Sociedad

Tuberías atascadas: ¿por qué se obstruyen?

08/02/2022

Tuberías atascadas: ¿por qué se obstruyen?

Los atascos de tuberías son un problema común, que de no ser tratados de forma adecuada, puede escalar a una situación más compleja, lo que se puede traducir en una mayor inversión para solventarla. En ese proceso, resulta indispensable contar con profesionales especialistas en el área de desatascos, mantenimiento y limpieza de tuberías.

Dependiendo de la situación, desatascar un fregadero muy obstruido puede ser todo un reto, y si bien lo ideal es poner en práctica ciertos hábitos para evitar este problema, en algunas ocasiones será necesario contratar servicios profesionales. Y es que las tuberías atascadas no solo son molestas, sino que además, se trata de un problema sanitario considerable que puede afectar a la salud de quienes viven en la casa.

¿Por qué se obstruyen las tuberías?

Todos, en algún momento, hemos experimentado la obstrucción de tuberías en casa, siendo las del fregadero, la ducha, el lavamanos y el inodoro las más comunes. Hay muchas razones detrás de ello, pero casi siempre son los hábitos, los que contribuyen a empeorar el problema. Muchos residuos que bajan por esas tuberías no se deshacen y comienzan a acumularse, a ello se le suma el hecho de que, si las tuberías son muy viejas, la obstrucción se genera aún más rápido. 

A continuación compartimos contigo las principales razones que contribuyen a la obstrucción de las tuberías en casa:

  • Tuberías viejas: las casas con tuberías muy antiguas suelen presentar este problema con mayor frecuencia y esto se debe a los materiales de la tubería, los cuales no permiten que pasen tan bien los residuos y se queden acumulados. Además de la antigüedad de las tuberías, también se le suman, en muchas ocasiones, problemas estructurales que no permiten el libre flujo del agua como corresponde. 
  • Residuos de alimentos: la otra gran razón detrás de los atascos de tuberías caseras y también la más común, es la eliminación de residuos a través de las mismas. Muchas personas tiran en el fregadero los residuos de alimentos, que por muy pequeños que parezcan, poco a poco se van acumulando. También es relativamente común, verter restos de aceite y otro tipo de sustancias, que contrariamente a lo que se cree, no fluyen de forma correcta a través de las tuberías y se acumulan. 
  • Restos de jabones, pelos y detergente: en el caso de los lavamanos y las duchas, las razones detrás del atascamiento pueden ser los residuos de jabones, detergente y pelos. Dichos pelos, de hecho, son la principal razón de atascamientos en las duchas y requieren de una limpieza profunda para eliminarlos, porque estos simplemente no bajan, sino que se quedan enredados y se van acumulando hasta que no permiten el paso del agua.
  • Papeles: en el caso de los inodoros, lanzar papel o elementos que no sean adecuados para bajar por los mismos, como puede ser el caso de muchas toallitas húmedas, así como cualquier otro tipo de producto o sustancia similar, contribuyen al atascamiento. 

Mantener las tuberías limpias y libres es muy necesario por comodidad, pero sobre todo por salud e higiene. Por ello, si necesitas atención profesional, definitivamente debes considerar a Hidro Zaragoza, expertos en el mantenimiento y la limpieza de tuberías, así como también en el cuidado, inspección y saneamiento de alcantarillas. 

La forma más sencilla de evitar los atascos de tuberías en casa, simplemente, es haciendo pequeños cambios de hábito, como evitar lanzar residuos y líquidos en las tuberías, como alimentos, jabones, aceite y detergente. Adicionalmente, se deben colocar filtros para capturar la mayor cantidad de residuos que siempre se pueden escapar y hacer limpiezas preventivas de mantenimiento. 

¿Cómo saber en qué momento comienza a atascarse una tubería?

Las tuberías suelen dar señales inequívocas de que comienzan a atascarse, el problema es que casi nunca prestamos atención a esas señales, y simplemente las ignoramos hasta el punto de que el problema puede aumentar mucho más. 

A continuación compartimos las señales tempranas del atasco de un tubería:

  • Ruido: el ruido de una tubería que comienza a atascarse, aunque el agua en la superficie pueda fluir con relativa normalidad, es de burbujeo. Este sonido se produce cuando el agua pasa entre los residuos acumulados, pero el nivel de acumulación todavía no llega a ser tan grave como para la acumulación del agua en la superficie. 
  • Problemas para el desagüe: otra señal inequívoca de problemas en una tubería, es cuando el agua tarda un poco en fluir y se queda acumulada, al menos por un rato, en la superficie. Si bien el atasco, en este punto no es completo, sí comienza a ser significativo.
  • Malos olores: otra señal inequívoca del atascamiento de tuberías son los olores, especialmente en áreas como el fregadero. Los malos olores se generan por la acumulación de restos de comida en descomposición. 
  • Insectos y otros animales: la presencia de insectos, especialmente de cucarachas y de otros animales como las ratas, también pueden ser una señal del atasco de las tuberías. Estos animales suelen estar dentro de las tuberías, pero al encontrar un atasco, buscarán la forma más rápida de salir a la superficie, y probablemente esa salida más próxima sea algún desagüe de tu casa. Si bien la presencia de estos animales también puede deberse a otros factores, si hay un aumento de los mismos, no será descabellado hacer una revisión y limpieza profunda en todas las tuberías en casa. 

Además de cambiar los hábitos de comportamiento, es recomendable siempre hacer limpiezas preventivas de las tuberías, porque así nos aseguraremos de que las mismas se mantendrán en perfectas condiciones pese al paso del tiempo. En las casas o edificios más viejos, ese mantenimiento es aún más importante, para evitar otro tipo de problemas de mayor gravedad y dificultad al querer solventarlos.

Evitar tirar residuos de alimentos, restos de jabones, aceites calientes, detergentes y colocar filtros, son algunas de las soluciones que podemos implementar en casa para evitar este tipo de problemas, así como también prestar atención a las señales tempranas del atasco de una tubería. Hacer limpiezas preventivas de la mano de profesionales también es otra opción a considerar. Las tuberías, aunque no las vemos, también requieren de  un buen mantenimiento para el óptimo funcionamiento de nuestro hogar.