Economía

La reforma outsourcing 2021 y cómo llevar un mejor control de nómina

06/05/2021

La reforma outsourcing 2021 y cómo llevar un mejor control de nómina

El pasado 23 de abril entró en vigencia el decreto de reforma outsourcing 2021, con el que se prohíbe la tercerización o subcontratación laboral por parte de empresas que pueden cumplir sus funciones operativas con empleados propios, sin tener que recurrir a otros para que hagan los trabajos que les corresponde realizar. Esto lleva a una serie de cambios en la administración, que incluye un mejor control de nómina, que se debe registrar de manera eficiente para todo el grupo de trabajadores.

En México siempre había sido muy común el sistema de subcontratación de empresas para que hicieran el trabajo que le correspondería realizar a la compañía principal que fue contratada para ejecutarlos, en una modalidad que se denomina tercerización o outsourcing, que va en perjuicio directo de la labor que efectúan los trabajadores y del Estado, que deja de percibir impuestos por la evasión que todo esto representa.

Pero esto ha cambiado desde el pasado 23 de abril, cuando se promulgó la reforma outsourcing 2021 con la que se prohíbe la modalidad de subcontratación laboral para evitar los abusos, defender los derechos de los trabajadores, y evitar la evasión de utilidades y tributos por parte de las empresas que aplicaban esta práctica.

 

¿En qué consiste la reforma?

El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó la reforma aprobada por el Congreso, que elimina esta figura laboral, al prohibir la subcontratación de personal a través de empresas intermediarias, las cuales pueden seguir funcionando como agencias de selección y reclutamiento de empleados, pero no deben ser consideradas patrones, por cuanto esa responsabilidad debe recaer sobre la compañía final en la que el trabajador trabaja.

La única manera de que una empresa pueda contratar a otra, es que necesite servicios especializados que no estén determinados en su objeto social, ni sean parte de su actividad económica principal, para lo cual deberá formalizarse un contrato por escrito en el que se determine la cantidad de empleados que participarán en los trabajos.

La reforma también contempla que las prestadoras de servicio permitidas deberán registrarse en la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (StyPS), y acreditar sus cargas fiscales y la seguridad social a favor de los trabajadores que tenga en nómina. Este registro será público y estará disponible en internet.

Un beneficio importante logrado para la clase trabajadora con esta reforma, es que la contratación de los servicios especializados deberá cumplir con todas las normativas de la Ley Federal del Trabajo, con lo que quedan protegidos los derechos de los trabajadores que participen en ellos.

Las empresas que sean contratadas para realizar esos servicios especializados e incumplan con lo establecido en la reforma y con las obligaciones en materia de seguridad social, en perjuicio de sus trabajadores, serán responsables solidarios con los trabajadores en la ejecución de sus contrataciones, y deberán afrontar las consecuentes sanciones y responsabilidades legales a las que haya lugar.

 

Un buen programa de nómina para mejor control

Toda empresa debe ajustarse a las nuevas disposiciones legales que prohíben el outsourcing y asumir la carga laboral de esos trabajadores subcontratados, y la mejor manera de hacerlo, es con un buen programa de nómina que ayude a gestionar eficientemente los registros de recursos humanos.

Estos software especializados son muy eficientes y útiles para integrar todas la áreas de recursos humanos y administración, vinculadas entre sí, en la gestión de la nómina de empleados, todo en tiempo real y online.

Con este tipo de programas, además de mejorar la gestión de la nómina, se pueden realizar cálculos automáticos eliminando la tradicional dependencia del programa Excel, que antes era la única manera de registro posible para el control de nóminas.

Además, estos programas ofrecen más interactividad con los trabajadores, al permitir que estos puedan reportar en tiempo real cualquier tipo de incidencia que pueda afectar a la productividad, para que la empresa pueda llevar a cabo cambios inmediatos para solventar cualquier problema.

En conclusión, con la nueva reforma outsourcing 2021, todas las empresas mexicanas deben adecuarse a los cambios y, en consecuencia, mejorar sus sistemas de control de nóminas para asumir la carga laboral de las personas que anteriormente eran subcontratadas, y la mejor manera de hacerlo es con un buen software especializado.