Sociedad

Las cejas como agente impulsor de la belleza facial

17/12/2020
Foto del avatar

author:

Las cejas como agente impulsor de la belleza facial

Las cejas son una parte imprescindible en el rostro que ayuda a potenciar la belleza facial. Como ocurre con los labios, las orejas, la nariz, la sonrisa y la dentadura, hasta los hoyuelos y los mofletes, todo en la cara está sujeto a interpretaciones y estereotipos.

Los cánones de belleza cambian según la época, la sociedad y los territorios, pero es justo esto lo que determina cuánto de importante son las cejas y por qué hay que cuidarlas. Además, a pesar de que hoy en día para hombres y mujeres las cejas siguen siendo un factor más estético que otra cosa, la realidad es que el vello facial sobre nuestros ojos tiene precisamente una función protectora frente a la lluvia, el sudor, los rayos solares o el polvo.

De este modo, más allá de la belleza facial, que es muy relevante, lo realmente importante de las cejas es cuidarlas para que sigan cumpliendo con su función. Cabe decir, en cualquier caso, que los tratamientos o cuidados estéticos, así como algunas recomendaciones de cuidado facial, ayudan a potenciar esta función práctica de las cejas.

¿Cómo conseguir un cuidado correcto de las cejas?

Unas cejas impecables no son solamente el resultado de la lotería genética, son también el fruto de dedicarles unos mínimos cuidados, los cuales, realizados con mimo y cierta constancia te harán lucir unas cejas perfectas.

El primer objetivo a conseguir es definirlas bien, para conseguir una figura natural pero limpia. En este punto es determinante la forma del rostro, pues las cejas no actúan como un elemento satélite en la cara, sino que se combinan con el resto de estructuras.

Así, si tienes la frente ancha o un rostro alargado, lo más adecuado es optar por cejas gruesas y espesas. La depilación casi completa no parece buena idea en ningún caso, porque puede generar la sensación de artificialidad. Las cejas gruesas consiguen que cualquier rostro goce de más intensidad y quede mejor delimitado.

En caso de que tu frente sea pequeña, la apuesta debe ser la de afinar las cejas, pero sin excederse en este punto. Así, los ojos ganarán protagonismo. En este caso, la sombra de ojos ayuda a dotar de más personalidad al rostro.

¿Qué rutinas han de seguirse para sacar el máximo partido a las cejas?

La depilación en exceso, como hemos comentado, no es nada aconsejable. En esta idea inciden con profundidad en la web cejas10.com, donde también podemos entrar en detalles en cuándo es el mejor momento para depilarlas.

No hay que olvidar que las cejas es pelo facial, por lo que si queremos depilarlas para resaltar su potencia, hay que hacerlo después de la ducha, cuando los poros están dilatados y es más cómodo la salida de los vellos. Tras este paso hay que hacer desaparecer el enrojecimiento de la zona y la posible sensación de picazón, algo que se consigue pasando un poco de algodón húmedo en tónico.

Maquillaje y dieta

El maquillaje es otro punto importante para darle peso específico a las cejas. La máscara de pestañas y la sombra de ojos ayuda en este punto, al igual que el gel de cejas, pero tan importante es saber maquillarse correctamente como eliminar el exceso de maquillaje y hacer liberar a la piel y las propias cejas.

El gel de cejas debe aplicarse desde el centro hasta los extremos de las cejas, en movimientos precisos pero rápidos, para que no se agrupen los pelos. A su vez, un punto importante que guarda relación con la buena salud de las cejas y el crecimiento controlado de vello facial es la dieta, especialmente los alimentos ricos en vitaminas y minerales, como las frutas y verduras.

Todos estos cuidados son más habituales en chicas, pero los hombres también tienen que cuidar su vello facial, y no solo la barba. Las cejas aportan equilibrio a nuestro rostro y son mucho más que un simple elemento estético.

Con hábitos sencillos de cuidado se puede obtener un gran resultado y mantener su función protectora sobre los ojos. Estos hábitos hay que incorporarlos a las rutinas periódicas de cuidado facial desde una edad temprana, pues las consecuencias negativas de no hacerlo acarrean problemas que acaban yendo más allá dela simple estética.