Sociedad

Algunas formas de fomentar una vida activa entre los niños

05/11/2020

Algunas formas de fomentar una vida activa entre los niños

Como es bien sabido, las nuevas tecnologías fomentan un modo de vida sedentario y cada vez son más utilizadas por los niños, lo que supone que la obesidad se vaya extendiendo entre ellos casi como una pandemia. Por consiguiente, es importante que estimulemos a nuestros hijos o alumnos a hacer ejercicio para conseguir que se mantengan saludables. Aquí enumeramos algunos recursos que pueden servir a muchos padres y maestros para fomentar una vida activa entre los niños, sigue leyendo e infórmate.

Enseñándoles juegos de patio tradicionales

Sin lugar a dudas, los juegos que todos practicábamos cuando éramos niños y salíamos al patio o a la calle con nuestros amigos, no sólo eran saludables, sino que también fomentaban el compañerismo, nos estimulaban a usar el intelecto o nos enseñaban grandes lecciones vitales, como que siempre es posible ganar o perder.

Por este motivo, nuestra primera recomendación no puede ser otra que la de sugerir a los padres, madres y maestros, que enseñen a los niños cómo se divertían en su infancia, algo que les permitirá hacerlo también a ellos y, por qué no decirlo, los apartará durante algún tiempo de las pantallas.

A este respecto, no podemos más que invitar para echar un vistazo a estos 8 juegos de patio tradicionales en https://factoriacultural.es/sociedad/8-juegos-de-patio-tradicionales/ para que se puedan enseñar a los niños, dado que ellos lo agradecerán y podrán poner en marcha acciones de ocio muy divertidas y saludables.

No los obligues a realizar actividades físicas

En otro orden de cosas, es importante tener en cuenta que la actividad física es algo que surge de manera natural en los niños y que, por supuesto, estimularlos para que la efectúen no debe ser para nada sinónimo de obligación, algo que puede llegar a ser incluso contraproducente en la medida de que podríamos provocar que terminen por rechazar el hecho de hacer ejercicio y fomentar su sedentarismo.

Por consiguiente, lo más procedente es no obligar, sino mostrarnos comprensivos con los niños y, sobre todo, estimularlos en positivo para que realicen actividades físicas cuando ellos lo deseen y “su cuerpo se lo pida”.

Déjalos elegir

A pesar de que lo que vamos a afirmar está en estrecha relación con lo que acabamos de decir es importante que lo resaltemos, de forma que quede bien claro, que lo más procedente es que los niños se sientan libres para practicar la actividad física que más les llame la atención y, en este sentido, que les permitamos ser ellos mismos los que la elijan, de forma que puedan disfrutar al 100% de la misma y así verse beneficiados de los efectos que tiene llevar una vida activa sobre nuestro organismo.

Lo importante no es ganar, sino participar

En este sentido, es de vital importancia que todos los que tenemos niños a nuestro cargo seamos plenamente conscientes de que lo importante al hacer deporte es precisamente eso, hacerlo, y tener en cuenta que no todas las personas están capacitadas para ser deportistas de élite ni, de hecho, tienen porqué serlo. Lo que supone inculcarles la idea de que la prioridad con la actividad física es mantenerse saludables y que se trata de disfrutar con ella, no de competir y alcanzar unas metas que, además de ser imposibles de conseguir en muchos casos, pueden llevarlos a frustrarse y a ver el deporte como una auténtica condena.

Fomenta los juegos grupales

Por último, tenemos que indicar que una de las mejores formas de fomentar que los niños lleven una vida activa es promoviendo que practiquen actividades en grupo, como los juegos tradicionales de los que hablamos en el primer punto, para asegurarnos que, además de disfrutar, aprenden a relacionarse, a ganar y perder de forma colectiva, la importancia de la cooperación para alcanzar ciertas metas o que no es necesario permanecer frente a una pantalla para vivir experiencias increíbles.