Salud

Psicología online: ¿por qué es muy bueno hacer terapia con un psicólogo online?

14/08/2020

Psicología online: ¿por qué es muy bueno hacer terapia con un psicólogo online?

Cualquier persona, en cualquier momento de su vida, puede requerir de la ayuda de un psicólogo. Desde malestares asociados a su ritmo de vida, a las responsabilidades que tenga o a patologías que requieran de un tratamiento específico, pueden ser las razones para necesitar de este especialista. Hoy es posible hacerlo online.

Asistir a un psicólogo online tiene muchas ventajas. Si bien se trata de una modalidad que para muchas personas resulta novísima, inédita, lleva mucho tiempo en desarrollo como una metodología de atención complementaria con los tratamientos o consultas psicológicas presenciales.

Gracias a las nuevas tecnologías, a la masificación del acceso a Internet de calidad, es posible utilizar sólo servicios de un psicólogo online sin perder un ápice de rigor y calidad en la atención, consulta y métodos.

Servicios igual de especializados (o más)

Puedes, en este preciso momento, requerir de los servicios de un excelente psicólogo en Avenida América, pero por cualquier razón -desde la distancia entre tu domicilio y su consultorio o el tiempo del que dispones- te compensa mucho más optar por sus servicios de consulta online.

Del mismo modo puede ocurrir con cualquier otro especialista de la psicología. Las razones para apostar por esta modalidad, además del ahorro de tiempo o salvar las distancias geográficas, como verás más adelante, pueden ser muy diversas.

Hay una ventaja importante de utilizar los canales online. Así como se suele afirmar que en las compras online tienes la posibilidad de “visitar” varias tiendas a golpe de clic, escogiendo siempre los productos y las marcas que te beneficien de cada sitio web, con la psicología online sucede exactamente lo mismo.

No necesitas visitar múltiples consultorios para contar con servicios especializados. Podrás contar con un especialista para cada patología, escoger con cuál te sientes más cómodo, con cuál especialista hay mayor conexión y, por la dinámica de la presencia web, es tremendamente probable que existan servicios y profesionales mucho más especializados que los que encuentres cerca de tu domicilio. Podrás acceder a ellos sin necesidad de hacer un desplazamiento.

La distancia deja de ser un problema

La mayoría de las veces en las que se requieren de servicios especializados, como un psicólogo, acudirás a aquel que, aparte del precio, termine siendo el más cómodo para trasladarse desde tu domicilio. Porque la distancia supone traslados y contando el tiempo de las esperas, pudiera no compensar el esfuerzo.

Es allí donde la psicología online también plantea una importante ventaja. Al no necesitar salir de casa, porque se necesita únicamente de una conexión a internet y un dispositivo para conectarte, podrás asistir al psicólogo que realmente te conviene, sin preocuparte por traslados y gastos ocultos que de ello se deriven.

Extranjeros. Esta ventaja, que para muchas personas se traduce en comodidad, para otras significa la diferencia entre asistir o dejar de hacerlo, como suele suceder con los españoles que viven actualmente fuera del país. 

Acostumbrarse a un nuevo idioma, una nueva cultura, nuevos modos de entender la vida, es difícil y pueden requerir de un servicio que aparte de especializado comparta mucha afinidad con su cultura de origen. Algo que pudieran no encontrar en servicios en sus países de residencia actuales. Internet, por tanto, abre una ventaja para que cualquier extranjero pueda asistir a su psicólogo en Chamberí de preferencia, por ejemplo, sin necesidad de algo más que una conexión a internet y la disposición de hacerlo.

Cuándo quieras y cómo quieras

Un buen psicólogo tiene una cualidad ineludible: la empatía. Debe tener una amplia capacidad de adaptarse a la situación que atraviesa su paciente, y de acuerdo a ello tomar las decisiones más acertadas respetando siempre las creencias, el modo de vida, la realidad social y cultural de éste.

Sin embargo, en un primer momento es el paciente el que debe adaptarse al psicólogo: debe agendar una cita, disponer de tiempo para trasladarse al consultorio, esperar a ser atendido, lo que en resumen condicionará la experiencia.

La psicología online evita estos pasos iniciales. El cliente siempre será el que decida cuándo quiere atenderse, puesto que la psicología online permite que siempre existan psicólogos disponibles, incluso con profesionales dispuestos a atender a sus pacientes las 24 horas del día. De la misma manera disponen de mucha flexibilidad para elegir el método de comunicación adecuado, desde mensajería instantánea o correos electrónicos -para los casos menos graves o consultas periódicas- hasta las vídeo llamadas o llamadas telefónicas para aquellos casos donde el feedback inmediato sea una condicionante importante para el éxito del tratamiento.

Asistir, por fin, al psicólogo

Son muchas las personas que por su ritmo de vida, por una condición previa o por patologías recientes puedan necesitar de la ayuda profesional de un psicólogo. De ese total de personas, un ínfimo porcentaje de ellas acudirá con el especialista. Actualmente, a pesar de los avances, de los recursos disponibles y de la validez científica de la mayoría de las metodologías, muchas personas prefieren no acudir al psicólogo por la estigmatización que existe alrededor de ello.

Sin estar directamente mal visto, no son pocas las personas que prefieren no acudir -aún cuando reconocen la necesidad de hacerlo- para no ser juzgados, criticados o recibir tratos diferentes por parte de sus familiares, amigos y conocidos.

La psicología online plantea aquí, también, una importante ventaja. Al no requerir de traslados a la clínica o consultorio, cualquier persona puede, por fin, tomarse el tiempo y la responsabilidad de acudir a una consulta psicológica, plantear sus problemas, ser escuchado y, sobre todo, atendido y tratado de acuerdo a lo que presente. 

Todo ello con la máxima discreción posible, ya que siempre estará en el lugar, en el horario y con el psicólogo que esa persona elija, con la posibilidad de ajustar su consulta a los momentos en los que esté seguro en casa y pueda desinhibirse con mayor facilidad, sin temor a ser juzgados o estigmatizados por los demás.

Asistir a un psicólogo siempre será un recurso que sume a tu tranquilidad y a tu salud. La psicología online plantea un recurso invaluable en estos tiempos, y puede fácilmente combinarse con las consultas psicológicas presenciales, incluso con el mismo profesional.