Tecnología

Las ventajas del e-mail marketing en una campaña online y cómo hacer que funcione eficazmente

09/02/2021

Las ventajas del e-mail marketing en una campaña online y cómo hacer que funcione eficazmente

El e-mail marketing ha probado ser una de las más eficaces herramientas para incrementar las ventas de una empresa y captar un mayor número de clientes potenciales. Por eso, aquí queremos explicar en qué consiste y cómo puede ayudar en una campaña online. 

En la actualidad, los negocios que busquen expandirse deben encontrar un lugar en internet, y para ello, nada mejor que una buena campaña de marketing online. Aunque una campaña de estas características incluye muchas acciones, el e-mail marketing es, sin duda, una de las partes más importantes y una herramienta que ha probado ser altamente efectiva. 

 

Qué es el e-mail marketing

El e-mail marketing o envío de e-mails masivo, conocido como mailing, consiste en el envío de correos electrónicos programados a una determinada cantidad de clientes, con el objetivo de brindarles información acerca de la empresa, novedades sobre la marca (newsletters), oferta de productos o servicios, entre otras cosas. Durante los últimos años, ha probado ser una herramienta muy eficaz para estar en contacto con los clientes y, especialmente, para captar usuarios que podrían potencialmente estar interesados en lo que la marca tiene para ofrecer. Hoy en día son muchas las empresas que hacen uso del email marketing gratis, es decir, que hacen uso de este servicio sin ningún coste y sin publicidad, pudiendo enviar más de setenta mil correos al mes, a una base de más de diez mil contactos. Este tipo de servicio gratuito es ilimitado y ofrece asistencia técnica en el caso de que pueda  surgir cualquier tipo de inconveniente, razón por la cual es tan elegido entre las empresas, ya sean grandes, medianas o pequeñas.

 

Las ventajas del e-mail marketing

El e-mail marketing ofrece un gran número de ventajas. En primer lugar, y como mencionamos anteriormente, actualmente existen servicios gratuitos que brindan la posibilidad de configurar la cantidad de e-mails que sean necesarios para conseguir un mayor alcance. Además, los correos se pueden personalizar según las necesidades que tenga la empresa, pudiendo incluso configurar la cantidad de envíos, las fechas y el horario en el que deben ser enviados, el contenido del mensaje, el asunto en sí y los usuarios que deben recibirlo. Con el e-mail marketing no hace falta escribir distintos correos, porque su fácil personalización permite configurar distintos tipos para una misma acción y que se envíen al público deseado. Por ejemplo, para las empresas que venden vestimenta o perfumes, será más fácil determinar qué e-mails son enviados a su público femenino y cuáles a su público masculino. 

De este modo, otro de los beneficios para las empresas es que se garantiza la inmediatez del mensaje. Los correos electrónicos llegan de forma rápida y quedan almacenados en la bandeja de los usuarios por el tiempo que éstos deseen, lo que significa que podrán acceder a la información del correo tantas veces como sea necesario. Además, la inmediatez de los correos manifiestan al cliente un interés por parte de la empresa, lo cual se puede traducir como una buena atención, especialmente una vez realizada la compra, ante una consulta o frente a novedades importantes. La inmediatez también hace que la campaña pueda resultar ser más efectiva, ya que es un método cuyos efectos son comprobables a corto plazo, dado que las mediciones están disponibles en poco tiempo, lo cual permite conocer cómo han sido recibidos los correos, la cantidad de clics que han recibido, así como la aceptación que han tenido por parte de los usuarios.

Esta información hace que sea más sencillo conocer a los usuarios y preparar contenido para ellos. También resulta más fácil llevar a cabo una segmentación del público objetivo, conocer sus edades, zona geográfica, género, intereses y preferencias. Esta parte resulta fundamental en cualquier campaña de marketing, porque es el modo que tiene la empresa para poder conocer a sus clientes y aumentar su número de ventas. Por supuesto, y como mencionamos antes, los correos no sólo deben ser personalizados, sino que el texto debe estar bien pensado para que surta efecto. La realidad es que aprender como enviar emails masivos no es complicado, sólo hace falta prestar atención a una serie de factores para reconocer cómo se debe redactar el texto y con qué aspectos hay que contar para incrementar el número de usuarios en la base de datos. 

Es uno de los aspectos más importantes, los e-mails masivos ayudan a reunir un mayor número de leads o clientes potenciales, lo cual a su vez, permitirá mejorar la calidad de los e-mails que se deban enviar en el futuro. Para ello, se recomienda prestar atención a quiénes son los clientes, ya que enviar una newsletter con información que no sea de su interés, no servirá de mucho. En cambio, si los e-mails están bien segmentados, la información llegará a las personas correctas y podrán tener el efecto deseado, ya sea para mantener una interacción constante con los clientes o conseguir nuevos. Por eso lo mejor es almacenar los contactos en distintos grupos, tener bien identificados los usuarios que se sentirán más atraídos por ciertos mensajes en particular. 

Por otro lado, algo a lo que no hay que dejar de prestar atención es al asunto del e-mail. Además del texto que se deba incorporar en el cuerpo del correo, el asunto es fundamental, porque es lo primero que ve el cliente al acceder a su bandeja de correo. Un buen asunto debe ser atractivo, llamar la atención y persuadir al usuario para hacer clic y leer lo que hay en su interior. 

Por supuesto que, dentro del correo, también es importante redactar frases persuasivas, que consigan llegar al usuario y mantener su interés. En el cuerpo del e-mail se aconseja prestar atención a las imágenes, ya que en muchas ocasiones, su visualización puede presentar ciertos inconvenientes y así perder elegancia o profesionalismo. Del mismo modo, es preferible evitar enviar archivos adjuntos y las mayúsculas. Lo deseable es llamar la atención de una manera positiva, no asustar al cliente, ni mucho menos terminar en la bandeja de spam.