Sociedad

Motocultor y motoazada: descubre para qué sirven y sus diferencias

29/07/2021
Foto del avatar

author:

Motocultor y motoazada: descubre para qué sirven y sus diferencias

A la hora de realizar tareas agrícolas, como el cuidado de un terreno o de un huerto, es importante contar con herramientas que faciliten estas labores. Hay que tener en cuenta que estos son trabajos que resultan complicados y pesados, por lo que la ayuda de la tecnología resulta muy de agradecer.

Y en concreto, existen dos máquinas que contribuyen a hacer mucho más sencillos estos trabajos: los motocultores y las motoazadas. A continuación se da toda la información necesaria para elegir la más adecuada en cada caso.

¿Qué es un motocultor?

Un motocultor es una herramienta que funciona con un motor de gasolina, a diésel o eléctrico, y que cuenta con una fresadora para labrar la tierra. También se denomina tractor de un solo eje, y es más completo que la motoazada.

¿Qué es una motoazada?

La motoazada es una herramienta que se utiliza para crear surcos en la tierra, con el fin de facilitar la siembra. Puede tener un motor eléctrico a gasolina, y contiene una fresa para batir y airear el terreno.

¿Cuáles son las diferencias entre un motocultor y una motoazada?

Existen tres grandes diferencias entre las motoazadas y los motocultores:

  • Dimensiones del terreno en el que pueden trabajar. Aunque ambas herramientas se utilizan para el labrado del terreno, los motocultores se pueden utilizar en terrenos de mayores dimensiones que las motoazadas.
  • Eje de ruedas. De forma contraria a lo que ocurre con las motoazadas, los motocultores disponen de ruedas, que en muchas ocasiones son neumáticas. Esto permite que sean más fáciles de desplazar. En cambio, las motoazadas se movilizan mediante el giro de las fresas.
  • Ancho de trabajo. El motocultor está pensado para realizar trabajos agrícolas de más extensión, por lo que cuenta con una estructura más ancha que la de la motoazada. De este modo, necesita menos pasadas al trabajar el terreno.

Características del motocultor

Al ser más potentes que las motoazadas, los motocultores están recomendados para trabajar parcelas con una extensión mínima de 500 m². Sus ruedas permiten desplazarlos de manera más cómoda, y emplear menos esfuerzo a la hora de trabajar, ya que simplemente hay que dirigirlos.

Con un motocultor se pueden realizar diversas tareas de agricultura, en las que antes era necesario emplear herramientas rústicas de materiales como el metal y la madera. Todo el proceso era manual, por lo que resultaba mucho más largo y tedioso.

En cambio, la versatilidad de los motocultores permite utilizar esta herramienta para segar, cortar césped y e incluso desbrozar. No obstante, todo ello irá en función de los accesorios que contenga.

Como se indicó anteriormente, los motocultores resultan ideales para realizar labores agrícolas en espacios especialmente extensos, lo que disminuye el esfuerzo necesario para conseguir un buen resultado, y mejora el rendimiento. Así pues, los motocultores son perfectos para trabajar campos de grandes dimensiones, debido a su ligereza y resistencia.

 ¿Cómo elegir un motocultor?

A la hora de escoger un motocultor hay que tener en consideración la profundidad y el ancho de trabajo, puesto que cuanto mayores sean estos aspectos, será más eficiente la manera de llevar a cabo las diversas labores. Del mismo modo, estas máquinas cuentan con distintas marchas para adoptar la velocidad necesaria.

Pero al margen de lo antes expuesto, para elegir el mejor motocultor en cada caso, y según las necesidades del terreno, es importante conocer cómo se clasifican estas máquinas.

Pues bien, en función del tipo de embrague que llevan, los motocultores se dividen en:

  • Motocultores de embrague seco. A corto plazo son más baratos, pero no ofrecen los beneficios que se encuentran en los motocultores con embrague bañado en aceite.
  • Motocultores con embrague bañado en aceite o multidisco. Estas herramientas son más rentables a largo plazo, por lo que es más conveniente invertir en ellos si el presupuesto disponible lo permite. Las ventajas de estos equipos son las siguientes:
    • Resultan más resistentes para ciertos tipos de aperos.
    • Su uso es más confortable.
    • Tienen un embrague más pequeño que el de los motocultores con embrague en seco.
    • Son más duraderos que los demás tipos de embrague.

Teniendo en cuenta el combustible que utilizan, se distinguen los siguientes tipos de motocultores:

  • Motocultores de gasolina. Estos son los más eficaces y habituales. A su vez se dividen entre motocultores de dos tiempos o de cuatro tiempos, de los cuales, estos últimos consumen menos combustible y requieren menos gasto en reparaciones. El motocultor a gasolina se utiliza sobre todo para trabajar en el suelo de forma superficial, en pequeñas explotaciones agrícolas. Son fáciles de arrancar, poco ruidosos, y disponen de un eje de ruedas. Sin embargo, su manejo precisa una cierta experiencia o conocimientos.
  • Motocultores de diésel. Existen pocos motocultores a diésel. En lo que a sus características se refiere, son muy similares a los motocultores a gasolina.
  • Motocultores eléctricos. Se utilizan tanto en pequeñas explotaciones agrícolas domésticas, como a modo de complemento del tractor en trabajos profesionales. Son silenciosos, baratos y tienen un fácil manejo. Además resultan duraderos, y fáciles de mantener. Su desventaja respecto a los motocultores que funcionan con combustible es que tienen menos potencia y autonomía, por lo que no están indicados en grandes superficies.