito diseño como de su capacidad. Del mismo modo, y dotado de una alta tecnología, el purificador Rowenta PU4020 es el de más alcance de la lista, abarcando en su labor áreas de hasta 60m2. Además, cabe destacar que algunos purificadores pueden incluso controlarse con el móvil, a fin de facilitar y propiciar su uso.

En conclusión, la utilidad de los purificadores de aire es indiscutible. Un dispositivo pequeño, con distintos diseños adaptables a cualquier estilo doméstico, capaz de desmenuzar las partículas tóxicas y alérgenas y que contribuye a nuestra salud mental y física. O en otras palabras, un aparato que hace gala de su nombre y que, de hecho, purifica algo más que nuestro entorno directo en el hogar: nuestra calidad de vida. Un punto importante de nuestra felicidad, ligada al confort, y que nadie nunca debería pasar por alto. Porque el lugar que habitamos, aunque las responsabilidades limiten un poco su disfrute, debe ser el templo más sagrado de nuestro mundo.