Cultura

Diferencias entre la astronomía y la astrología

06/10/2020

Diferencias entre la astronomía y la astrología

El cielo nocturno ha cautivado al ser humano desde el principio de los tiempos, siendo así uno de sus primeros objetos de estudio. De este modo surgieron la astronomía y la astrología, las cuales se suelen ver como una sola. Por tal razón, es bueno conocer las diferencias entre la astronomía y la astrología. 

Los astros son todos aquellos cuerpos celestes que se encuentran en el Universo y poseen una forma definida, pero con diferentes características; éstos son los planetas, las estrellas, los cometas y los satélites. Siempre han despertado la curiosidad y el interés de los seres humanos, por lo que han sido objeto de estudio durante miles de años. 

De este modo surgieron los astrólogos, los cuales se encargaron de estudiar todo lo relacionado con los astros, cuáles eran sus movimientos, cómo estos podía influir sobre el planeta Tierra e incluso sobre los seres que en ella habitaban. No obstante, a partir del siglo XVI, cuando se creó el método científico, la astrología original sufrió una división, dando origen a lo que hoy se conoce como astrología y astronomía. 

A pesar de ser dos disciplinas diferentes desde entonces, las personas en la actualidad siguen confundiendo ambos términos, por tal motivo, hablaremos sobre las diferencias entre la astronomía y la astrología. 

¿Qué es la astronomía y qué es la astrología?

Debido a que tanto en la astronomía como en la astrología se estudian los movimientos y cambios en los cuerpos celestes que se encuentran en el Universo, las personas suelen pensar que son lo mismo. Sin embargo, es importante saber que aunque en sus orígenes era así, en la actualidad si a un astrónomo se le confunde con un astrólogo, puede ser un motivo de ofensa. 

En este sentido, la astronomía está considerada como la ciencia que se encarga del estudio del Universo, por lo que se dedican a la observación de las estructuras, movimientos, posiciones, evolución y leyes que rigen a los astros; mientras que la astrología no entra en la categoría de ciencia, debido a que sus estudios carecen de métodos científicos, pues se basan en la antigua creencia de que los planetas y las estrellas influyen en la vida y el destino de los seres humanos.  

Las constelaciones en ambas disciplinas

En el Universo se han descubierto unas 88 constelaciones que abarcan distintas áreas del cielo, entre ellas se encuentran las famosas constelaciones del Zodíaco, las cuales son 12 y se pueden observar en diferentes latitudes en distintos periodos del año. Asimismo, se puede decir que en cada disciplina, dichas constelaciones son usadas de diferentes modos. 

La astronomía sirve para evaluar el movimiento de los cuerpos celestes. Con esto se llegó a determinar que los grados longitudinales marcados por las 12 constelaciones zodiacales podían diferir en sus tamaños, esto quiere decir que los días que dura la trayectoria del Sol pasando por las mismas, tienen las siguientes variaciones:

  • Virgo, 45 días.
  • Piscis, 38 días.
  • Tauro y Leo, 37 días.
  • Sagitario, 32 días.
  • Géminis, 31 días. 
  • Aries, 25 días.
  • Acuario, 24 días.
  • Capricornio y Libra, 23 días.
  • Cáncer, 20 días.
  • Escorpio, 7 días. 

Esta suma también incluye a la constelación de Ofiuco (18 días), la cual aún no es oficial, pero su límite moderno igualmente atraviesa la eclíptica que envuelve a la esfera celeste.

Por otra parte, en la astrología se cree que el Sol dura 30 días sobre cada uno de los signos de las constelaciones zodiacales, completando así un viaje de un año. En este sentido, se logra determinar el signo zodiacal que corresponde a cada persona según la ubicación del astro rey en la constelación del zodíaco en el día de su nacimiento.   

Más información sobre el zodíaco  

Para saber más sobre las constelaciones del zodíaco, lo mejor es visitar https://constelaciones.top/zodiaco/, debido a que ahí se encuentra de forma detallada toda la información relacionada con las mismas, tales como: las fechas estimadas en las que el Sol entra y sale de cada uno, y el animal o elemento mitológico que los representa. 

Y es que, como ya se ha mencionado, el estudio del zodíaco no se lleva a cabo únicamente para prever cómo le irá a los individuos en aspectos tales como la salud, el amor o el dinero, según sea su signo; pues científicamente, los astros, durante miles de años, han aportado a la humanidad datos de increíble valor sobre el Universo, pero sobre todo, de los movimientos solares y del planeta Tierra. 

Resumen de diferencias entre astronomía y astrología

Para finalizar, se presentará a continuación un resumen más claro y breve de aquellos aspectos con los que se puede diferenciar la astronomía de la astrología:

  • A pesar de que en los inicios, la astronomía y la astrología eran una sola disciplina, con el paso del tiempo, éstas se separaron. De este modo, la astronomía hoy es reconocida como una ciencia, mientras que la astrología se considera una creencia pseudocientífica, pues sus bases son creencias sin verificación. 
  • El método de estudio de la astronomía se basa en la deducción y la lógica a partir de la observación. Por otra parte, la astrología utiliza la intuición entre los cuerpos celestes y las personas.
  • La astronomía se encarga del estudio físico de los astros, mientras que la astrología se enfoca en conocer cómo los astros afectan en la vida y personalidad de los humanos. 
  • Los eclipses, cometas, alineaciones planetarias, paso de meteoritos, cometas, etcétera, es cosa de la astronomía; mientras que los horóscopos y las cartas astrales, es cuestión de la astrología.

Como dato curioso, es bueno saber que, aunque la astrología ya forma parte de la vida cotidiana de muchas personas, quienes esperan ansiosos saber qué dice su horóscopo, la información que éstos suministran parte de una base obsoleta. Esto se debe como consecuencia de la precesión de la Tierra, la cual ha causado que las constelaciones zodiacales donde se ubica el Sol mensualmente, ya no se correspondan con los tiempos que se muestran en los horóscopos, debido a que las fechas de los signos han sido tomados de los mapas de las constelaciones de miles de años atrás.