Sociedad

El gran apoyo de los andadores

09/11/2020

El gran apoyo de los andadores

Normalmente, cuando hablamos de andadores o tacatacas, nos viene a la mente la imagen de bebés empezando a caminar, aunque desde hace tiempo el mercado de los andadores van mucho más allá y su uso se ha extendido a la etapa adulta y a la ancianidad. ¿Sorprendido? Pues así es, hoy en día puedes hallar un andador para ancianos a tu medida.

 

¿Su uso es exclusivo para gente de la tercera edad?

 

El andador es un aparato que proporciona estabilidad y seguridad a la persona que lo utiliza para desplazarse, además le concede una importante autonomía. Habitualmente, solemos relacionar el uso de estos caminadores con personas de la tercera edad, pero otros adultos pueden requrir uno por diversas causas:

 

  • Personas convalecientes que presentan movilidad reducida derivada de fracturas, operaciones o accidentes. El andador se convierte en estos casos en una herramienta ideal para soportar su propio peso y colaborar en el postoperatorio para una pronta recuperación.
  • Problemas de circulación, que impiden que la persona permanezca en pie de manera segura durante un determinado periodo de tiempo.
  • Fatigas crónicas derivadas de enfermedades específicas, como la artritis u otras dolencias de carácter respiratorio. Con el taca taca, los usuarios pueden realizar respiraciones más profundas y lentas, aumentando su resistencia y el tiempo de actividad física.
  • Problemas de equilibrio motivados por esclerosis múltiple, anomalías en el oído interno o presión arterial baja, que conducen a la pérdida de estabilidad. En estos casos el caminador les prestará apoyo y ayudará a mantener su condición física.

Beneficios de los andadores 

 

Son múltiples las ventajas que nos brinda este producto ya que aporta seguridad, mejorando la calidad de vida y la salud. ¡Sigue leyendo y te lo contaremos todo!

 

Psicomotricidad. El andador permite poco a poco lograr mayor equilibrio y estabilidad, tanto en movimiento como en posición estática.

Desarrollo físico. Con el caminador se consigue mejorar la circulación y que la musculatura gane fuerza. Igualmente favorece la producción de vitamina D.

En el plano psicológico y social. El andador favorece la autonomía de la persona, le permite salir a cualquier lugar y relacionarse, socializar, lo que se traduce en un estado de ánimo muy positivo que influye óptimamente en el estado mental.

Factores emocionales. Al desarrollar una mayor actividad el organismo libera endorfinas, hormonas de la felicidad, con lo cual mejorará el humor y repercutirá óptimamente en el sueño de la persona y por ende en el aumento de su autoestima.

En el plano cognitivo, su uso es una excelente vía para mantener en forma las capacidades intelectuales al permitir mayor movilidad para ir a museos, cines, teatros… y proporcionar la posibilidad de socializar.

 

Tipos de andadores

 

Atendiendo al material

  • De acero. Son de elevada consistencia y resistencia, están especialmente indicados por su peso para personas de mayor volumen.
  • De aluminio. Ligeros y plegables, con lo cual facilitan su desplazamiento y almacenamiento. Son los mas utilizados y demandados.

Andador fijo y con ruedas

  • El andador ancianos fijo también denominado andador con tacos, carece de ruedas. Su principal ventaja consiste en que son muy estables y ofrecen mucho más soporte que un bastón. El andador junto con el usuario van avanzando poco a poco.
  • Con ruedas. Pueden tener dos, tres o cuatro ruedas. La principal característica de estos andadores es que las ruedas reducen esfuerzo, ya que no es necesario levantar el aparato para poder avanzar.

 

Andadores de interior y andadores de exterior

  • Andadores de interior. Tienen dos ruedas ubicadas en la parte delantera y dos apoyos fijos en la parte trasera. Su uso es específico para ambientes interiores. No se recomienda andar con caminadores de dos ruedas en el exterior, porque no son apropiados para terrenos irregulares o aceras con baches. Se considera que son un término medio entre los andadores simples, que son muy estables, y los que tienen cuatro ruedas, que no deberían ser usados por personas que tengan grandes problemas de equilibrio.
  • Andadores para exterior. Están provistos de cuatro ruedas con dirección, lo que les otorga estabilidad y a la vez poca fricción, por ello, son ideales para moverse fuera del hogar. Dos características muy interesantes de estos aparatos es que van provistos de frenos de maneta e incorporan un asiento para poder descansar cuando se desee.

 

Andadores con apoyo

Especialmente diseñados para personas que padecen reumatismo, artritis o cualquier otra patología que no permita al usuario sujetar el andador con firmeza, ya que incluyen apoyos específicos a la altura de los antebrazos, para garantizar la ayuda al adulto.

 

Andadores anteriores y posteriores

  • Los andadores posteriores van específicamente detrás del usuario mientras andan con el fin de ayudarles a mantenerse erguidos. Su función va destinada a tratar determinadas lesiones o traumatismos.
  • Los andadores anteriores suelen empujarse mientras que el usuario se desplaza. Destacan dos variedades, los de apoyo lateral y los de apoyo horizontal.

Después de todo lo escrito, podemos observar que elegir un andador no es una tarea que deba tomarse a la ligera ya que existen para todas las necesidades y el adecuado debe reunir una serie de características concretas, sobretodo teniendo en cuenta la superficie sobre la que va a ser utilizado.

 

Además, es importante saber que un caminador es un producto de uso individual, y aunque en ocasiones admita adaptaciones, no se considera de uso compartido, aún cuando los usuarios alberguen la misma condición.

 

Por ello, recomendamos consultar a expertos en movilidad como los que encontrarás en la página de andadoresancianosya.com, donde sin duda, te orientarán y asesorarán con la máxima eficacia y seriedad para que halles el caminador ideal para ti.

 

No lo dudes más y entra ya en su web. ¡Te están esperando!