Tecnología

Tipos de filamento para impresora 3D: características y ventajas

03/09/2020

Tipos de filamento para impresora 3D: características y ventajas

Tener una impresora 3D es tener un mundo de posibilidades. Todo lo que se pueda realizar dependerá de tu imaginación y experiencia, de las características técnicas de tu aparato y, desde luego, del tipo de filamento que utilices.

Existen diversos tipos de filamentos para impresoras 3D, cada uno con una utilización distinta y también con ventajas distintas, dadas sus características únicas. Mientras que algunos se relacionan con la alta durabilidad y la resistencia, otros serán más conocidos por su utilización para principiantes o para personas que quieren algo económico y funcional. Descubre aquí los tipos de filamento más comunes y utilizados.

Filamento PLA

El filamento PLA es tal vez el más utilizado a nivel global, sobre todo por su estabilidad, por ser reciclable y biodegradable y, también, por ser muy económico.

Obtenido a partir de productos como el trigo, no es contaminante, la impresión es muy rápida y es fácil de manipular, por lo que es la opción recomendada para los usuarios que recién están comenzando en la impresión 3D.

Su utilización, dadas sus características, se reservan para el modelado de maquetas o prototipos, pero también para elementos decorativos o figuras que no tengan requisitos óptimos de durabilidad o que no sean expuestos a temperaturas superiores a los 60 grados, nivel desde el que empieza a deteriorarse con gran facilidad.

Filamento ABS

El Acrilonitrilo Butadieno Estireno es un material muy conocido en industrias como la ingeniería automotriz, ya que se utiliza en muchas partes internas de los coches. Este material plástico está destinado a usos profesionales donde la resistencia a temperaturas, condiciones adversas o impactos, son requerimientos técnicos innegociables.

Es ideal para desarrollar productos que tendrán una utilización profesional, como piezas de coches u otros artilugios de importancia, pero tiene como desventaja el hecho de que tiene mayores dificultades para su desarrollo, por lo que se destina a usuarios con experiencia y a impresoras 3D de capacidades superiores.

Filamentos PET y PETG

Son los dos tipos de filamentos comúnmente utilizados en la industria alimenticia y de la salud, tanto para el desarrollo de envases y utensilios de cocina, como también para accesorios como estuches de maquillaje, cepillos dentales, entre otros.

Al tratarse de poliésteres, no son tóxicos y tienen transparencia e impermeabilidad. También tienen buena resistencia a los golpes, a elementos químicos -ácidos, grasas-, térmicos -permiten, por ejemplo, ser introducidos al microondas-, al desgaste y a productos corrosivos.

Aunque su utilización está asociada a los sectores antes mencionados, sus características los hacen recomendables para cualquier proyecto o pieza donde se requiera flexibilidad, resistencia, transparencia y seguridad de uso libre de elementos tóxicos.

Otros filamentos populares

A pesar de que los filamentos PLA, ABS, PET y PETG son los más populares, y los que encontrarás a mejor precio en una tienda de filamento impresora 3D, existen otros tipos que pueden ser útiles para proyectos específicos, y que también gozan de gran popularidad y variedad en cuanto a precios y proveedores.

  • Filamentos a base de madera: los filamentos de madera se obtienen a partir del bambú y de otras maderas de alta resistencia. Su utilización, desde luego, está en la creación de cualquier pieza cuyo acabado requiera de las características de la madera, pero con mayor durabilidad y un diseño que sólo pueda ser realizado por una máquina, ya que la madera, por sus características naturales, no permite ciertos cortes salvo que seas un profesional en ello. Su principal ventaja es que los acabados, e incluso los olores, son idénticos a la madera natural.
  • Filamentos de fibra de carbono: la fibra de carbono es uno de los materiales más duraderos, adherentes y estructuralmente seguros que existen en la actualidad. Los filamentos de fibra de carbono aportan, por ende, características de resistencia y visuales únicas, en un filamento que puede contener desde un 5% hasta un 25% de fibra de carbono. Desde luego, requiere experiencia para el desarrollo de las piezas.

Hay tantos filamentos en la actualidad como proyectos posibles para llevar a cabo con ellos. Elegir convenientemente es cuestión de conocer las capacidades de tu impresora 3D, de los requerimientos del proyecto o pieza a realizar, y de la mejor alternativa para llevarlo a cabo.