Sociedad

¿En qué consiste la tecnología RFID?

28/10/2020

¿En qué consiste la tecnología RFID?

Todas las tiendas necesitan de un sistema de identificación para los artículos en venta. Sobre todo para tiendas que tienen sus productos de forma física. Es por ello que se recurre frecuentemente al uso de código de barras. Estos códigos facilitan la administración y control del stock en el almacén, sin embargo puede resultar lento y tedioso.

Una solución que cada vez se usa más es la tecnología RFID. Bionix Technologies pone a disposición esta tecnología que facilita enormemente las tareas logísticas en cualquier entorno, ya que cuenta con numerosas ventajas para la automatización industrial. Esta tecnología puede llegar a combinarse con otras para convertir el negocio y el almacenamiento en un sistema fuerte, integrado con cualquier software y con un control exhaustivo independientemente del número de productos que se necesiten.

Qué es la tecnología RFID

La tecnología RFID es un sistema de radiofrecuencia para localizar, identificar y transmitir la información de manera inalámbrica. Dependiendo de la tecnología RFID puedes establecer una conexión en distancias cortas, al igual que un código de barras, o incluso llegar hasta los 10 metros. Es por eso que RFID combina muy bien con todo el sistema de almacenamiento que ya se posee para la gestión de artículos.

Esta poderosa tecnología es muy usada en la automatización industrial independientemente del sector. Es usado también para pago por tarjetas, los chips incrustados en animales domésticos como en ganadería, en hospitales e incluso en sistemas que controlan el acceso a ciertas zonas. Básicamente se basa en un pequeño chip, introducido en una pegatina o etiqueta, con información en forma de datos para la identificación necesaria para realizar el trabajo de forma eficiente.

Ventajas de la tecnología RFID

Podemos encontrar tantas formas de sacar provecho y uso que la lista sería interminable. Sin embargo, cuenta unas ventajas que son interesantes tanto para pymes como para grandes empresas:

  • Su integración es sencilla y fácil de incorporar, basta con insertar el chip en una tarjeta o paquete para conseguir una lectura rápida a distancia.
  • Proporciona un ahorro a corto y largo plazo, en tiempo y dinero.
  • Se puede usar de manera independiente o combinando otras tecnologías, lo cual hace la tecnología RFID muy versátil y útil.
  • Permite una personalización única y con un propósito concreto dentro del ámbito laboral.
  • Automatización de la cadena de suministros, artículos y personal para controlar típicos problemas como la caducidad o el stock de manera inmediata.

Estas son algunas sencillas ventajas, sin embargo utilizar la tecnología RFID depende de las circunstancias y de las necesidades de cada situación. Podemos incluso decir que el límite es la imaginación para usar esta tecnología.

Qué se necesita para incorporar la tecnología RFID

Para usar los RFID son necesarios tres elementos clave para su funcionamiento. Primero un lector RFID que recoja los datos, estos pueden ser en forma de elementos de mano como una pistola lectora. También puede ser una mesa con escáner, portales fijos o móviles y túneles con una cinta móvil.

Lo segundo que necesitamos es el chip incorporado en el artículo, tarjeta o etiqueta que guarde toda la información necesaria. Y por último un programa o software que analice, gestione y administre toda esa información.

 

En definitiva, la tecnología RFID es tan útil y potente que se usa en muchos entornos laborales e institucionales. Incluso es usado en el sector militar por sus numerosas ventajas en trazabilidad. Actualmente es usado para casi todo tipo de labores por sus ventajas y costes.