Sociedad

Ventiladores de techo: una solución económica contra el calor

14/06/2021

Ventiladores de techo: una solución económica contra el calor

Con la llegada del verano y el buen tiempo son muchas las familias que ponen sobre la mesa la idea de comprar una solución para poner remedio a las olas de calor características de esta estación del año. Sin embargo, la apuesta por ventiladores de techo o un aire acondicionado sigue siendo una de las dudas que más dolores de cabeza provocan en estos meses de duro calor. Por ello, si formas parte de aquel porcentaje de la población que se muestra indecisa ante la compra de aire acondicionado o un ventilador, a continuación te dejamos algunos consejos para que descubras las ventajas que presenta este último.

Por qué elegir un ventilador de techo

La primera y gran ventaja de un ventilador de techo es su nula complejidad a la hora de instalarlo. Al no presentar ningún motor ni requerir sujeción que implique obra ni proceso de instalación, la sencillez y su impacto económico impulsan, cada día, a más familias a posicionarse a favor de esta alternativa. Además de ocupar poco espacio y ser una magnífica alternativa para habitaciones con espacio limitado, el ventilador de techo representa una solución sencilla y práctica como elemento decorativo.

En segundo lugar, el ahorro en el consumo energético constituye una de las razones más sólidas a la hora de decantarnos por un ventilador de techo, pues, un aire acondicionado, de manera general, puede presentar un consumo mínimo de 600 W. En cambio, un ventilador de techo apenas se sitúa entre los 50 y 80 W, reduciendo significativamente la factura eléctrica de tu hogar. Por otro lado, la sensación de frío provocada por el aire acondicionado es una de las causas más frecuentes de resfriados, dolores de garganta y malestar general en épocas de calor, ya que estos resecan el ambiente y potencian la aparición de síntomas y fiebre, especialmente en bebés y niños. De manera contraria, la función del ventilador de techo únicamente se resume en remover el aire ya existente en tu salón o habitación.

En esta línea, el incesable e incómodo sonido producido por el aire acondicionado es otro de los puntos a favor para la elección de un ventilador, pues su acción silenciosa asegura el descanso y la calidad de sueño de los usuarios. Este es uno de los motivos más recurrentes a la hora de encontrar un ventilador de techo adecuado para ti y tu familia.

Por último, la diferencia más abismal que impulsa a los usuarios a decantarse por un ventilador de techo reside en el coste. Mientras el ventilador de techo se sitúa entre los 100 y 200 euros en plataformas como Hogarsys, el aire acondicionado presenta una gran inversión que puede ir desde los 250 hasta los 700 euros aproximadamente, además de requerir costes adicionales como una instalación previa y un mantenimiento mínimo cada cuatro años, así como una limpieza periódica que plante cara a la producción de bacterias y moho.

En definitiva, estos son algunos de los motivos por los que un ventilador de techo puede ser la mejor solución para deshacernos del calor en nuestro hogar o trabajo sin volcarnos en una inversión disparatada y asegurarnos calidad y un aire fresco y saludable.