Sociedad

El top de mejores lavanderías demuestra cómo ha cambiado este servicio

21/09/2021

author:

El top de mejores lavanderías demuestra cómo ha cambiado este servicio

La digitalización está afectando a todo sector imaginable. Tras un año marcado por la pandemia, que ha llevado a tantos cierres de empresas y a tantas reinvenciones de negocio, ha quedado claro que el futuro está en el cambio, en poder innovar o buscar una nueva fórmula que sepa acertar con las necesidades de un usuario que ahora, más que nunca, se apoya en internet en su día a día.

Hay muchos sectores que han visto de cerca este fenómeno y lo han vivido en sus carnes. Y puede parecer extraño, pero uno de los que más ha notado esto es el de las lavanderías. Tanto es así, que se puede ver una clara diferencia entre las lavanderías modernas y tradicionales si se observan cuáles son las empresas de lavanderías con mejores resultados, las mejores en lo suyo.

¿Cómo son las lavanderías modernas?

Como informan desde Franchising, el modelo de lavandería moderna sigue las líneas del modelo tradicional, pero, sobre todo, presta especial atención a las necesidades del consumidor actual. Nuestro estilo de vida ha cambiado por completo, y más en el último año. Es importante valorar esto para poder ofrecer un servicio que encaje con el contexto en el que nos encontramos y que, sobre todo, sepa dar nuevas soluciones.

Una mayor presencia en el ámbito digital

El sector digital es algo que ya forma parte de nuestras vidas, y de forma totalmente indiscutible. Cogemos el ordenador y el teléfono móvil para hacer de todo, desde ver una serie hasta pedir comida a domicilio. ¿Por qué no íbamos a usarlo también para enterarnos de cómo lavar nuestra ropa o para contactar con una lavandería por internet? Sí, las lavanderías más punteras se mueven por el terreno online como pez en el agua, y eso mismo es lo que les ha dado tanta relevancia.

Como buen ejemplo de esto tenemos una firma como es Telelavo, que incluso ofrece una solución a domicilio en la que ahondaremos más adelante. A través de su página web, o incluso de una aplicación para móviles, permite al usuario enterarse de todos los servicios que ofrece, horarios, disponibilidad, tarifas y toda la información que pueda necesitar sobre cómo pueden lavar su ropa.

Este acercamiento a internet es imprescindible. De hecho, hay marcas que también aprovecharn para potenciar su presencia en redes sociales, lo que les permite acercarse a una mayor audiencia y explorar incluso más frentes. Es un terreno que no se puede ni se debe descuidar, ya que está demostrando que funciona perfectamente.

El modelo del autoservicio va ganando terreno

Parece algo propio de una película estadounidense, pero lo cierto es que su popularidad crece por momentos. El modelo de la autolavandería cada vez está más extendido y se llega a ver incluso en las localidades más pequeñas. Marcas como Mi Lavandería han conseguido una posición bastante interesante en el terreno de la lavandería gracias a facilitar a los interesados las instalaciones necesarias para lavar las prendas que quieran.

Un servicio especialmente interesante para quienes quieran ahorrar en luz o tengan una lavadora demasiado pequeña como para poder lavar prendas o tejidos grandes. Sea como fuere, su combinación de autonomía, facilidades y ahorro es lo que ha hecho que vaya ganando en popularidad en España durante los últimos años.

Y sí, es un modelo compatible también con el de lavandería tradicional o incluso con las soluciones digitales. Puede estar disponible como complemento y ofrecer detalles sobre el uso de sus máquinas, recomendaciones de lavados o incluso disponibilidad horaria a través de internet.

Servicio a domicilio

Esta propuesta es una que ha puesto en marcha y ha explotado la firma de Lavanderías Mr Jeff. Su gran propuesta no solo mira al terreno digital, sino que también tiene muy presente el marco pandémico en el que nos hemos encontrado y seguimos encontrando. El cliente solo tiene que solicitar el lavado de sus prendas, indicando el domicilio donde deben recogerse y cualquier posible preferencia que tenga a la hora de su limpieza.

Tras esto, un profesional acude a la dirección indicada a recoger el pedido en una bolsa y se lo lleva a las instalaciones de la lavandería. Su compromiso con la clientela es tal que, en un plazo máximo de 48 horas, las prendas deben estar de vuelta en el domicilio completamente limpias. Un servicio rápido, cómodo y, sobre todo, seguro. Para quienes quieren evitar al máximo posible el contacto con otros o estar en entornos cerrados, es una vía única y muy útil.

Este formato ha explotado en el último año en varios países de todo el mundo. Tanto es así que su máximo representante, la marca que hemos mencionado ya, es considerado uno de los más innovadores del sector de la lavandería. Su fórmula, aparentemente, es sencilla, pero acierta de pleno con las necesidades del usuario moderno ofreciéndole rapidez, comodidad y, sobre todo, protección y buenos resultados.