Sociedad

Descubre una asesoría para ti que quieres emprender

26/05/2022

Descubre una asesoría para ti que quieres emprender

Madrid es el centro de la innovación en España. Es la capital del país y eso se nota a la hora de hacer negocios, de manera que las empresas que tienen que ver con la red y con las nuevas tecnologías casi siempre llevan allí su sede.

Por eso no es extraño que Delvy, una asesoría emprendedores Madrid, tenga uno de sus despachos en la ciudad, alrededor de un ecosistema de emprendedores que no tiene comparación en el resto del país.

Se encargan de todas las facetas legales del negocio

Los emprendedores se tienen que dedicar a los negocios, sin tener que preocuparse de los aspectos legales, que son cosa de los abogados para pyme especializados, los cuales deben lidiar con la maraña administrativa de nuestro país.

Las leyes suelen ir por detrás de las innovaciones y por eso los emprendedores deben de estar asesorados en todo momento, tanto en el aspecto mercantil como en el laboral, la gestión contable y en especial con la fiscalidad.

Ahora mismo, la fiscalidad que tenemos en España puede marcar la diferencia entre que una empresa sea rentable o tenga que cerrar, y de ahí la importancia de contar con expertos que nos permitan pagar lo menos posible, siempre dentro de los cauces legales.

¿Es nuestro producto vendible?

Un emprendedor solo piensa en sacar el mejor producto al mercado, en competir por ser el número uno y en superar a la competencia, pero a veces encuentra barreras legales, que incluso impiden que lo ponga en el mercado.

Estos abogados tienen mucho que decir en este aspecto, ya que le indicarán si es posible venderlo y cómo hay que hacerlo, pues hay regulaciones que cumplir, en especial en sectores más “delicados” como el de la salud o el de la alimentación.

Así, no es extraño tener que inscribirse en registros públicos, solicitar permisos a varios organismos, incluir de manera obligatoria cierta información en las etiquetas, etc.

El problema de las licencias de apertura

La mente de una persona innovadora funciona a gran velocidad, de manera que olvida los ritmos de la administración, los cuales son propios de otro siglo.

De este modo, a la hora de poner en marcha una idea se suelen olvidar de los trámites más prosaicos, como pedir una licencia de apertura si se necesita un local abierto al público, la cual puede tardar demasiado si no se cuenta con un buen asesoramiento que lo acelere todo.

Protegen nuestros activos intangibles

¿Cómo se protege algo que no se ve, que no se puede tocar y no está presente? Hablamos de cosas como el know-how de la empresa o incluso de un algoritmo que consigue que una start-up valga millones.

No es sencillo hacerlo y menos defenderlo ante un juez con un abogado que no tenga conocimientos en este aspecto, de modo que en Delvy nos ayudan con estos problemas a la hora de defendernos contra otras empresas que quieren copiarnos o incluso de socios desleales que quieren usar la información y el conocimiento para hacernos competencia.