Sociedad

Tatuaje para principiantes: claves para empezar a tatuar desde cero

11/11/2021

Tatuaje para principiantes: claves para empezar a tatuar desde cero

Convertirse en tatuador profesional es una alternativa laboral que consideran cada vez más personas de todas las edades. Los mejores artistas de la industria comenzaron desde cero aprendiendo las claves del tatuaje para principiantes.

Desde hace millones de siglos, el tatuaje ha servido como medio de expresión para numerosas culturas, así como un elemento estético capaz de adornar y embellecer el cuerpo. Aunque hasta hace unos años, los tatuajes aún eran considerados tabú, la realidad es que actualmente, quienes llevan este tipo de arte permanente sobre la piel son considerados personas creativas, con carácter y mucha personalidad.  

Por esta razón, en los últimos años, la demanda de arte corporal ha crecido exponencialmente a nivel global. Jóvenes y adultos buscan inspiración para nuevos tatuajes en Pinterest e Instagram, por lo que no hay mejor momento que el actual para aprender a tatuar.

Principales aspectos a tener en cuenta para empezar a tatuar

No es un secreto que ser tatuador tiene excelentes salidas profesionales, sin embargo, para convertirse en todo un profesional hace falta mucho más que tener creatividad y buenas habilidades de dibujo.

Por ejemplo, el kit de tatuaje para principiantes tiene todo el equipo que un artista nuevo puede necesitar para comenzar. Asimismo, es importante señalar que, como en muchos otros aspectos de la vida, la práctica constante es clave para convertirse en un buen tatuador.

A continuación se presentan algunas de las principales claves para empezar a tatuar desde cero.

Practicar las habilidades artísticas y técnicas

Un buen tatuador es mucho más que alguien que maneja con soltura la máquina de tatuar. Quienes deciden hacerse un espacio en el mundo del arte corporal permanente, necesitan mejorar y practicar habilidades artísticas, como el dibujo, la pintura o el arte digital.

Por otro lado, también es fundamental comenzar a conocer y poner en práctica algunas de las numerosas técnicas del mundo del tatuaje, ya que el tatuaje para principiantes requiere del empleo del delineado, letras, sombreado, colores, entre otras técnicas.  

Convertirse en aprendiz

Erróneamente, algunas personas consideran que el tatuaje para principiantes es un camino fácil y sencillo, porque no requiere de educación universitaria. La verdad es que, como todo oficio, quienes deseen convertirse en los mejores tatuadores profesionales, deben invertir tiempo y dinero en su formación.

Una de las mejores formas de comenzar a conocer todo lo que conlleva este apasionante y creativo oficio, es pasar un período de aprendizaje. Ser aprendiz de un estudio de tatuajes local no solo proporcionará los conocimientos necesarios para empezar a tatuar desde cero, además, será esencial para desarrollar habilidades artísticas y técnicas, así como para establecer relaciones y conexiones profesionales.

Practicar sobre superficies

A diferencia de la arcilla, la madera y otros materiales, la piel es uno de los lienzos más difíciles de trabajar, debido a que se debe lidiar con cicatrices, quemaduras, arrugas o pliegues. Por esta razón, los especialistas aseguran que el tatuaje para principiantes debe iniciarse sobre superficies alternativas a la piel.

Anteriormente, los tatuadores utilizaban alimentos como patatas o limones para probar sus habilidades con la aguja. No obstante, ahora es posible conseguir piel falsa en el mercado de materiales como piel de cerdo, silicona, PVC o caucho.

Comprar las herramientas y el equipo necesario

Por último, pero no menos importante, los artistas principiantes deben invertir en equipos y herramientas adecuadas para realizar sus obras de arte sobre la piel. Para comenzar, es necesario tener una máquina de tatuaje, tintas de distintos colores, una buena fuente de alimentación, guantes desechables, puntas, ojales, cepillos de limpieza para las puntas, puños y bandas elásticas.

La industria del arte corporal continúa creciendo de forma exponencial, por lo que aún es muy buena idea convertirse en tatuador profesional. Aunque cada artista recorre un camino único durante su proceso de formación, es importante recordar que el tatuaje para principiantes es un arte que requiere de muchos años para dominarlo, y no está exento de errores, trabajo duro y muchas horas de práctica.