Sociedad

El peligro de las fugas de agua en el hogar

30/05/2022
Foto del avatar

author:

El peligro de las fugas de agua en el hogar

Los escapes de agua son más habituales de lo deseable, un problema que puede darse en cualquier tipo de inmueble, localizándose especialmente en las zonas de la cocina, el baño, los aparatos de calefacción y aire acondicionado. Detectarlas estas vías de escape a tiempo y solucionarlas evitará que los problemas causados por las fugas de agua se agraven y acaben perjudicando la estructura de la propia vivienda, e incluso las de los vecinos

Las fugas de agua que se producen en las instalaciones de tuberías del hogar, en las piscinas, zonas de calderas, y en general en cualquier parte de los edificios con acometida de fontanería, pueden causar grandes catástrofes, por pequeñas que sean en un principio, si no se les pone remedio. Aunque el mantenimiento es siempre la mejor forma de evitarla, es necesario actuar con presteza una vez que se detectan, contactando con un profesional.

Los principales motivos por los que aparecen estas fallas son por una mala instalación, por antigüedad en los materiales o por un deterioro debido a un mal uso. Es importante estar atentos a las señales y llamar a un Fontanero Barcelona o cercano al lugar de residencia inmediatamente, de confianza, que tenga las suficientes referencias positivas como para que lleve a cabo un buen trabajo.

Cómo detectar una fuga de agua en el inmueble

Para descubrir una fuga hay que estar atentos a las paredes y los suelos del hogar. Hay que observar las paredes por si se ha levantado la pintura, han perdido color por algunas zonas o aparecen manchas de humedad. Son tres señales claras de que alguna tubería está perdiendo agua. La segunda señal de alarma si no se ha visto ninguna de estas señales es una subida alarmante del gasto en la factura del suministro de agua.

Como ya se ha comentado, ante la más mínima sospecha de algún tipo de fuga, lo más recomendable es llamar a un fontanero Badalona o de Barcelona, que tenga, en definitiva, su ámbito de actuación cerca del lugar de la incidencia para solucionar el problema cuando antes, evitando que llegue a causar daños importantes.

Problemas que originan las fugas

Las fugas de agua se originan por diferentes problemas, entre los que destacan las presiones excesivas, las roturas de instalaciones viejas o deterioradas, las heladas… Aunque, el desgaste por el paso del tiempo es el principal causante.

El principal inconveniente de las fugas de agua es que, en muchas ocasiones, pasan desapercibidas. Lo que podría ser una pequeña incidencia se va transformando hasta llegar a presentar las más graves consecuencias para la propia vivienda o aquellas colindantes. Estas fugas ocultas, poco a poco, provocan deterioros importantes que pueden incluso acabar con derrumbes en las estructuras de madera y otros materiales por no estar preparados para soportar la humedad constante.

El problema de las fugas, además de los costes por los daños causados, también provoca pérdidas económicas por el derroche de agua y un claro perjuicio al medio ambiente.

Consejos para evitar las fugas en casa

Las medidas preventivas son siempre la mejor manera de evitar que los problemas aparezcan. Además de contar con los profesionales para realizar revisiones periódicas en los inmuebles o cambiar las instalaciones demasiado obsoletas, hay una serie de acciones que se pueden llevar a cabo en el día a día y ayudan a prevenir las fugas en el hogar.

Desagües

Es importante vigilar periódicamente el estado de los desagües comprobando que no estén obstruidos. Los hogares en los que conviven mascotas son más propensos a sufrir atascos en los desagües debido a la acumulación de pelo. Por este motivo, es necesario limpiarlos con regularidad y comprobar que funcionan correctamente.

Grifos y cisternas

Así mismo, hay que estar atentos a las señales, si un grifo gotea u la cisterna del váter pierde agua demasiado rápido es que algo no funciona correctamente. Son avisos de una posible fuga a la que se le debe prestar la atención que se merece para solucionarlo cuanto antes y, de este modo, evitar reparaciones más costosas.

Igualmente importante es evitar utilizar el inodoro como papelera, pues, aunque está preparado para deshacer el papel higiénico, no es recomendable tirar pelos, restos de suciedad u otro tipo de desechos que pueden causar fácilmente una obstrucción. Lo ideal es no arrojar nada que no sea biodegradable por el baño.

Sustancias abrasivas

Las sustancias abrasivas a la hora de limpiar también pueden producir un desgaste importante en las tuberías, por lo que es mejor evitarlos a la hora de limpiar el baño o la cocina.

Detector de fuga

Se trata de una inversión a largo plazo que se encarga de detectar una fuga cuando se está fuera de casa. Es muy útil para detectar los problemas a tiempo y evitar que estos se agraven.

Cerrar la llave de paso

Cuando uno deja la vivienda por unos días para irse de vacaciones o por cualquier otro motivo, lo mejor que se puede hacer es cerrar la llave de paso. Es la única garantía para que no tenga que llamar algún vecino alertando de que hay una fuga de agua y haya que volver apresuradamente.

Estas son algunas de las recomendaciones más básicas y muy útiles para prevenir las fugas y así no tener que sufrir las complicaciones derivadas de ellas. En cualquier caso, si aparecen, lo mejor es llamar rápidamente a los profesionales de la fontanería para atajar el problema.