Economía

El futuro de las transacciones ya está aquí: iPhone permitirá pagar mediante Bitcoin

08/06/2021

El futuro de las transacciones ya está aquí: iPhone permitirá pagar mediante Bitcoin

Se lleva mucho tiempo hablando acerca de las inversiones en criptomonedas. Concretamente sobre el Bitcoin y cómo ha hecho ganar muchísimo dinero a las personas que han sabido invertir en el momento idóneo. Sin embargo, algo que siempre ha resultado complicado para los no iniciados en la materia, es cómo se puede llegar a utilizar en un contexto normal de mercado. Pues bien, respondiendo a esta última pregunta, se ha podido saber recientemente que iPhone permitirá las transacciones y los pagos desde el dispositivo.

El pago con Bitcoin a través de Bitpay

El Bitcoin es una moneda que no responde a ninguna de las necesidades del dinero físico, ninguna autoridad rige su control, por lo que se trata de una moneda virtual libre que permite su compra o venta, y que en un futuro inmediato será muy común utilizarla para la compra de bienes y servicios. La noticia que evidencia esta información, es la del servicio de Bitcoin Prime, con el que iPhone permitirá los pagos mediante esta criptomoneda desde el propio dispositivo. Que una compañía tan grande como el gigante de la manzana apueste por este tipo de servicio, dice mucho de la relevancia que han logrado alcanzar las criptomonedas, y en concreto, el Bitcoin.

Apple va a permitir también el pago con las tarjetas de débito tipo Bitpay, las cuales permiten convertir la equivalencia de las criptomonedas en el dinero tradicional que se precise (euros, dólares, libras, etc). Sin contacto, el pago en línea se efectuará por medio de la app, del mismo modo en el que hoy en día pagamos con la tarjeta desde el móvil. 

Esta opción será posible, no solamente en los teléfonos inteligentes de la compañía, también con sus ordenadores y smartwatches. Del mismo modo, este pago o sistema de transacción ampliará las fronteras de las criptomonedas, más allá del Bitcoin, permitiendo la utilización de altcoins u otras criptomonedas alternativas, como es el caso del Ether, USD Coin, Pax Standard y Binance USD, entre otras.

Un récord que parece no tener techo

El valor del Bitcoin se regula a partir de un algoritmo que no depende de ninguna superpotencia, conglomerado o país. Por ello, sube y baja, pero al final mantiene en sus momentos más álgidos unos niveles de crecimiento récord. La criptomoneda más famosa ha vuelto a alcanzar recientemente su máximo tras traspasar la barrera de los 50.000, es decir, que ha mejorado creciendo un 4% en el día, coincidiendo con la apertura matutina de los mercados asiáticos. Esta circunstancia lleva a confirmar esta serie de picos de aumento, pues es la quinta vez que alcanza un máximo en tan solo un año.

Aunque se genera una gran cantidad de ruido alrededor de que estos picos puedan ser el punto de inflexión para el estallido previo de una burbuja, la seguridad de que empresas como Apple adaptan sus servicios a estas criptomonedas es un síntoma tranquilizador. También la empresa del conocido Elon Musk, Tesla, ha apostado por las monedas digitales, primero confirmando que sus vehículos se podrán pagar con ellas y después ejerciendo la empresa una compra este mismo mes de 1.500 millones.

¿Estamos ante el nuevo oro o se trata de una moda digital que se desinflará con el tiempo? La realidad es que parece estar más cerca de lo primero que de lo segundo, al presentar su confianza empresas tan relevantes como Apple, Tesla, PayPal y Mastercard.  Apuesta seria, que adquiere la forma de un cambio de paradigma cuando negocios nacionales, como el banco de Kenia, han comenzado a utilizar el Bitcoin como una reserva de valor. Independientemente de ello, es cierto que otros modelos no quieren ofrecer esa confianza, rechazando este nuevo sistema de intercambio económico. El Secretario del Tesoro de América ha afirmado hace poco que el Bitcoin no llegaría nunca a los bancos centrales, circunstancia que provoca otras decisiones con efecto dominó, en las que bancos tradicionales prohíben y rechazan estas transacciones digitales.