Sociedad

La tarifa de discriminación horaria una forma de ahorrar energía en el hogar

27/04/2021

La tarifa de discriminación horaria una forma de ahorrar energía en el hogar

Cada vez son más las personas que apuestan por la tarifa de discriminación horaria, también conocida como tarifa nocturna. Esta alternativa está especialmente pensada para aquellos clientes que tengan menos de 15 kW de potencia contratada y consuman menos del 30% del consumo durante el periodo valle.

Por lo tanto, el ahorro medio puede estimarse en unos 70 euros al año al contratar la tarifa con discriminación horaria. Uno de los aspectos fundamentales a la hora de realizar esta contratación, no solo es atender al consumo que se hace de lunes a viernes, sino también tener en cuenta el consumo durante el fin de semana.

Consejos para ahorrar electricidad en el hogar

Algunas comercializadoras eléctricas proponen una tarifa de discriminación horaria para poder elegir entre los precios tanto en horas punta como periodo valle. Esta es una excelente oferta para controlar mejor el gasto, ya que el tramo es más barato durante la noche y a primera hora de la mañana.

No obstante, siempre hay formas efectivas de ahorrar y reducir la factura de la luz. A continuación, proponemos algunos consejos en ahorro que se relacionan con los hábitos de consumo.

  • La eficiencia de los electrodomésticos. Hay que fijarse en la eficiencia energética de los electrodomésticos porque son los que mayor consumo tienen en el hogar. Por ejemplo, un aparato eléctrico calificado con A+o superior es mucho más eficiente que el resto. Esto te ayudará en el medio plazo a ahorrar en las facturas energéticas.
  • Usar correctamente los electrodomésticos. Si queremos conseguir un mayor ahorro para la energía de la casa hay que aprovechar las horas valle para realizar ciertas tareas como poner la lavadora, planchar, hornear o utilizar el lavavajillas. Además, hay que evitar mantener la nevera o congelador abierto.
  • Apagar las luces que no se utilizan. Lo recomendable es usar la luz natural el mayor tiempo que se pueda. Por otro lado, en el caso de encender las luces de una estancia, se recomienda apagarlas antes de salir. Asimismo el uso de luminarias LED es muy recomendable porque su consumo es mucho menor.
  • Desconectar los aparatos que no se usan. Es recomendable que los aparatos que no se usan se desenchufen porque el modo «stand by» no es lo más idóneo. En este caso, el aparato está consumiendo aunque no nos demos cuenta. Es lo más habitual en los cargadores, ordenadores o televisiones.
  • Temperatura correcta en el hogar. No es un hábito fácil tener la temperatura adecuada en el hogar. Pero si se usan termostatos digitales lo recomendable es mantener el aire acondicionado o calefacción en 20 o 23 grados en invierno y 22 a 25 grados durante el verano.

En definitiva, el ahorro energético está muy ligado a nuestros hábitos dentro del hogar, por lo que la mejora de la eficiencia y el ahorro en el consumo están estrechamente ligados. No obstante, la posibilidad de contratar una tarifa de discriminación horaria, tal y como proponen algunas compañías, ofrece un gran número de ventajas para cualquier cliente.