Sociedad

Comprar en Wallapop cumpliendo con Hacienda

12/04/2022

Comprar en Wallapop cumpliendo con Hacienda

Cuando se acerca la época de la Declaración de la Renta, muchos se preocupan por cómo será el resultado cuando presenten sus datos del año anterior. Para personas físicas no suele ser complicado, puesto que el sistema reconoce automáticamente los ingresos por el trabajo cuando se nos da de alta o de baja en la seguridad social. Pero ¿qué ocurre cuando realizamos compras o ventas de segunda mano en Wallapop?

La realidad que no muchos conocen es que la compra de productos usados no está exenta de declaración y pago de impuestos. ¿Cuáles son las obligaciones fiscales que debemos cumplir cuando realizamos transacciones en plataformas de segunda mano como Wallapop?

Wallapop avisa desde su plataforma que cuando se vende algún artículo por un precio superior al de compra hay que notificar ese beneficio en la declaración de impuestos. Esto sucede habitualmente cuando se venden productos limitados o de coleccionista, los cuales van incrementando su valor con el paso del tiempo, como es el caso de las monedas y sellos.

Antes de nada, debes tener en cuenta que nuestros consejos son generales, pero cada caso puede tener características peculiares. Por ese motivo te recomendamos acudir a expertos como Atc asesoria para que te asesoren y te asegures de declarar todo lo que debes en tu declaración de la renta anual. Particularidades aparte, te contamos lo que debes saber en cuanto a comprar en Wallapop de forma legal.

Comprar en Wallapop de forma legal

El ministerio de Hacienda ha dejado claro que todo vendedor de Wallapop debe declarar sus ganancias y tributar por ellas. El porcentaje varía entre el 19 % y el 26 % dependiendo de los beneficios obtenidos. Pero si se trata de un vendedor habitual y tiene ingresos regulares que superan el SMI, debe estar dado de alta como autónomo y realizar sus declaraciones pertinentes como cualquier otro negocio.

Ahora bien, ¿qué ocurre con los compradores a través de Wallapop?

La realidad es que los compradores en Wallapop también están obligados a pagar un impuesto. Esto es así porque las compras de artículos usados también deben incluir el IVA, como ocurre con los productos nuevos.

El impuesto que cualquier comprador de Wallapop debe pagar es el de transmisiones patrimoniales (ITP) y, dependiendo del precio, puede oscilar entre el 4 y el 8 % del valor del producto. Este impuesto es más conocido por la mayoría cuando hay que comprar o vender un piso o un coche, pero también aplica a artículos de poco valor que se venden por Internet o en persona.

Para pagar este impuesto hay que utilizar el modelo 600 durante los treinta días siguientes a la transacción y presentarlo en Hacienda, tanto a través de sus oficinas como por medios telemáticos.

Con este procedimiento, Hacienda pretende que tanto vendedores como compradores que usan plataformas como Wallapop escondan su actividad económica como simples transacciones entre particulares. Quizás no nos llegue una investigación si realizamos compras aisladas, pero si somos compradores o vendedores recurrentes y con precios elevados, es mejor declararlo todo y no correr riesgos.