Economía

El Euríbor se desploma batiendo un récord histórico

07/09/2020

El Euríbor se desploma batiendo un récord histórico

Euríbor es una palabra que leemos constantemente en la prensa y que escuchamos de normal por la televisión. Muchas personas no le dan una excesiva importancia porque desconocen su significado, pero el Euríbor es un concepto clave que influye de manera directa en una gran parte de las hipotecas de los españoles. Pero, ¿qué es exactamente el Euríbor? ¿Cómo se calcula? ¿A quién beneficia su caída? ¿Quién sale perjudicado? A continuación vamos a responder todas estas preguntas para que este término quede por fin claro para todo el mundo.

El Euríbor, un concepto clave en los préstamos europeos

El Euribor es una especie de tipo de interés que utilizan los bancos de la eurozona para prestarse dinero entre ellos. Si bien cuando el ciudadano necesita un préstamo acude a un banco, en el caso de que sea el banco el que necesita el dinero, es otra entidad financiera la que se lo presta. 

La inestabilidad del Euríbor ha sido un claro reflejo de lo que ha sucedido económicamente a nivel mundial en los últimos 10 años. Aún con algún paréntesis, la crisis del 2008 llevó a que el BCE (Banco Central Europeo) bajase este tipo de interés para fomentar el crecimiento de la economía real, ya que si al banco le otorgan facilidades para recibir dinero cuando lo necesita, es más probable que éste lo pueda prestar a particulares y empresas.

El caso es que este Agosto de 2020 ha supuesto la caída del mínimo histórico del Euríbor, un -0,359%. Pero, ¿cómo puede estar en terreno negativo? Pues la razón principal es que con el precio de ese dinero en el 0%, los bancos con exceso de liquidez han elegido seguir prestando parte del dinero aunque sea con un tipo de interés negativo, ya que les sale mucho más a cuenta que la tasa que les cobra el BCE por guardar todos sus depósitos.

¿Cómo se calcula el Euríbor y quién es el principal beneficiado de su caída histórica?

El Euríbor se calcula por todos los grupos de entidades crediticias y bancarias de la zona euro. Para comenzar a calcularlo, cada día laboral se pide a cada banco que proporcione y envíe sus tipos de interés. El nuevo cálculo se obtiene de eliminar el 15% más alto y el 15% más bajo de todos los índices que han proporcionado los bancos de referencia. Del resto se realiza una media aritmética y el resultado, variando 3 decimales, es el valor más certero de todo el promedio.

Los más beneficiados de todo esto son todas aquellas personas que tienen una hipoteca a interés variable aplicada con el índice económico, como es lógico, del Euríbor. Esto no afectaría para nada a todas aquellas hipotecas que se hayan firmado con un acuerdo de interés de tipo fijo, que se mantiene durante toda la duración del préstamo. No obstante, aunque este tipo de interés negativo suponga un ahorro para las personas, es muy difícil que se traduzca en que las personas dejarán de pagar intereses por su préstamo, pues los bancos en España utilizan el Euríbor a un año como referencia y añaden un diferencial para poder calcular el propio interés que aplican. En el caso concreto de poner 50 puntos diferenciales, el interés del Euríbor será de + 0,5%.

¿Quiénes salen más perjudicados de la caída del Euríbor?

Pues entre todas aquellas personas con cierto miedo al riesgo, las que hayan sido ahorradoras. Con los indicadores y la caída del Euríbor por los suelos, los tipos de interés que recibía la gente por los depósitos a largo plazo han alcanzado una rentabilidad ciertamente paupérrima.

Los otros grandes perjudicados son todos aquellos instrumentos que utilizan el tesoro, como la rentabilidad de las letras y los bonos. Este sector ha salido perjudicado de la caída y de las medidas para inyectar liquidez por parte del BCE. Como es lógico, los bancos también han salido perjudicados, ya que sus márgenes se han reducido considerablemente, influyendo de manera negativa en sus resultados.