Sociedad

Seguridad en el comienzo del nuevo curso escolar

16/09/2020

Seguridad en el comienzo del nuevo curso escolar

La seguridad a la hora de volver al cole ha preocupado mucho en el inicio del curso escolar, pero es lógico si se tiene en cuenta que hay determinadas medidas obligatorias que todos, alumnos y profesores, deben cumplir a rajatabla. Solo así puede garantizarse hasta cierto punto que las aulas sean lugares seguros para todos. 

El comienzo del nuevo curso no ha sido este año precisamente tranquilo. A la responsabilidad que supone tener los centros preparados para llevar a cabo los protocolos y medidas de seguridad, se suma la preocupación sincera de progenitores y profesores por la salud de los niños y niñas, y la de los propios trabajadores del centro. Pero el alumnado tiene derecho a recibir una educación equitativa y de calidad, y para ello, desde todas las administraciones insisten en que es primordial la presencialidad. 

La irrupción del COVID-19 durante los primeros meses de este año 2020 trastocó la realidad de todos, hasta puntos insospechados. A mediados de marzo todo el país quedaba prácticamente paralizado (exceptuando servicios básicos) y los miles y miles de niños y niñas escolarizados tenían que volver a casa y dejar de recibir clases de forma presencial en los colegios. De golpe, los deberes comenzaron a llegar a través de correo electrónico o de plataformas educativas, las clases se convirtieron en virtuales, y hubo que echar mano de tablets, ordenadores portátiles, teléfonos móviles y otros dispositivos para acelerar el compromiso de terminar el curso de la mejor forma posible para todo el alumnado.

Han pasado las vacaciones de verano y desde los diferentes estamentos políticos se ha insistido en la necesidad de que los niños y niñas vuelvan al cole de forma presencial, puesto que se considera fundamental para hacer efectivo el derecho de todo el alumnado a una educación equitativa y de calidad.

 

Los niños andaluces vuelven al cole

La vuelta al cole en Andalucía ya es una realidad desde la pasada semana, y en estos primeros días tanto el alumnado de los centros educativos como los profesores y los padres han ido tomando el pulso a la “nueva normalidad” en las aulas. 

Lo que queda patente con la situación de pandemia actual es que la educación en Andalucía es cosa de todos, y no solo de padres y madres, profesores y alumnos, o personal no docente, cada uno por su lado. Todos los agentes sociales implicados deben empujar en la misma dirección, que es conseguir normalizar las nuevas reglas del juego para que entre todos se puedan beneficiar y los colegios sean lugares lo más seguros posible y preparados para establecer los protocolos de seguridad en caso necesario. Ya sea por síntomas de COVID-19 o por contactos con personas portadoras del mismo.

El inicio del curso escolar 2020/2021 ha sido un gran reto para todos, puesto que solo en coordinación entre los diferentes agentes que componen la comunidad educativa es posible poner en marcha los protocolos de seguridad y las normas de convivencia que consigan que la presencia en las aulas sea de la forma más segura posible.

 

Decálogo para una vuelta al cole segura

Para llevar a cabo esta importante labor de coordinación interna de los centros, la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía ha diseñado un “Decálogo para una vuelta al cole segura” y en el que se trata de dar respuesta a todas las consultas, dudas y cuestiones que las direcciones de los centros, y los docentes en general, han planteado hasta la fecha.

Este protocolo insta a que la organización debe quedar siempre supeditada a la seguridad, es decir, que todas las decisiones en relación a los horarios, los espacios, agrupamientos y gestión de recursos se establecerán en función de que la seguridad se pueda mantener. Asimismo, es esencial que todos tengan la información necesaria para poder estar tranquilos y llevar a cabo el papel que tienen que desempeñar de la mejor forma posible.