Sociedad

La Sierra de Gredos, paraíso ideal para ver el firmamento

29/06/2021

author:

La Sierra de Gredos, paraíso ideal para ver el firmamento

La Sierra de Gredos ha sido declarada recientemente Reserva Starligth por la calidad excepcional de su cielo nocturno y la luz de sus estrellas. Es la única reserva natural de Castilla y León con este certificado. La Sierra de Gredos se confirma, así, como destino ideal de vacaciones, donde además de observar el firmamento se puede hacer turismo rural, conocer su flora, su fauna y sus montañas; disfrutar de su gastronomía, admirar su cultura y recorrer sus pueblos.

La Sierra de Gredos, paraíso ideal para ver el firmamento, se convierte, de esta manera, en un lugar privilegiado donde pasar las vacaciones, ya sea en el verano o en otras épocas del año. Hacer turismo en Gredos es poder conocer sus asombrosos paisajes naturales, en los que se pueden realizar todo tipo de actividades inolvidables, turismo activo como recorrer distintas rutas a caballo, hacer rafting, senderismo, iniciarse en la escalada a alguna de sus montañas, turismo deportivo en general o, simplemente, relajarse apaciblemente en un spa.

Este enclave, con 28 municipios del entorno del Parque Regional de la Sierra de Gredos, es un conjunto montañoso que representa un verdadero “pulmón verde” para Ávila, Cáceres, Salamanca, Toledo y Madrid, que son las cinco provincias que abarca, de cuatro comunidades autónomas diferentes: Castilla y León (Ávila y Salamanca), Castilla – La Mancha (Toledo), Madrid y Extremadura (Cáceres). Abarca 86.236 hectáreas y su altitud máxima roza los dos mil seiscientos metros (Pico del Moro Almanzor).

Es, además, junto con los Pirineos, los Picos de Europa o Sierra Nevada, una de las “joyas de la corona” del turismo de montaña en nuestro país. Pero conocer el Parque de Gredos es más fácil, porque tiene la gran ventaja de que está situado en el centro de la Península, lo cual facilita su acceso desde cualquier punto de España.

El concepto de Reserva Starlight

La Fundación Starlight es una entidad con personalidad jurídica propia, creada por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Fue la promotora de la Conferencia Starlight, celebrada en la Isla de La Palma (Islas Canarias) en abril de 2007, que aprobó la Declaración en Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas.

El concepto Starlight Reserve, o Reserva Starligth, cuenta con el apoyo de organizaciones e instituciones como el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, a través de la iniciativa temática “Astronomía y Patrimonio de la Humanidad”.

En octubre de 2007 tuvo lugar el Encuentro “Concepto Reserva Starlight” en el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, en París. Se reconoció la importancia de promover la Declaración en Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas, a través de diferentes programas de la UNESCO. Se consideró que la contaminación lumínica contribuye al aumento de las emisiones de gases y al derroche energético y que debe ser considerada como un riesgo para el medio ambiente, y que el Cambio Climático representa una amenaza para los valores universales de los Sitios del Patrimonio Mundial.

En consecuencia, se estableció que una Reserva Starlight es un espacio en donde se establece un compromiso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas. Su objetivo es la preservación de dicha calidad del cielo nocturno y de los diferentes valores asociados, ya sean culturales, científicos, astronómicos, paisajísticos o naturales.

Los pueblos

De los 28 pueblos integrados en la Sierra de Gredos, hay algunos que destacan especialmente. Por ejemplo, Hoyos del Espino, desde el que iniciar algunas rutas a caballo hacia el Circo de Gredos. Es en esta localidad donde empieza el Parque Regional de la Sierra, a partir de El Puente del Duque, que cruza el río Tormes. O Villarejo del Valle, que cuenta con la piscina natural de El Vitillo y es el punto de partida de las rutas de senderismo. Tiene monumentos como la Iglesia de San Bartolomé, del siglo XV, y las ermitas de Nuestra Señora de Gracia y de San Antón.

Mombeltrán es otro pueblo con encanto, con su Castillo de los Duques de Alburquerque, en medio de la Sierra. O Cuevas del Valle, típico porque los balcones del pueblo suelen estar llenos de flores, sobre todo en las calles del Ayuntamiento Viejo, Real y de los Soportales. Hay un bosque jardín a orillas del Río Pasaderas. San Bartolomé de Tormes. Otro pueblo para visitar. Es uno de los más grandes de la Sierra de Gredos. En él hay una fuente natural y a 15 minutos está el Mirador Balcón de Gredos.

El Tiemblo. Uno de los pueblos más conocidos, por sus famosos cuatro toros vetones, esculpidos en grandes piedras de granito por los celtas, entre los siglos II y I antes de Cristo, en la edad de Hierro. Madrigal de las Altas Torres, donde nació Isabel la Católica, en el Palacio de Juan II, y con un perímetro amurallado declarado Bien de Interés Cultural y el Convento de Extramuros, donde murió Fray Luis de León. Hay quien sostiene que Madrigal de las Altas Torres no pertenece a la Sierra de Gredos, sino a La Moraña

Navarredonda de Gredos, muy típico por la trashumancia y por su arquitectura religiosa: Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Iglesia de San Benito, ermitas de la Virgen de las Nieves y de San Antonio… Varias rutas a caballo y de senderismo nacen en este pueblo hacia el Pico del Moro Almanzor. Navacepeda de Tormes, que tiene un pequeño puente romano conservado en perfectas condiciones.

Hay otros pueblos dignos de mención, como Heguijuela de Tormes, Piedrahíta, Candeleda, El Barco, Valle del Tiétar, Piedralaves, Mijares, Pedro Bernardo y Ortigosa de Tormes. Este último tiene, posiblemente, la mejor vista de Gredos.

Un incalculable valor biológico

Todos estos paisajes tienen una gran variedad de recursos naturales y especies animales y de flora. Hay hasta doscientas treinta especies animales distintas, como las cabras montesas, los buitres, águilas, venados, corzos, jabalíes…

En el entorno vegetal, destaca el piorno serrano, muy recomendable de ver durante su floración en junio, o los pinos.