Sociedad

Qué tipo de prótesis elegir

17/03/2022
Foto del avatar

author:

Qué tipo de prótesis elegir

Las prótesis dentales cumplen funciones estéticas, ya que ofrecen una boca sana y completa, pero también evita que se mueva el resto de dientes que tienden a ocupar los espacios vacíos, solucionan problemas en la masticación, reducen los casos de enfermedades periodontales, previene la caries y la sensibilidad en los dientes y facilita la higiene buco dental. Es, por tanto, un trabajo necesario para todos aquellos que carecen de algún diente

Una prótesis dental no es otra cosa que una refracción, modificación o arreglo de un diente que se haya desgastado en exceso o roto directamente. Con este tipo de aparatología, se logra eliminar los espacios vacíos que puedan quedar en la boca al crear un elemento prácticamente idéntico a la pieza original. El objetivo es que se adapte lo mejor posible a este hueco que ha quedado y que puede deformar la dentadura en su conjunto.

Para llevar a cabo este tipo de trabajo solo hay que confiar en profesionales con la más alta cualificación, experiencia y con la garantía de manejar las más innovadoras máquinas dentales. En este sentido, cabe señalar que en Barcelona se localiza el laboratorio dental Pejoan, líder indiscutible en la creación de prótesis dentales digital. No hay que olvidar que se deben dominar las técnicas necesarias para llevar a cabo trabajos en los dos tipos distintos de prótesis dentales que existen; las fijas y las removibles.

Las prótesis fijas

Como su propio nombre viene a indicar, este tipo de trabajo dental es de los que no se podrán retirar sin ayuda de un dentista. Es decir, que en el caso de que quieran ser desalojadas, el paciente no estará capacitado para llevar a cabo la maniobra. Esta fórmula permite tres posibles variantes.

Las prótesis fijas sobre implantes

También llamadas prótesis implanto – soportadas, están constituidas por una parte por una estructura protética fijada en los implantes colocados con anterioridad, usando tornillos o cemento, que irán colocados en los huesos maxilares. Este tipo se utiliza en tratamientos de odontología restauradora, gracias a la cual se va a recuperar la estética y la funcionalidad de absolutamente toda la arcada.

Las prótesis híbridas sobre implantes

Muy parecida a la anterior, pero la fijación de los implantes se va a combinar con la superficie de la mucosa de la encía de forma que se ajuste la prótesis. Está especialmente recomendada para aquellos pacientes que posean una buena reabsorción ósea. Este segundo tipo de prótesis dental está fabricado a partir de materiales acrílicos, por lo que el paciente deberá acudir periódicamente al odontólogo para pasar por controles higiénicos. En esta consulta, el profesional la extraerá, la higienizará para mantenerla en buen estado y volverá a colocarla.

Las coronas (puentes fijos dentosoportados)

Este es el sistema que se utiliza cuando son uno o más dientes los que hay que restaurar. El proceso es muy sencillo, ya que la prótesis se colocará sobre los dientes ya tallados, quedando como único apoyo, los mismos dientes. Esta corona se lleva a cabo tomando impresiones del resto del aparato dental para conseguir una mayor naturalidad en tamaño y color. Pueden utilizarse como material para su construcción las de zirconio, que ofrecen una mejor biocompatibilidad, o las de metal y cerámica, que son más económicas.

Las prótesis removibles

En este caso, sí podrá el propio portador de la prótesis quitarla para someterla a procesos de higienización. Suele ser bastante recurrente, ya que existe un buen número de pacientes que no pueden someterse a procesos de implantes dentales fijos. En cualquier caso, es la opción que se recomienda para aquellos que deben recuperar todos los dientes, ya que cubre todo el hueso donde se localizaban los dientes originales (cresta ósea). Estas prótesis, también denominadas como mucosoportadas, al asegurar la sujeción por la composición de la prótesis y por la propia encía, se llevan a cabo a partir del sistema conocido como inducción, el motivo es que, de este modo, se consigue una mayor y más duradera resistencia.

Un área desdentada

Esto no significa que este proceso no pueda aplicarse a aquellas personas que aún mantengan dientes en la arcada, es decir, si solo está parcialmente desdentada. Lo que ocurre en estos casos es que la prótesis a colocar será parcial removible de resina o mucodentosoportadas. Estas se sujetarán a través de la encía en la boca, ayudada, a su vez, por unos ganchos metálicos atados a los dientes adyacentes.

Varias áreas desdentadas

Por último, si no es una sino varias las zonas que se encuentran en este estado de falta de dentición en una arcada, se recurre a la llamada prótesis removible esquelética. Estos sistemas se han diseñado especialmente para solucionar este tipo de problemas al contar con una estructura de diferentes aleaciones metálicas. Es un modelo que permite una mayor fijación sin tener que recurrir a los incómodos ganchos. Los que usa son conectores con forma de machihembrado, donde la hembra irá conectada al diente y entrará en conexión con la prótesis donde se instalará el conector macho.