Economía

Cómo acceder a la Ley de Segunda Oportunidad con la ayuda de Lidiare Abogados

16/03/2021

Cómo acceder a la Ley de Segunda Oportunidad con la ayuda de Lidiare Abogados

Si queremos liquidar adecuadamente y de forma eficaz las deudas de nuestro negocio, una alternativa muy interesante que merece la pena conocer es la Ley de Segunda Oportunidad. Una opción legal que nos permitirá cancelar todas nuestras deudas y empezar de cero con nuestra actividad empresarial, libre de cargas e intereses. Pero para poder solicitar el amparo de esta ley, es esencial poder contar con el asesoramiento y la ayuda de profesionales especializados en la materia, como Lidiare Abogados.

Uno de los mayores problemas económicos que podemos encontrar dentro del ámbito empresarial son las deudas. Obligaciones económicas que nuestro negocio ha podido ir contrayendo a lo largo del tiempo, ya sea con entidades bancarias, proveedores o empresas de crédito, y a las que ahora no se puede hacer frente. Sobre todo, teniendo en cuenta que los intereses de estas deudas habrán ido aumentando progresivamente y que ahora pueden encontrarse en un nivel demasiado elevado que no sabemos muy bien cómo gestionar adecuadamente para seguir adelante con la actividad económica de nuestro negocio. 

Ante este tipo de situaciones, donde nuestras deudas empresariales empiezan a asfixiarnos y amenazan con destruir el futuro de nuestra economía, lo mejor puede ser recurrir a profesionales especializados en este tipo de ámbitos que nos puedan asesorar acerca de las mejores decisiones a tomar, en función de nuestra situación en particular, profesionales como los de Lidiare Abogados, que están especializados en la Ley de Segunda Oportunidad, y que pueden ser nuestra tabla de salvación. Te contamos a continuación en qué consiste exactamente esta ley y cómo puede ayudarnos a deshacernos de manera eficaz de todas nuestras deudas. 

 

Ley de Segunda Oportunidad

Una legislación realmente útil a la que poder acceder para liquidar las deudas de nuestra empresa, de la manera más óptima posible, es la llamada Ley de Segunda Oportunidad. Un mecanismo legal que ofrece la posibilidad de liquidar al completo todas las deudas que nuestra empresa haya podido contraer para volver a poner en marcha de nuevo sus actividades económicas, libre de cualquier tipo de carga o interés. Por lo que se trata de una alternativa que puede ser la solución a todos nuestros problemas de deudas, ya que puede suponer un antes y un después para el futuro de nuestro negocio. 

Para poder acceder a todas las ventajas que ofrece la Ley de Segunda Oportunidad, tenemos que realizar una serie de trámites y procesos legales que acrediten que nuestra empresa es apta para beneficiarse de esta ley. Además, tendremos que poder cumplir con una serie de requisitos básicos, como haber intentado previamente realizar una acuerdo extrajudicial para hacer frente a los pagos, que las deudas que tengamos no superen la cantidad de cinco millones de euros o que no hayamos sido condenados por algún tipo de delito económico en los últimos diez años. 

 

Asesoramiento y gestión profesional

Para poder llevar a buen puerto todos estos trámites legales relacionados con la Ley de Segunda Oportunidad, es esencial contar con la ayuda de profesionales especializados en este tipo de ámbitos, como Lidiare Abogados, el despacho de abogados con mayor implantación a nivel nacional, expertos en todo aquello relacionado con la gestión de los procesos de la Ley de Segunda Oportunidad. Esto los convierte en los profesionales más adecuados en los que confiar nuestros objetivos para obtener las mayores garantías de éxito en este ámbito.

Su equipo de especialistas altamente cualificados en este tipo de asuntos legales y económicos, sabrán a la perfección cuáles son los pasos más importantes que habrá que realizar para tener éxito con nuestras solicitudes de exoneración de deudas, qué documentos habrá que presentar y cuáles deben ser los plazos disponibles para poder gestionarlo todo. Por lo que el cliente podrá disfrutar de una gran tranquilidad durante todo el proceso, dejando en sus manos todos los asuntos legales y trámites de papeleo, que tantos quebraderos de cabeza pueden llegar a producir.