Sociedad

Las mascarillas sanitarias, una nueva prenda corporativa

08/09/2020
Foto del avatar

author:

Las mascarillas sanitarias, una nueva prenda corporativa

La mascarilla sanitaria se podría considerar como el objeto del año. Ningún otro artículo en la historia reciente ha pasado en tan poco tiempo de ser usado solo por un grupo reducido de personas a por la práctica totalidad de la población. Una oportunidad excepcional para marcar diferencias, crear imagen de marca y promocionar una empresa

Todos en todas partes tienen en mente y en uso la nueva prenda de vestir que se ha impuesto de forma obligada. La mascarilla sanitaria es una de las principales herramientas usadas para aumentar los niveles de seguridad, consideradas como una de las medidas más eficaces para combatir el contagio por coronavirus.

El lugar que ocupan estos objetos, que ya se han convertido en cotidianos, es ideal para ser utilizado por las empresas, pues son lugares altamente visibles. Al estar colocados dentro del campo de visión cuando se trata de las relaciones interpersonales, supone un espacio inmejorable para colocar el anagrama, el logotipo, el slogan o los colores corporativos de la empresa.

La personalización de las mascarillas reutilizables para empresas

Las mascarillas sanitarias han llegado y van a quedarse entre la ciudadanía durante tiempo indefinido. Con una velocidad de absoluto récord han entrado a formar parte de la vestimenta habitual de los ciudadanos, se han convertido en elementos de salud pública que comienzan a aceptar todo tipo de diseños para hacerse más atractivos, divertidos, elegantes… para entrar de lleno en el mundo de la moda y las tendencias.

Sin embargo, para las organizaciones empresariales representa algo más. Las mascarillas reutilizables para empresas si se personalizan ofrecen un toque distintivo, además de una estupenda forma de promoción que ningún empresario debería dejar escapar.

Con las mascarillas personalizadas se cubren dos necesidades actuales de cualquier negocio o empresa, proteger la salud de los empleados y que los clientes se sientan más seguros, por un lado. Por otro, es un elemento que facilita un sistema de promoción altamente visible, creando una imagen corporativa mucho más cuidada y elegante.

En estos momentos, la empresa que no lleve incorporada en la mascarilla de sus empleados los colores corporativos de la empresa, estará pecando de dejadez, acarreando una mala impresión en sus potenciales clientes. Esta adaptación está llevándose a cabo en todas las organizaciones como algo inevitable, no hacerlo es desprestigiar a la firma, reconocer que no se está atento al detalle y perder un fabuloso medio de promoción.

Otras ventajas de hacer uso de mascarillas personalizadas

Los regalos promocionales siempre han sido una estupenda forma de promoción, sobre todo si es útil y elegante. El cliente que los recibe guardará cierto agradecimiento y se acordará de forma positiva cada vez que use el regalo.

En este sentido, no cabe uno mejor que el de las mascarillas, ya que serán utilizadas constantemente. El cliente se sentirá seguro y agradecido, pues le está posibilitando un medio de defensa y si el diseñador encargado hace un buen trabajo, no dudará en ponérsela antes que cualquier otra sin marca.

Por parte del propio empresario también se obtiene una gran ventaja, y es que no resultan en absoluto caras. Son objetos que tiene que incorporar a la fuerza en sus sistemas de producción, añadiendo otra cantidad para regalos, el precio total suele reducirse, por lo que resultará muy positivo para las arcas de la empresa.

¿Por qué mascarillas reutilizables?

Las mascarillas reutilizables se posicionan como la mejor opción a medio y largo plazo, unos periodos de uso que se garantizan a tenor de la duración que está teniendo esta pandemia.

Los principales motivos por los que se deben comenzar a utilizar mascarillas reutilizables son principalmente porque las mascarillas quirúrgicas de un solo uso comienzan a escasear y, en primer lugar, son para uso de los profesionales de la salud.

La tela cumple con la misma función

Este tipo no son necesarias para la gente en la calle, una mascarilla de tela cumplirá con la función que se espera de ellas, que es evitar que las gotas que despide la nariz o la boca al hablar, toser o estornudar lleguen lo suficientemente lejos como para infectar a otras personas.

Reciclado y contaminación

Por otro lado, ni existe la capacidad de reciclado ni las personas están concienciadas para deshacerse de este objeto de forma apropiada. Estas mascarillas deben eliminarse, generalmente mediante incineración, para evitar el contagio, y reducir la contaminación, que ya comienza a ser un problema añadido.

La basura que producen anualmente las mascarillas quirúrgicas se estima en 150 millones de toneladas de plástico, una cantidad que ha crecido desmesuradamente en este 2020, como cabe imaginar. Esto está produciendo un daño medioambiental enorme, que se viene a sumar al perjuicio que por otros medios ya viene sufriendo el medio ambiente.

Ahorro económico

El ahorro es significativo, ya que con una mascarilla reutilizable está preparada para soportar más de 50 veces su uso, es decir, se está evitando el desembolso que significa comprar 50 desechables, una cantidad nada despreciable. Si el tratamiento y la conservación es la debida la duración puede verse duplicada.