Sociedad

¿Por qué el vino se sirve en copas?

11/03/2021

¿Por qué el vino se sirve en copas?

A nadie se le ocurriría dudar de que el vino se sirve en copa, pero ¿sabemos realmente por qué? ¿Por qué, además, cada vino se sirve en una copa diferente? Las diferentes variedades de uva tienen unas características que se aprecian mejor si se consume el vino en la copa perfecta. Visita regalosgourmetonline.com para encontrar el mejor vino con las copas adecuadas.

Los motivos

El aroma se detecta con el sentido del olfato y el sabor con el sentido del gusto. De hecho, existen solo 5 sabores (salado, dulce, ácido, amargo y umami) e innumerables aromas, de la combinación de todos ellos se genera lo que entendemos por sabor. Mantener el correcto equilibrio de los aromas que ofrece el vino y amplificarlos es necesario para poder saborearlo en su totalidad. De otro modo, perdería gran parte de sus características, porque es su aroma particular el detalle que lo distingue de los otros vinos.

El vino tiene más de 450 sustancias aromáticas diferentes que, al ser volátiles, se pierden si se sirve en un vaso de boca ancha, por ejemplo. Se disiparían de inmediato. El cáliz de las copas permite que esas sustancias se mantengan en el interior y aromatizan el aire que queda entre el vino y el borde de la copa para que cada sorbo sea una experiencia plena.

El principio

A mediados de los años setenta, una empresa austriaca llamada cristalerías Riedel diseñó una serie de copas que respetaban todos los aromas del vino, esta serie se llamó “Sommeliers” y desde entonces, el mundo de la cristalería y el vino han ido de la mano.

Una copa para cada variedad

Existe una copa para cada tipo de vino. Dependiendo del juego aromático que posea cada uva, el diseño de la copa varía para elevar la experiencia al máximo. Desde las grandes copas de Borgoña de cáliz grande y cuello ancho hasta las copas tipo flauta pasando por los catavinos hasta las copas para vinos dulces.

Todas las copas tienen un motivo aromático detrás de su diseño y se procura que sean siempre lisas, sin tallar y sin decoración para apreciar también el resto de las características del vino.

¿Qué hacer para disfrutar del vino en casa?

A nivel doméstico lo mejor es contar con una serie de copas básicas que puedan utilizarse para más de un tipo de vino. De hecho hay pocos restaurantes que dispongan de una copa distinta para cada uno de sus vinos, y los que hay suelen ser los que poseen alguna estrella Michelín.

Unas copas perfectas para un tinto crianza son las copas Riedel que acompañan con un pack de vino ecológico. Sus excelentes características de cata se aprecian perfectamente en estas copas. Para acompañar otros vinos, lo ideal es tener copas de cáliz grandes, tipo Borgoña o Burdeos, que servirán para todos los vinos tintos con mucho cuerpo y servirían también para los blancos de potencia aromática. 

Es importante saber que para disfrutar de todo el aroma del vino, no hay que llenar la copa más que una cuarta parte. De ese modo, se podrá hacer bailar el vino en el interior, para que todos los aromas se mezclen adecuadamente. Si visitas regalosgourmentonline.com encontrarás un vino perfecto para cada ocasión y podrás apreciarlo en su totalidad en las copas diseñadas para él.