Economía

¿Cómo puede ayudarte un abogado de familia en la actualidad?

02/10/2020

¿Cómo puede ayudarte un abogado de familia en la actualidad?

Un abogado de familia puede ser de gran utilidad en diversas ocasiones en las que necesites asesoría legal ante un problema que pueda afectar tanto a ti como a tu familia. Gracias a estos profesionales vas a poder encontrar una solución efectiva dentro de la normativa legal vigente.

Casos en los que intervienen

Contratando un despacho abogados familia, vas a poder recibir servicios de asesoría en diversos aspectos legales relacionados con el ámbito familiar, así como el patrimonio entre familiares. 

Por medio de estos servicios vas a poder conseguir la mejor manera de resolver un problema, dado que te informará sobre las opciones más factibles para cada situación.

Existen varias situaciones en las que los abogados de familia pueden ayudarte, entre las cuales se encuentran las siguientes.

1) Matrimonios, separaciones y divorcios

Los casos más comunes cuando se contratan los servicios de abogados de familia pueden ser cuando las parejas van a contraer matrimonio, van a separarse o divorciarse. 

Por eso, un abogado de familia puede ofrecer ayuda legal a las dos partes en la mayoría de los casos, aunque también cada parte puede contratar su propio abogado dependiendo de la situación.

Con respecto a los divorcios, se encargan del contencioso, del de mutuo acuerdo y de los convenios reguladores

También abarcan los temas de pensiones alimenticias o separación de los bienes, temas delicados donde se necesita contar con alguien especializado.

2) Filiación, custodia, manutención de menores

Los abogados también se encargan de las relaciones entre los padres y los hijos, así como de las responsabilidades y obligaciones que existen entre las dos partes. También tratan el tema de los hijos ante los divorcios o separaciones.

Los abogados de familia pueden asesorarte en aspectos tan delicados como puede ser la custodia de los menores, la patria potestad, visitas de los padres, o repartición de gastos, entre otros temas importantes durante este tipo de situaciones.

3) Tutelas, adopciones, paternidad

De igual manera, pueden atender situaciones legales entre personas que desean adoptar niños menores de edad o bien ser sus tutores, además de ayudar con las pruebas de paternidad en el momento de que exista alguna duda sobre ello.

En estos casos, debido a lo delicado de la situación, ya que suele tratarse de menores de edad al cuidado de otros adultos con los que no tienen lazo alguno, lo más indicado puede ser tratar el caso con un abogado profesional.

4) Herencias, sucesiones, patrimonio familiar

Con respecto a los temas de patrimonios familiares, donde surgen muchos problemas y acusaciones, los abogados de familia funcionan como intermediarios al momento de leer el testamento del difunto. Pueden asesorar en temas de herencias y sucesiones también, ayudando incluso a la persona que va a dejar el patrimonio familiar para redactar su herencia.

5) Abuso, maltrato y violencia doméstica

Algunas situaciones graves y peligrosas en las que intervienen los abogados de familia, pueden ser los casos donde exista maltrato, violencia y abuso familiar, como el sexual, ya sea de padres a sus hijos, entre la pareja o con cualquier otro familiar. 

El abogado puede ayudar a la parte afectada para presentar la denuncia o lograr una orden de alejamiento.

¿Cuándo contratarlos?

Existen varias situaciones en las que puede ser bastante clara la necesidad de contratar un abogado profesional. Por ejemplo, si en la herencia o negocio familiar hay mucho dinero de por medio que esté en riesgo de perderse por una mala administración, o por no tener una asesoría legal adecuada. Cuando los hijos se vean afectados, como por el impago de la pensión alimenticia o abusos por parte de uno de los padres.

También cuando la otra parte contrata un abogado, como puede ser en el caso de los divorcios o separaciones, logrando así una mejor resolución del conflicto mediante las negociaciones que protejan tus intereses.

Y sobre todo cuando no se tenga idea sobre cómo proceder con la situación, ya sea porque se tengan dudas o poco ánimo para lidiar con la misma, para ello un abogado especializado en Derecho de familia podrá ofrecer la ayuda necesaria.